8.8 C
San Pedro
martes, junio 22, 2021
spot_img

Giovanna Benozzi: “El barco está preparado para superar esta tormenta”

La hija del oftalmólogo sampedrino que junto a Horacio "Mono" Morales y dos personas más permanecen desaparecidos en alta mar tras ser afectados por una tormenta en el velero en que navegaban. Aseguró que lo peor de la situación ya pasó y que confían en que se encuentran en buen estado porque "están preparados" para atravesar una situación de estas características. La Fuerza Aérea y la Armada brasileña participan de la búsqueda. La Armada argentina envió una corbeta para colaborar.

Publicidad

 

Jorge Benozzi, de 62 años, Horacio Morales (62), el cardiólogo Alejandro Vernero (62) y Mauro Cappuccio (35), pareja de la hija del reconocido oftalmólogo, permanecen desaparecidos en el mar frente a las costas de Porto Alegre luego de que el velero “Tunante II”, en el que partieron desde el puerto de San Fernando con destino Río de Janeiro, quedara atrapado en una tormenta.

Publicidad

“Estamos esperando que baje el nivel de las olas para poder visualizarlos, pero los barcos están preparados para superar estas tormentas”, aseguró Giovanna Bennozi y precisó: “El peor momento fue al principio, nosotros estuvimos en contacto durante doce horas. Ahora está más tranquilo (el mar), por lo que confiamos en que están bien”.

“La armada envió un buque de rescate”, señaló Giovanna Benozzi, hija del oftalmólogo y explicó: “El barco siempre estuvo a flote, estuvimos en conexión directa con ellos”. Por su parte, la Armada Argentina puso a disposición una corbeta para colaborar con Brasil.

“La Fuerza Aérea brasileña envía un avión con radar para la búsqueda nocturna”, señaló y explicó: “El problema es que el mar está tan movido y el barco es blanco, por lo que es difícil el avistaje”. La joven indicó que “Alejandro Vernero (cardiólogo del Hospital Pirovano) es un excelente navegante, ha cruzado el Atlántico” y detalló: “Mi papá también navegó muchas veces”.

La hija de Benozzi aseguró que “el barco estaba en perfectas condiciones para hacer el viaje. Como cualquier velero que sale al mar está preparado” y que “como perdieron la batería del barco, no pueden recargar el teléfono satelital” que llevaban.

Tomás Vernero, hijo del cardiólogo y experimentado navegante, detalló “El martes, los agarró un fuerte temporal a unos 200 kilómetros de las costas de Río Grande del Sur, que hizo dar una vuelta de campana al velero”.

“Pudieron colocar la embarcación en posición normal y mantuvimos contacto telefónico con ellos hasta la madrugada de ayer. Superaron bien la vuelta de campana”, sostuvo el joven

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias