13.2 C
San Pedro
sábado, abril 17, 2021

La Policía Local provocó cruces entre oficialismo y oposición

Los ocho concejales que no pertenecen a Cambiemos firmaron el proyecto de ordenanza para crear un “procedimiento de transparencia” que permita “observar e impugnar” los 100 legajos de los cadetes de la Policía Local. En el Gobierno sostienen que hicieron todo “como ordenó Provincia” y creen que hay “una movida política” en el tema. En el Concejo buscan apoyo en el oficialismo para aprobar la propuesta.

Publicidad

 

Las quejas de los que quedaron afuera de la Policía Local fueron atendidas por los concejales de la oposición, que presentaron un proyecto de ordenanza que busca crear un procedimiento de “transparencia” para disipar las sospechas que deslizaron los aspirantes que no fueron seleccionados entre los 100 que cursan la instrucción para formar parte de la nueva fuerza de proximidad, que en febrero estarán en la calle.

Publicidad

La polémica surgió cuando un grupo de jóvenes elevó sus reclamos tras ser informados el mismo día de la ceremonia inaugural de la Policía Local, minutos antes de que el intendente se dirigiera a los cadetes.

Los concejales de la Comisión de Seguridad recibieron la inquietud y se plantearon la posibilidad de presentar un pedido de informe, pero decidieron elevar un proyecto de ordenanza para crear un mecanismo de control.

De ser aprobada, la ordenanza obligará al Ejecutivo a “publicar el listado del total de los aspirantes, a poner a disposición los legajos completos de cada uno” para que “las organizaciones no gubernamentales, y demás entidades” pueda, a través de “escrito debidamente fundado y documentado”, presentar “las observaciones y/o impugnaciones que estimen pertinentes”.

De la misma manera, podrán “requerirse opinión fundada al Ministerio Público Fiscal y/o Poder Judicial”. Diez días después, el Gobierno “resolverá sobre la oportunidad, mérito y conveniencia de la incorporación o no del aspirante”.

Un debate político

“Se han detectado irregularidades en el proceso de selección de aspirantes”, dicen los ediles opositores en los considerandos del proyecto, propuesto para evitar “toda posibilidad de efectuar designaciones arbitrarias e inmerecidas fundadas en razones políticas, egoístas y personales”.

El proyecto lleva la firma de los ocho ediles opositores: Ariel Ramanzini, Patricia Rocca y Fernando Espíndola, del Frente Renovador; Rodolfo Trelles, Damián Mosquera y Florencia Sánchez por el Frente para la Victoria; y los que integran monobloques, Dalmy Butti y Américo Quintana.

La Comisión de Seguridad la completan los oficialistas Horacio Neyra, Andrea Maroli, Juan Garavaglia y Matías Franco, todos del sector más próximo al intendente y al partido Fe.

Para la oposición, no aprobar este proyecto implicaría “llevar a cabo un procedimiento oculto y secreto sin participación alguna del pueblo y por lo tanto antidemocrático”, por lo que solicitaron al oficialismo que acompañe. En el Concejo, podrían tener buena recepción en los que acostumbran a acompañar propuestas que tiendan a la transparencia.

El debate político quedó instalado ya que el Frente Renovador y Dalmy Butti solían acompañar todas las iniciativas del oficialismo, pero ahora firmaron un expediente que plantea que fue propuesto para lograr “la reconstrucción de la legitimidad y credibilidad de las acciones de gobierno sin que exista duda alguna respecto de las designaciones a efectuar”, lo que indica que, para la oposición, el Ejecutivo perdió “legitimidad y credibilidad”.

Para el gobierno, “no hay dudas”

Para el Ejecutivo la propuesta es de “democratizar la información” pero “hay que tener cuidado”, según dijo el Secretario de Gobierno Silvio Corti en declaraciones vertidas ayer a APA.

En el Gobierno de Cecilio Salazar, desde el intendente hasta el último funcionario con responsabilidades sobre el tema, sostienen que el procedimiento de selección fue correcto y de acuerdo a lo que prescribió la Provincia.

Corti minimizó el reclamo de la semana pasada, al señalar que “hubo 6 personas de 300 que quedaron afuera que armaron una polémica que le sirvió a los sectores políticos para decir que no estamos haciendo las cosas bien. Bueno, es el juego de la política”, señaló.

El funcionario encabezó la reunión de la semana pasada en la que les informaron los motivos a quienes habían pedido explicaciones. Los aspirantes rechazados se fueron disconformes porque esperaban hablar personalmente con el intendente.

“Pudimos demostrarles a esos chicos y chicas por qué quedaron afuera. Tenían sus dudas y se las explicamos. Pero siempre tiene más vuelo la polémica que la razón”, analizó Corti, quien reconoció que “faltó exponer o comunicar algunas cosas de otra manera”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias