8.2 C
San Pedro
viernes, mayo 14, 2021

La historia de Elvira, la bisabuela de 104 años que se vacunó contra el coronavirus

De descendientes mallorquines, se desempeñó como ama de casa y dedicó su vida a la crianza de sus tres hijos. Además, tiene seis nietos y 12 bisnietos. El viernes una enfermera del equipo de inoculación del Hospital se acercó a su casa y le aplicó la primera dosis de Sinopharm.

Publicidad

 

Desde que comenzó el operativo de vacunación contra el coronavirus fueron varios los adultos mayores inoculados, muchos de ellos nonagenarios y, unos pocos, con más de 100 años. Entre ellos sobresale Elvira Dolores Suau quien, con 104, es hasta el momento la sampedrina de mayor edad en ser inmunizada.

Publicidad

El 15 de febrero una de sus nietas, Rebeca, la inscribió a través del sitio web del programa Vacunate. El 8 de abril concurrió al Hospital Emilio Ruffa y coordinó con las autoridades para realizar el operativo en su casa. El viernes, una enfermera concurrió y le aplicó la primera dosis de Sinopharm.

“La enfermera se quedó durante media hora para acompañarla, para ver si había alguna reacción o algo”, contó a La Opinión su nieto y expresidente de Paraná, Esteban Nouet, quien fue el nexo para conocer la historia de su abuela.

Elvira nació el 11 de noviembre de 1916 y es hija de Patricio Suau y Julia Ballón, mallorquines que se afincaron en la ciudad. Su papá tenía un almacén de ramos generales en la esquina de avenida 3 de Febrero y Pellegrini, donde hasta hace unos meses funcionó una tienda, mientras que su mamá era ama de casa.

Patricio y Julia tuvieron cuatro hijas. La única que aún vive es Elvira, quien junto a su esposo, Roque Corvino, crio a Rubén, Héctor y Elvira, de 83 años, quien es la mayor de los hermanos y contó la historia de su mamá.

La bisabuela de 12 bisnietos dedicó su vida a las tareas domésticas y la crianza de sus tres hijos. A los 85 años, acompañada de dos nietas, viajó a Mallorca a conocer la tierra de sus padres.

“Fue un viaje muy emotivo en el que se encontró con sus raíces”, contó su hija Elvira y agregó: “La comunidad mallorquina siempre le acercó fotografías, videos y cosas de allá, y cuando fue reconoció las propiedades que había tenido su familia”.

Para la comunidad mallorquina en San Pedro, Elvira es una distinguida ciudadana a quien hace un par de años le entregaron un diploma en reconocimiento.

El 9 de abril, esta mujer de 104 años fue inmunizada contra el COVID-19, el virus que la hizo vivir algo que jamás había atravesado en su larga historia: una pandemia.

La familia de Elvira completa.
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias