24.1 C
San Pedro
miércoles, abril 14, 2021

Investigan la relación de una banda local con los robos cometidos en la región

La aparición de al menos tres vehículos abandonados en nuestra ciudad durante las últimas dos semanas, producto de distintos robos perpetrados en la zona, genera cierta sospecha sobre la existencia de una banda que opera desde San Pedro. Actúan armados, encapuchados y con conocimientos certeros sobre la actividad de sus víctimas.

Publicidad

 

Una secuencia de hechos delictivos acontecidos en los últimos días en nuestra ciudad y localidades vecinas llevan a presumir que se trata de una banda que planea sus maniobras desde San Pedro en conexión con informantes locales que aportan datos estratégicos de los movimientos de sus víctimas.

Publicidad

Las distintas hipótesis sobre las que trabajan los investigadores coinciden en que existe alguna relación debido a la modalidad utilizada y a algunas cuestiones detectadas con los últimos actos consumados, por ejemplo: Que los autos son abandonados en San Pedro.

La aparición de un vehículo robado en San Antonio de Areco, luego de que una banda de encapuchados asaltara a una familia la semana pasada, alertó a las autoridades locales sobre los movimientos de quienes podrían tener vínculos con varios de los hechos ocurridos en campos del partido de San Pedro.

Si bien la seguidilla de casos registrados en esta jurisdicción y que tienen a maltraer a un amplio radio de la zona rural, parecen haber disminuido, y hay sospechas de que los mismos autores elijan la región para cometer sus atracos. 

Anteriormente, el 5 de agosto, una camioneta perteneciente a un empresario de Capitán Sarmiento, apareció abandonada sobre la Ruta 191 a la altura del paraje Villa Sarita. Con ese hallazgo se pudo comprobar que el rodado Toyota Hillux de color gris, dominio NCK 578, pertenecía a un vecino de Capitán Sarmiento asaltado durante las primeras horas de ese mismo día. El hecho se produjo alrededor de las 06.30 horas cuando el propietario de la vivienda salía de su casa para dirigirse a un reconocido haras de esa zona. Allí fue abordado por al menos tres sujetos armados y encapuchados que además de golpearlo le exigieron que entregara una fuerte suma de dinero que tenía en su poder.

En un principio, los investigadores dijeron contar con pistas firmes sobre la presencia de una banda que delinquía en esta porción de la provincia de Buenos Aires, y una secuencia de allanamientos realizados días atrás pretendían hallar el presunto vínculo de éste grupo con el robo sufrido por la familia Aubalat en Santa Lucía. Pero fue muy poco lo que se pudo hallar en al menos cuatro viviendas requisadas.   

Las coincidencias
La relación entre el robo registrado en San Antonio de Areco el jueves pasado, cuando un grupo de personas armadas y encapuchadas asaltaron el Establecimiento “Las Nenas”, ubicado en la zona rural de la localidad de Villa Lía, en horas de la medianoche, y el ilícito sufrido por la familia Torresín en el paraje La Buena Moza en la noche del mismo jueves pero a las 21.30 horas anudan las conexiones entre uno y otro hecho.

Las principales hipótesis indican que la banda asaltó primero el establecimiento en La Buena Moza, y que el auto Renault Fluence robado a la familia podría haber sido utilizado para trasladarse hasta San Antonio de Areco y perpetrar allí otro ilícito.

La relación entre estos hechos enlaza con el hallazgo al día siguiente de un Peugeot 308 gris que había sido robado en la vecina localidad luego del robo en la zona rural. El auto se encontraba en un callejón cercano al circuito de Pro Ciclismo, encajado en el barro y con sus llaves puestas. La hipótesis que se maneja es que ante el impedimento de poder continuar a bordo del Peugeot, los ladrones decidieron abandonarlo en el lugar y seguir su camino en el Renault robado, el mismo que en horas de la mañana apareció abandonado en medio del basural de nuestra ciudad.     

Con estos antecedentes no hay que perder de vista el reciente asalto sufrido por la familia Aubalat, donde además del robo de pertenencias se llevaron de rehén al hijo de la familia y también la camioneta. En común con los demás hechos, la banda de malvivientes se movió por la zona de La Buena Moza y el joven, momentos después, fue abandonado junto al rodado en inmediaciones del paraje Tablas.   

Queda en claro que existen una diversidad de particularidades que son tenidas en cuenta para relacionar un caso con el otro. Las modalidades utilizadas, las características del grupo, los datos reunidos, el conocimiento que poseen de la zona rural y los caminos elegidos para acceder a las propiedades y luego escapar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias