10.1 C
San Pedro
miércoles, septiembre 22, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Justo medio

“Cuando alguien te lame la suela de los zapatos, ponele el pie encima de la cabeza antes que comience a morderte” PAUL VALERY.- Esta máxima del escritor francés le vendría muy bien a cualquier político que se precie y sería una forma de evitar que, los aduladores de hoy, sean los “arrepentidos” de mañana e incluso claven algún puñal por la espalda. Ejemplo de ésos hay – y habrá- a montones. Mi padre solía hacer un cuento irónico con el clásico “La vida por Perón” que la gente cantaba (casi siempre sin ton ni son) en los multitudinarios actos justicialistas cerca del año 50’. Decía que el locutor anunció que tanta ofrenda se haría realidad y que EVA PERON se sacaría una pluma de su sombrero y lo tiraría a la muchedumbre. A quien le cayera la pluma debía dar la vida por PERON. El viejo decía que la gente soplaba y soplaba porque el amor claro, no les llegaba a tanto, por eso no querían que les tocara la “pluma mágica” y eso de la “vida” era una cruel metáfora. Sin embargo – es justo recordarlo- muchos sí dieron años después la vida por un movimiento político que se siente liberador de una sociedad apresada por el capitalismo salvaje! Otros quedaron heridos ó mutilados, torturados, amenazados y perseguidos por pensar distinto y soñar con un país más justo y libre. Eso es harina de otro costal. Sin embargo cuánto odio y rencor existió y nos hubiésemos evitado, con sentido común, equilibrio y armonía… Hoy el imperativo de la hora es equilibrar las pasiones que se han desatado a raíz del conflicto de impuestos al campo. Ni los que apoyan ciegamente a CRISTINA en esas medidas ni los que apoyan ciegamente a los dirigentes del campo en oponerse, aciertan. Como casi siempre, la realidad está en el Justo Medio, no en los extremos que llevan a posiciones irreductibles. Por Elvio Macchia

spot_img

 

Publicidad
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias