36.5 C
San Pedro
domingo, enero 24, 2021

La odisea de la familia de un paciente con coronavirus: Su hija tuvo que ir a buscar plasma a La Plata para que se lo apliquen

Un hombre de 70 años que está internado en el Sanatorio Coopser contagiado de COVID-19 en el Hospital Naval de Capital Federal donde concurrió por un tratamiento médico cumplió los parámetros para ser tratado con plasma. Como su obra social está cortada, el laboratorio del centro de salud le dio a su hija una conservadora y un papel y ella misma viajó, junto a una amiga que es profesional, al Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires y retiró la bolsa con sangre que le fue aplicada a su papá hoy a la madrugada.

Publicidad

 

El viernes 24 de julio la Secretaría de Salud de la Municipalidad informó que un hombre de 70 años oriundo del paraje Tablas contrajo coronavirus y tiene como antecedente haber viajado al Hospital Naval de Capital Federal por un tratamiento médico. Incluso, el lunes se confirmó que una de sus hijas, de 40, que reside en San Pedro se contagió y se aguarda el resultado de los test realizados a la esposa del paciente y otro hijo.

Publicidad

El adulto estuvo internado primero en el Hospital Emilio Ruffa pero luego su familia logró su traslado al Sanatorio Coopser a pesar de que su obra social, IOSFA por ser retirado de Prefectura, está cortada. En el centro de salud privado lo admitieron y sigue internado en él donde transita el virus y hoy a la madrugada iniciaron su tratamiento con plasma luego de una odisea que atravesó su familia para conseguirlo la cual incluyó un viaje relámpago a La Plata.

Uno de sus allegados, su yerno Nicolás, accedió a relatar a La Opinión la aventura que vivieron el martes por la tarde con el fin de que "nadie deba" pasar "por eso": "En Coopser pedimos que se le aplique plasma, le hicieron los estudios correspondientes y el resultado fue que lo podía recibir. Nos llamaron del banco de sangre del sanatorio, nos hacen firmar el consentimiento para el tratamiento y nos dijeron que no necesitaban nada. Luego nos llamaron de que como la obra social está cortada el laboratorio, que está tercerizado, no se hace cargo de ir a buscar el plasma y de que teníamos que ir nosotros".

"Le dieron a mi mujer una conservadora y un papel, en la desesperación uno piensa y accede, y agarró el auto de mi suegro que tenemos la tarjeta azul y fue con una amiga que se ofreció a acompañarla porque es personal de salud. Ella trabaja en el Hospital pero lo hizo de comedida, no porque alguien le dio la orden, y acompañó a mi mujer. Gracias a ella tomamos contacto con gente del banco de sangre de Buenos Aires, se lo dieron, no tuvieron problemas, regresaron a la madrugada a San Pedro y se lo aplicaron.", agregó la pareja de la mujer que viajó a buscar el plasma para su papá.

Entre medio, la familia atravesó un sinfín de circunstancias y dudas relacionadas a las dificultades que hay para movilizarse en el país por la cuarentena y los controles que les podrían haber realizado en la ruta ya que, más allá del permiso de la profesional de la salud que trabaja en el Hospital Emilio Ruffa y relató la situación en su cuenta de la red social Facebook, no existe un permiso qué tramitar para viajar al Instituto de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires ubicado en La Plata.

Por último, el yerno del paciente que padece COVID-19 destacó el trabajo del personal del Hospital de San Pedro, especialmente el del doctor Raúl Bertone, donde estuvo internado inicialmente y pidieron su derivación porque ellos consideraron que no había insumos necesarios para tratarlo teniendo en cuenta que también padece otra patología de gravedad. También, destacó la labor de los médicos del Sanatorio Coopser y las enfermeras y se mostró dolido por la actitud que tuvo el laboratorio de la clínica con su familia de, en una situación muy difícil, dejarla a la deriva.

Según averiguó La Opinión, los traslados de plasma no debe ser realizado por familiares de pacientes con coronavirus sino por el centro de salud mismo en el que se encuentra internado que, si es privado, tiene que solicitar a través de uno público. En el caso de Coopser, su laboratorio lo tiene tercerizado a una profesional de la salud.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias