5.6 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

La causa por el robo a la familia Oneto en Pueblo Doyle pasó a la Fiscalía de Baradero

Una vez que el fiscal Marcelo Manso completó todas las diligencias urgentes para el caso, se vio obligado a remitir el expediente a la Fiscalía Nº 8 de Baradero, puesto que entre los siete imputados hay cuatro empleados municipales y las causas en las que están involucrados funcionarios públicos deben tramitar en la vecina ciudad.

Publicidad

 

Tras cumplir con las primeras actuaciones e imputar a siete personas, el fiscal Marcelo Manso derivó a la Fiscalía de Baradaro la investigación por el robo a la familia Oneto en Pueblo Doyle, en el que están involucrados empleados municipales.

Publicidad

Son cuatro los trabajadores municipales imputados en el asalto, por lo que, como sucede en cada caso en el que aparecen personas consideradas “funcionarios públicos” se entrecruzan las causas, es decir que las de San Pedro van a Baradero y las de la vecina localidad recaen en la Fiscalía local.

Así, tras ordenar las diligencias urgentes, el fiscal Manso derivó el expediente a su par Hernán Granda, titular de la UFI 8 de Baradero, para que continúe con la instrucción de la causa y evalúe lo actuado para definir los pasos a seguir.

Manso reconoció que no le sobraban las pruebas para sostener la imputación de todos los involucrados y por las pruebas reunidas hasta el momento todo indica que dos de los siete implicados, a quienes les secuestraron diversos elementos, serían los más comprometidos. Los testimonios brindados por vecinos de la familia damnificada también contribuyen a alimentar esas sospechas.

La defensa de los dos empleados municipales imputados que se desempeñan en San Pedro uno en el CIC y otro en la Secretaría de Seguridad, sostiene que sería una foto que compartieron días después del hecho lo que los vincula con los otros y que pueden demostrar que no tienen nada que ver con el hecho.

La familia Oneto fue asaltada el 29 de abril y entre los elementos probatorios más importantes que aparecen en el expediente están el Chevrolet Corsa utilizados por los delincuentes para huir de la escena, similar al que posee uno de los sospechosos oriundo de Santa Lucía, y lo secuestrado en la propiedad de otro trabajador municipal también domiciliado en esa localidad, a quien le incautaron diversas armas de fuego y municiones.

La familia Oneto fue asaltada alrededor de las 20.00 cuando cuatro delincuentes ingresaron a la vivienda violentando a patadas una puerta trasera. El matrimonio y su hija fueron maniatados y dispuestos en el suelo mientras los ladrones revolvían todo.

Tras alrededor de media hora en la casa, huyeron del lugar con dinero en efectivo y otras pertenencias menores a bordo del auto Chevrolet Corsa que observaron los vecinos que desconocían lo que había sucedido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias