24.6 C
San Pedro
viernes, diciembre 3, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La pelea por el título mundial que protagonizará Kevin Espíndola tuvo su versión “grande” en Estados Unidos

En el combate por la corona de pesados del Consejo Mundial (CMB) que se desarrolló el sábado por la noche en el MGM de Las Vegas, el inglés Tyson Fury noqueó al local Deontay Wilder y le arrebató el cinturón, el mismo que buscará el sampedrino pero para juveniles en marzo en Alemania ante el anfitrión Peter Kadiru. Antes también ganó Charles Martin quien fue preparado físicamente por Matías Erbin que estuvo en el estadio.

 

Resta poco más de un mes para que Kevin Espíndola afronte en Magdeburgo, Alemania, el combate más importante de su corta carrera que será ante el local Peter Kadiru por el título mundial juvenil peso pesado del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Publicidad

Ese combate tuvo el sábado por la noche su versión "grande" en Estados Unidos donde Deontay Wilder expuso su corona ante el inglés Tyson Fury y perdió por knock out en el séptimo round. La contienda fue pactada a doce asaltos y el ganador se llevó 25 millones de dólares. Además, para Fury, de 31 años, fue la revancha del 1 de diciembre del 2018 cuando en el Staples Center de Los Ángeles la pelea ante el mismo rival tuvo un fallo nulo.

En la previa, Charles Martin noqueó a Gerald Washington en la sexta vuelta ante los ojos del sampedrino Matías Erbin que fue quien lo preparó físicamente y acompañó en el estadio.

La velada se realizó en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, lejos de Europa donde el 28 de marzo el sampedrino intentará arrebatarle el cinturón al teutón de 22 años que logró la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud Nanjing, China, 2014, los mismos en los que debió participar Espíndola. Sin embargo, el púgil de Banfield con pasado en Los Cóndores viajó a Asia para presentarse en la misma categoría que el bávaro, pero por una insólita situación no se pudo subir al ring: Su entrenador Julio García lo llevó tarde al pesaje para el primer combate frente al estadounidense Rock Daramni (posteriormente perdió la final con Kadiru) y quedó descalificado.

Luego de esa desazón, Kevin Espíndola, que actualmente está en el quinto puesto del ranking de los pesos pesados (+90,7 kilogramos) de la Federación Argentina (FAB), declaró a los medios de comunicación: "Sé que la vida me va a dar revancha”. Días atrás, el entrenador, José Cancelo, relató a La Opinión cómo surgió la posibilidad de combatir en Alemania y por un título de suma relevancia: "A través de un promotor de Buenos Aires que se contactó con otro de Alemania conseguimos la pelea. "Si gana Kevin (Espíndola), tiene otra pelea firmada dentro de los 120 días para defender el título. Si gana va a quedar muy bien posicionado mundialmente y se le abre el mundo. No es una posibilidad única porque va a seguir teniendo posibilidades, pero va a saltar un paso gigantesco ganando esa pelea". 

Por último, con el objetivo de hacer una buena preparación, su equipo conformado también por el preparador físico Andrés Villarruel trabaja para reunir fondos, tal explicó el propio Cancelo a La Opinión: "Estamos necesitando sponsors para tener una preparación acorde con la pelea. Lo que es viaje y hotel en Alemania no pagamos porque lo tenemos cubierto. Necesitamos vitaminas, proteínas, aminoácidos y demás cosas que son sanas para el deportista y fundamentales, se pueden tomar tranquilamente. También tiene que comer sano y eso suma. Queremos viajar dos o tres veces por semana a Buenos Aires para que guanteé allá porque acá no tiene nadie con quien guantear".

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias