18 C
San Pedro
lunes, mayo 10, 2021

José Herbas y la segunda ola de coronavirus: cómo asisten a los pacientes, de acuerdo a sus síntomas

En #RadioCuarentena el Jefe de Guardia del Hospital explicó cómo está preparado el equipo para afrontar la crisis sanitaria y atender cada demanda de los sampedrinos. "Tenemos casi lo mismo que tuvimos antes, con la diferencia que sumamos dos camas más en terapia intensiva", contó.

Publicidad

 

El Jefe de Guardia del Hospital, José Herbas, retomó de sus vacaciones días antes de que comience la segunda ola de coronavirus y es uno de las autoridades sanitarias que está al frente del operativo para asistir a sampedrinos que lo requieran. En ese marco, este jueves habló en #RadioCuarentena con Lilí Berardi y detalló cómo es la atención ante las diferentes circunstancias que pueden surgir.

Publicidad

Actualmente, en el nosocomio hay cinco camas de terapia intensiva para pacientes con patologías derivadas del COVID-19 y otras cuatro en el shockroom. “Es casi lo mismo que tuvimos antes, con la única diferencia que sumamos dos camas más en terapia”, precisó.

A eso le añadieron un “consultorio rojo”: “Es un lugar donde antes estaba el tomógrafo y ahí armamos un consultorio donde tenemos una pequeña recepción dónde tenemos el paciente COVID o sospechoso inestable, para no contaminar la zona del shockroom ni la zona de la Guardia. Lo llevamos al paciente a ese sector y de ahí lo internamos en la Clínica San Pedro o en terapia del Hospital, según lo que corresponda”.

“Es probable que en los próximos días se habiliten ocho camas más para COVID en el Hospital”

José Herbas

En esa zona, ubicada al lado del área de Salud Mental, hay “una camilla, sillas, un tubo de oxígeno” y aparatología para “colocar vías periféricas y ventilar al paciente”. Respecto del funcionamiento, detalló: “Hay un área que tiene todos los implementos de enfermería y médicos para poder asistir a una emergencia, poder hacer la historia clínica y de ahí sale a internación”.

Otro de las situaciones recurrentes es la complicación del estado de salud de una persona confirmada como positivo y que está aislada en su casa: “Llama por teléfono al 107 o a su médico que lo controla. El médico puede decir que está saturando muy bajo y tiene que comunicarse con nosotros. Habitualmente lo hacen con la Guardia y lo mandan avisando de que van a ir al consultorio rojo. Hay un médico de la Guardia que se viste y va, lo atiende y posiblemente tenga internación o no”.

Si el paciente está “inestable y no puede respirar”, va a “necesitar un medio de transporte” para el traslado hacia el “consultorio rojo” y se habilitará la “ambulancia COVID”. En contrapartida, si puede movilizarse porque “tiene síntomas” que no se lo dificultan, debe hacerlo “por sus propios medios”. “Como es un lugar que está cerrado, nosotros tenemos que avisarle a vigilancia que tiene que abrir la puerta por Belgrano, que tiene que hacerlo pasar al consultorio de COVID”, añadió.

Tras la atención en el consultorio rojo, se determinan los pasos a seguir con el contagiado: “Si el paciente es para UTI, va directamente a UTI. Si el paciente es para internación, se llama a la ambulancia de COVID porque es un paciente inestable y se lo lleva a la Clínica San Pedro donde hay camas que está alquilando el Municipio”

“Sumamos dos camas más en terapia”

José Herbas

En el sanatorio privado los pacientes son atendidos por “médicos clínicos” que se desempeñan en el Hospital. También hay camas de internación en el Hospital y es probable que en los próximos días se “habiliten ocho camas más” para pacientes con coronavirus. “Eso está en proyecto urgente. Lo pedimos para poder de alguna manera tener más a mano el paciente complejo. Eso no quiere decir que vamos a desactivar las camas de la Clínica San Pedro, pero aquellos pacientes más críticos lo queremos tener dentro del Hospital porque tenemos terapia, estamos nosotros, está el grupo de médicos de clínica médica y sería un poco más beneficioso para el paciente que lo tengamos cerca”, manifestó Herbas.

Por último, el Jefe de Guardia explicó que el 107 sigue abocado a las situaciones de emergencia no relacionadas a la pandemia aunque a quienes llaman a este teléfono se les hace la “derivación” adonde corresponde. “Lo que nosotros tenemos una ambulancia COVID que la utilizamos con los médicos que están controlando los pacientes sospechosos o positivos y que se ponen inestables. No es que tenemos una ambulancia que está dispuesta a salir. Tenemos que articular la salida. Como es un paciente que está controlado, llaman a la Guardia y dicen necesitamos una ambulancia para un paciente de su domicilio para la Clínica San Pedro o el consultorio rojo”, concluyó.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias