{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Publicado el: Viernes, Noviembre 22, 2019 - 10:55

La familia de Cristian Roldán fue recibida por Roleri: "Nos dijeron que nos quedemos tranquilos, que el boliche no se va a abrir más"

Tras marchar desde plaza Belgrano a la Municipalidad, representantes del grupo de familiares y amigos que convocaron a la manifestación fueron recibidos por el secretario de Seguridad, Eduardo Roleri, en nombre del gobierno de Cecilio Salazar. "Estamos conformes", dijo la madre del joven asesinado. "Creo que esta vez se va a hacer justicia", aseguró.

Este viernes, familiares y amigos de Cristian Roldán, el joven asesinado tras una reyerta en un bar ubicado en Juan Ismael Giménez casi Bajada de Chaves, marcharon desde plaza Belgrano a la Municipalidad para reclamar justicia por el crimen.

Allí fueron recibidos por el secretario de Seguridad, Eduardo Roleri, quien en nombre del gobierno de Cecilio Salazar dialogó con la madre y la pareja del joven asesinado, escuchó sus reclamos y se puso a disposición.

"Estamos un poco conformes, hemos hablado. Lo que queremos es que ese boliche no se vuelva a abrir nunca más", dijo Griselda, madre de Cristian Roldán, al salir de la Municipalidad.

"Nos dijeron que nos quedemos tranquilos, que el boliche no se va a abrir más", señaló, consultada respecto de lo que dialogaron con las autoridades. "Creo que esta vez se va a hacer justicia, confío en que habrá justicia", aseguró.

Cristian Roldán y su hermano Franco protagonizaron una reyerta que comenzó el sábado por la madrugada en le bar El Gauchito, propiedad de César "Chino" Villarruel, en Juan Ismael Giménez 2260. A raíz de ese conflicto, la pelea se trasladó afuera del local, donde ambos fueron apuñalados.

Franco recibio un puntazo en la pierna y Cristian, tres en la espalda, que resultaron fatales. Por el caso están detenidos Elías Monzón, de 20 años, y Braian Lencina Salazar, de 24. Además la fiscala Ramo pidió la detención de Villarruel, a quien considera partícipe del hecho, pero el Juzgado le solicitó más pruebas y denegó el pedido.

Al otro día del crimen, personal policial y de la Dirección de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad clausuró el bar El Gauchito porque carecía de habilitación municipal para funcionar como comercio.

Notas Relacionadas

EDICION IMPRESA #1450
Jueves 23 Enero 2020

Comentarios