23.4 C
San Pedro
lunes, marzo 1, 2021

Investigan las conexiones locales con el rosarino detenido por homicidio y robo

La captura de un malviviente acusado de integrar una banda que robó dos bancos en la provincia de Santa Fé obligó a las autoridades locales investigar sus contactos y posible relación con hechos delictivos ocurridos en la zona. Integraba una banda mixta entre policías y civiles y será imputado por asesinar a un hombre en Villa Gobernador Gálvez. Lo encontraron en una vivienda cercana al club Paraná y al amparo de otro delincuente.

Publicidad

 

La comunicación entre bandas de la región y la “devolución de favores” en el código tumbero parece estar a la orden del día y por ello no sorprendió que una persona con antecedentes y pedido de captura tuviese paradero en San Pedro mientras era buscado por la policía de Santa Fé.

Publicidad

Orlando “Chuchi” Bernali, de 35 años, habitaba una casa junto a una mujer y una niña de corta edad en inmediaciones del club Paraná, sobre la calle Beaumont al 500, casi en su intersección con Almafuerte. Una propiedad humilde, lejos de los “lujos” que cualquier ladrón de bancos podría disfrutar.

Su captura obligó a las autoridades judiciales de la ciudad a investigar su probable participación en algún otro ilícito registrado en las últimas semanas, detalle que hasta ahora no pudo ser comprobado por ninguno de los representantes de las tres Fiscalías locales.

Para la policía, “Chuchi” estaba en condición de “aguantado” por personas oriundas de nuestra ciudad y con algunos datos que fueron surgiendo de la investigación que la fuerza santafesina estaba efectuando más el aporte de la DDI local, se logró establecer que efectivamente estaba en San Pedro gracias al albergue que le proporcionaba una persona con antecedentes y que cumple con un beneficio de arresto domiciliario imputado por un homicidio acontecido hace un año atrás.

Para corroborar las hipótesis de un encubridor local, Bernali dio señales de saber perfectamente en la casa de quien estaba hospedando y cuál era su prontuario. Además, en el momento de ser sorprendido por los efectivos del GOP San Pedro, tenía en su poder diversos elementos que bien podrían ser los utilizados para cometer los ilícitos que se le atribuyen, como ropa de Grafa color azul similar a la utilizada por la banda que perpetró los dos robos. 

“Chuchi” tras las rejas

Bernali, que desde hace dos meses aproximadamente estaba viviendo en San Pedro, está acusado de integrar una banda mixta con civiles y policías, que tenía su base en la subcomisaría 26ª de Villa Gobernador Gálvez y que perpetró escruches, entraderas y al menos dos robos a bancos. Le atribuyen haber participado del copamiento de la subcomisaría 13ª y el posterior atraco al banco Credicoop de General Lagos en mayo de 2015; el robo al banco Credicoop de Arijón al 300, Rosario, en agosto de 2015 y el asalto a un pagador del Frigorífico Swift en la puerta de esa empresa en octubre último.

Ni bien arribó a la UFI interviniente la fiscal Viviana O’Connell lo puso en conociento de las causas en las que se lo involucra y rápidamente la jueza Patricia Bilotta le dictó prisión preventiva sin plazos, hasta que se desarrolle la audiencia de elevación a juicio.

Además, a Bernali se le imputará en las próximas horas el asesinato a sangre fría del herrero Alcides Cuevas, un crimen ocurrido el 3 de julio del año pasado en Oppici 2329 de Villa Gobernador Gálvez. Allí, junto a otra persona que también está detenida, arribaron al lugar a bordo de una moto y tras asaltarlo le dispararon hasta darle muerte.     

Con la detención del rosarino en San Pedro son diez los imputados en diversos hechos y acusados además de componer una asociación ilícita. Seis de ellos son policías: Maximiliano Maldonado, jefe de la seccional, y su secretario, Juan Carlos Morgan; los agentes Javier Eduardo Lanero y Fernando Rubén Acosta; la suboficial Nara Rodas, quien quedó bajo arresto domiciliario porque estaba embarazada de 7 meses y medio; y los civiles Humberto “El Viejo” Aguirre y David Bernali, hermano de “Chuchi”. Luego fue detenido Pedro Damián “Oreja” Leiva y ahora Orlando Berlari. Según la policía que estuvo en San Pedro aún quedan dos prófugos por atrapar.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias