13 C
San Pedro
domingo, junio 13, 2021
spot_img

La plaza Belgrano puso en jaque a Carlos García

Los vecinos se quejaron por la presencia de personas en situación de calle y el Secretario interino de Desarrollo Humano habló de una “denuncia penal” tras enviar una Asistente Social al lugar. Ello valió un debate interno en el que el reemplazante de Mosteiro quedó en la cuerda floja, al borde de la expulsión. Además, una propuesta para cambiar la intervención en territorio.

Publicidad

 

El Intendente interino Fabio Giovanettoni define el gabinete que lo acompañará en lo que dure su gestión al frente del Ejecutivo (ver página 2) y ello incluye resolver quién quedará al frente de la Secretaría de Desarrollo Humano que Verónica Mosteiro dejó en manos de Carlos García, quien aspira a quedarse en el cargo, aunque esta semana pecó de original y se granjeó el resquemor de muchos dentro del Gobierno.
Todo comenzó con una nota de vecinos de la plaza Belgrano, quienes manifestaron su queja por el estado de abandono que presenta ese espacio público. “Estamos preocupados, indignados, desorientados” porque la plaza “se ha convertido en un asilo de gente enferma, alcohólicos; gente en situación de calle, gente de mal vivir, con hechos que preocupan y mucho”, señalaron.

Publicidad

Declaraciones desafortunadas
El Secretario interino de Desarrollo Humano Carlos García tuvo expresiones que poco se condicen con el lema de “inclusión” que pregona el Frente para la Victoria desde el Gobierno Nacional hacia abajo. Más aún, se jactó ante este y otros medios de comunicación de planificar políticas represivas de índole penal que, después de todo, no tienen asidero con la realidad judicial, que desconoce sin sonrojarse.
“Mandamos una Asistente Social y encontramos cosas peores a lo que se preveían”, dijo Carlos García, quien dio cuentas de que en el lugar había cosas como “prostitución y drogas”.
En ese marco, advirtió que en el Gobierno elaboraban “una denuncia penal” para presentar en Fiscalía en relación al tema. Sin embargo, parece que el funcionario no había consultado el tema con sus compañeros de gabinete, al punto tal de que, preguntado al respecto, el Director de Asesoría Letrada José Ignacio Macchia desestimó una presentación penal por parte del Municipio, ya que los eventos descritos por los vecinos son de índole contravencional.
“Si alguien ve algo, puede denunciar. Por su parte, la municipalidad, como Estado, debe brindar contención”, dijo José Macchia, al tiempo que reconoció que tal vez haga falta mayor presencia policial en la zona.
Hasta los propios vecinos de la plaza, en su carta de queja, fueron más sensatos que García, al señalar que su idea es “colaborar” ya que “esta gente –en situación de calle– necesita ayuda”.

Una interna que no cesa
Desarrollo Humano siempre es materia de conflicto, sobre todo porque es un área de gran exposición territorial por lo tanto política. Luego de las declaraciones de García, surgieron diversas voces dentro del gabinete que no sólo repudiaron sus palabras sino que además recordaron que “esas no son las políticas que pregona el kirchnerismo”.
Una de las disputas sordas y no tanto sobre la intervención social tuvo a la exsecretaria Verónica Mosteiro y al denominado “equipo de Salud” que lidera Pablo Pichioni y tiene como aliado estratégico a Roberto Borgo.
En esos ámbitos hay un proyecto integral para Desarrollo ya no Humano sino Social, como en Provincia y Nación, que incluye a Salud y plantea un abordaje territorial integral.
En el Hospital, por ejemplo, producto del paro, hace 70 días que no hay asistentes sociales, más allá de alguna intervención especial. En los pasillos murmuran que, después de todo, sus “esfuerzos” podría redirigirse, lo que comportaría además un ahorro.
En Palacio, mientras tanto, hay quienes tienen a Carlos García entre ceja y ceja. Le reprochan su pretendida autonomía, su falta de fidelidad –después de todo, supo ser incondicional de Guacone y Mosteiro– y una presencia familiar muy próxima cuyo rol nadie comprende pero muchos padecen dentro de la Secretaría.
Con esos antecedentes y sus desafortunadas intenciones de intervenir en las problemáticas sociales de manera represiva, cerca de Giovanettoni hay quienes sostienen que es hora de acelerar el nombramiento, en su lugar, de un Secretario; acaso una secretaria; acaso una exsecretaria con una historia política y de gestión muy importante.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias