10.6 C
San Pedro
lunes, julio 26, 2021
spot_img

La Coopser paga 50 reclamos por año

En los últimos meses se hizo público un caso en el que un particular reclamaba un resarcimiento por el corte de energía que afectó su criadero de pollos. Solicitaba 5.000 pesos pero la Cooperativa se negó a pagarlos porque no se pudo acreditar el daño ni cuantificarlo. En enero pasado, un frigorífico reclamó por la pérdida de una importante cantidad de carne. De todas maneras, la administración asegura que son puntuales y escasos los reclamos por cortes de energía.

Publicidad

 

Un llamativo reclamo que había recibido la Cooperativa Eléctrica hace más de un año quedó sin efecto y al menos por ahora pareciera que sin ninguna consecuencia económica para la entidad.
Se trata del caso de un criadero de aves de Santa Lucía que solicitaba a la Coopser un resarcimiento económico cercano a los 5.000 pesos por la muerte de cerca de mil pollos, hecho que se habría producido ante dos cortes de energía sufridos el 15 y 19 de Diciembre de 2004.
El reclamo, en el que intercedió la Dra. Paola Basso patrocinando a la cooperativa, no tuvo lugar porque según ella misma explicó no se pudo certificar semejante pérdida.
La modalidad de la empresa de servicios es estricta porque se dispone una inspección técnica rigurosa que tiene como finalidad determinar si el daño realmente fue provocado por el corte de energía. En el caso de los pollos, no se pudo certificar esto y ni siquiera completarse una verificación ocular porque los damnificados se habían desecho de las aves muertas. Tampoco contaban con una constatación de escribano u otro documento de acreditación.
En el mes de Enero, la entidad recibió otra queja similar pero esta vez de un frigorífico local que había sufrido una importante pérdida en carne de vaca y pollo por un corte de cuatro horas. La Coopser pudo corroborar la cantidad de mercadería que la firma recibía por semana y así estimar la pérdida.

Publicidad

Crecen los reclamos
Según se informó desde la gerencia de la Coopser, los reclamos anuales por cortes en el suministro o bajas de tensión aparecen puntualmente y en general por causas ligadas a fenómenos meteorológicos como tormentas, pero en este caso la entidad se excusa porque sólo se responsabiliza por fallas humanas o técnicas propias. Las últimas semanas se han registrado varios fenómenos parecidos que sumados a la salida de servicio de los “alimentadores”, provocan vaivenes muy peligrosos para los usuarios. Los reclamos ingresan por mesa de entrada, se llena un formulario y luego la oficina técnica dispone una inspección. El trámite es simple, pero por el sólo hecho de tener que hacerlo, muchos desisten, aunque prácticamente es la única herramienta de defensa que les queda a los vecinos. Anualmente el promedio de resarcimientos reales que la Coopser paga asciende a 48, según se informó en fuentes oficiales, pero la mayoría tienen que ver con un caso puntual como por ejemplo, el corte de energía del pasado 28 de Marzo que se produjo cuando un camión chocó con la columna de alumbrado en inmediaciones de Celulosa San Pedro.
Los damnificados en general, son quienes viven en un radio cercano adonde ocurrió el accidente, y por eso se sumaron varias quejas en la misma oportunidad. Pero además, como se trató de un siniestro, la Coopser a su vez transferirá los reclamos a la compañía de seguros del vehículo. Otro de los casos ocurrió el pasado 15 de Marzo, cuando 18 usuarios que se ubicaban en un radio cercano a una vivienda que poesía una antena de transmisión de radio sufrieron dificultades.
Lo que la Coopser en todos las oportunidades intenta cuidar, es la aparición de los oportunistas que desean responsabilizar a la compañía por roturas que quizá tienen otro origen. Si efectivamente le corresponde hacerse cargo, en general se lo beneficia al cliente con dinero en efectivo y por eso reclamar resulta más que tentador para quienes no tienen escrúpulos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias