8.3 C
San Pedro
martes, septiembre 21, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

La obra de agua potable que garantizará caudal y presión a la ciudad

La obra anunciada en 2016 con el Fondo de Infraestructura provincial está en marcha. Aunque el Gobierno no le contó a los vecinos, que se encontraron con máquinas y cortes de calle, se trata de una de las tareas más importantes proyectadas hasta el momento. Como en cada proyecto, el acceso a la información es retaceado por el Ejecutivo. La empresa ejecutora ofreció algunos detalles.

spot_img

 

 El tendido de la nueva red de agua potable está llegando a las calles céntricas. Es la obra más importante en materia de provisión de servicios con beneficios para toda la ciudad e impacto directo en caudal y presión. Sin embargo, la traza se improvisa de acuerdo al recorrido de gas, teléfono y cloacas sin relevamiento previo y en muchos casos sin que los vecinos conozcan el plan que interfiere incluso en el mejorado y pavimento de calles.

Publicidad

La experiencia de la empresa adjudicataria de capitales sampedrinos, sumada a la memoria de empleados de carrera de la municipalidad, evitó problemas graves; uno de ellos, el comienzo de un plan de mejorado asfáltico previo a la instalación de cañerías que ahora fue reprogramado para comenzar en otro sector de la ciudad.

El tendido de caños que rodean el perímetro sur de la ciudad y que compone hoy la circulación arterial de agua con diámetro y caudal propicio para abastecer y modificar las condiciones de la prestación de un servicio básico y esencial a toda la ciudad, lleva más de 5.000 metros de cañerías instaladas por la empresa Eligio Biscia.

Se trata de una parte de la obra anunciada con una inversión de 30 millones de pesos a poco de asumir la gestión Salazar y la más ambiciosa planteada desde que un colosal porcentaje de aumento de tasas llevó a los vecinos a reclamar por el suministro, sobre todo en sectores donde la escasez obligaba a la instalación de bombas particulares, cisternas, tanques a baja altura que ofrecían como contraste pérdidas casi imposibles de reparar en el sector céntrico, y mangueras o canillas comunitarias en los barrios más postergados.

Menos mal que están los vecinos

Aunque la tarea fue poco promocionada, la Secretaría de Obras Públicas dedicó sus primeros meses de gestión a la reparación de válvulas de la vetusta red; entre enero y junio de 2016, resolvieron 800 reclamos de acuerdo a lo reportado por el exfuncionario Jorge Ponzio el 27 de julio de ese año, cuando ya estaban pedidas las obras hidráulicas para varios barrios incluyendo los desagües pluviales para calle 3 de Febrero en el Barrio Futuro, Villa Jardín y el Barrio Obrero, donde hace algunas semanas la Coopser equivocó el tendido de los ductos y se vio obligada a retirarlos, emparejar la calle y volver a empezar.

Aunque los fondos lleguen desde Nación o Provincia, en todos los casos, los errores los paga el contribuyente y, por eso, los únicos que supervisan tareas son los vecinos.

Fueron ellos los que advirtieron lo que estaba sucediendo en calle Aulí y Miguel Porta; los que alertaron sobre la apertura de calle 24 de Febrero y Oliveira Cézar sin que se cumplimenten los pasos legales para el pago obligatorio y la utilización de Fondos de Obras Públicas Comunitarias que administra la empresa de energía junto al municipio y que estaba programada con un costo de dos millones de pesos en 2015 y con uno de casi seis en 2017, sin que se incluyan los desagües que estaban previstos en el proyecto original pensado por arquitectos e ingenieros con supervisión del Concejo Deliberante.

Tal como reporta La Opinión desde hace meses, la información pública no fue accesible hasta que la semana pasada apareció la versión digital del Boletín Oficial que no adjunta planos, detalles presupuestarios ni certificaciones pero sirve para orientar respecto del uso de fondos públicos.

La respuesta del área que conduce Alfredo Camilletti desde que desplazaron a Ponzio siempre eludió las explicaciones, aun las que exigía el Intendente. “Que Cecilio vaya a ver las obras, nosotros nos ocupamos de los papeles y el presupuesto”, espetó el funcionario oriundo de 25 de Mayo que recorre las calles de la ciudad sin mucho conocimiento sobre barrios, crecimiento poblacional, barrancas y costanera.

Después de mucha insistencia por parte del Jefe Comunal y del Secretario de Coordinación, recibió a periodistas de este medio acompañado de la pareja del Concejal Iván Paz a la que nombraron como su secretaria, al arquitecto Adolfo “Fito” Benincasa y a un ingeniero que presta funciones para el área desde hace pocos meses.

A esa misma reunión se sumó Ariel Álvarez, a todas luces el más baqueano y ruborizado porque entre los detalles observados en una obra de cinco millones de pesos había un millón destinado al rubro “imprevistos” o porque las actas de reuniones entre municipio y Coopser se redactaron casi a medida para la ocasión porque no habían cumplido los requisitos que marcan las normas que rigen laadministración de los fondos que mes a mes aportan los socios de la distribuidora de energía.

Ni mencionar el detalle de costos de las obras de la ribera o el cuerpo de baños adjudicado a un grupo cooperativo que se cobró 700.000 pesos, o los profesionales platenses que cotizaron también sus trabajos.
 

Diámetro, profundidad y recorrido

Los caños que se compraron durante la gestión de Jorge Ponzio y Hugo Días fueron estibados en el depósito donde guardan las motos secuestradas a los infractores y funciona la balanza de control de areneros, en Crucero General Belgrano.

Hasta el viernes, la firma que integran los hermanos Carlos y Daniel Biscia llevaban instalados casi 5000 metros de ductos de 355 milímetros de diámetro sobre la red troncal de Juan B. Justo, mientras que en el resto de las calles los que desplazarán agua hacia el centro tienen 255 mm.

Aunque la certificación corre por cuenta de un ingeniero municipal que se ha incorporado al plantel de Obras Públicas, cada día toman fotos que muestran claramente el modo en que quedan los trabajos. Al ser sampedrinos y contar con una trayectoria de décadas prefieren poder mostrar y demostrar que la inversión está resguardada.

Con trazo rojo y a mano alzada, Daniel Biscia marcó sobre un plano el modo en que fue reprogramando la obra a medida que encontraba trazas de otros servicios públicos como gas, cloacas y teléfono.

En algunos lugares se vieron obligados a trabajar con tres metros de profundidad. Aunque parezca mentira el municipio no cuenta con todos los planos ni el relevamiento, no solo por el desmadre y la falta de conocimiento, sino porque muchos recorridos son clandestinos en el caso de cloacas, otros han sido retaceados por empresas como Telecom y en el caso del gas, hubo pocas previsiones para el crecimiento de la ciudad.

De hecho, loteos y grandes superficies que se verán beneficiadas en su valor por la obra están a la expectativa para el momento en que se instalen las bombas, porque llevarán a las urbanizaciones más importantes de la zona un insumo imprescindible.

La construcción en el sector que rodea al club Los Andes y nutre al cuadrante delimitado por Crucero General Belgrano, Juan B. Justo, Sarmiento y Caseros es exponencial para quienes se atreven a transitar por calles destrozadas que se combinan con mejorados de acuerdo a lo que pueden pagar los vecinos.

Hay manzanas enteras rodeadas de pozos porque la especulación inmobiliaria espera a que el resto abone por beneficios de los que gozarán a la hora de subdividir y poner el cartel de venta.

Un GPS o una brújula

“Hubo confusión con el norte y el sur”. Esa fue la conclusión a la que arribaron los funcionarios municipales cuando supieron que se había anunciado el asfalto para el cuadrante de Rómulo Naón, Laprida y Caseros como vías alternativas para cuando comience la pavimentación de calle 3 de Febrero. Un día después llevaron a la empresa Iarsa a la otra punta del pueblo: Mateo Sbert, Fray Cayetano Rodríguez y Boulevard Moreno.

Desinformados

El colmo de la desinformación llegó a modo de queja a La Opinión. La semana pasada los vecinos de calle Rojas protestaron por el lodo y “el desastre que hicieron”.

Se trataba ni más ni menos que de la obra más beneficiosa para los frentistas de esa zona y del resto de la población. Veían cómo avanzaban las máquinas por el medio de la calle sin haber recibido o buscado noticias del tipo de tarea que se llevaba adelante, a punto tal que entre los testimonios recogidos están los de aquellos que por la mañana quisieron sacar sus vehículos y no pudieron por la obstrucción que produce la obra.

De hecho se pusieron contentos cuando escucharon las respuestas delos periodistas consignando el tipo de tareas y el compromiso previsto en la adjudicación de dejar cada calle en el “estado en que se encuentra”. Hormigón, asfalto o mejorado serán reconstruidos por la empresa Eligio Biscia.

2

LAS CALLES COMPRENDIDAS

Las calles y cuadras comprendidas por la obra que finalizará en los próximos 60 días, diseñadas por la empresa adjudicataria en el nuevo recorrido, son:

Juan B. Justo desde noseda hasta Joaquín V. González
Noseda desde Juan B. Justo a 3 de Febrero
Rómulo Naón desde Juan B. Justo a Caseros
José Hernández desde Juan B. Justo a Rojas
Frers desde Noseda hasta Crisólogo Larralde
Larralde hasta Rojas
Rojas desde Larralde hasta Litoral
Litoral desde Rojas a Beaumont
Beaumont desde Litoral a Almafuerte
Nuestra Señora del Socorro desde Rojas a 3 de Febrero
Obligado desde Noseda a Padre Santana
Padre Santana desde Obligado hasta 9 de Julio

 

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias