16.3 C
San Pedro
jueves, junio 24, 2021
spot_img

La contracara de las fiestas clandestinas: Juanjo y Mimí Laserna ven a sus nietos a través de una ventana, tras perder a su hija

El matrimonio está aislado con coronavirus COVID-19 y deben permanecer al menos hasta el viernes. El lunes pasado falleció su hija Ana Lía, de 46 años. Sus nietos les acercaron carteles con mensajes de aliento este domingo, el mismo día en que La Opinión reveló la insólita fiesta clandestina de los mamelucos sanitarios.

Publicidad

 

Juan José Laserna, exempleado municipal y reconocido músico sampedrino, junto a su esposa Noemí están aislados con coronavirus COVID-19, transitando los últimos días de la enfermedad.

Publicidad

Juanjo y Mimí perdieron, el lunes pasado, a su hija Ana Lía, de 46 años, que falleció víctima de la pandemia luego de que la internara en la clínica San Pedro primero y en el Hospital después.

El día del fallecimiento, Juanjo estaba en sanatorio Coopser, en diálisis. Darle la noticia fue muy díficil. Él y Mimí quedaron solos en la casa. No pudieron abrazarse con sus otros hijos ante la pérdida de Ana.

Este domingo, mientras la ciudad está conmocionada por la revelación de La Opinión de una fiesta clandestina en la que se ve a jóvenes bebiendo alcohol vestidos con mamelucos sanitarios, como los médicos y enfermeros, Juanjo y Mimí están solos en su casa y vieron a sus familiares a través de una ventana.

En la imagen que ilustra esta nota, el matrimonio Laserna posa con una cartulina que le llevaron sus nietos. Hasta el viernes tienen que estar aislados, al igual que el resto de la familia, que vive en otra casa en el mismo terreno. Los más chiquitos cruzaron el patio para acercarse a la ventana y entregarles el mensaje de aliento.

“Los amamos”, dice uno de los carteles que les llevaron. “Siempre juntos, falta poco”, el otro. En ambos hay fotos de la familia y de Ana Lía, la hija que falleció el lunes víctima de la pandemia. Los mensajes son de amor, de acompañamiento, de fuerza y lo firman hijos y nietos de Juanjo y Mimí.

“Están muy mal, tuvieron que atravesar el luto así, los hijos no se pueden acercar por el riesgo de contagio”, contaron a La Opinión allegados a la familia.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias