10.5 C
San Pedro
jueves, mayo 6, 2021

Investigan el robo a un comerciante de Escobar

Es un distribuidor de cintas de embalar que el viernes había llegado a la Terminal con mercadería. Según denunció, un supuesto remisero le ofreció llevarlo pero lo condujo hasta un descampado y lo asaltó. Luego, en la Comisaría un oficial le solicitó $ 35 para radicar la denuncia. El jefe de la dependencia dijo que algunos detalles de la versión del damnificado, no concuerdan con la de otros testigos de la Terminal de Omnibus y esta semana lo citarían nuevamente para declarar.

Publicidad

 

Un robo ocurrido el pasado viernes todavía no fue resuelto y la policía tenía dudas sobre cómo ocurrió realmente, porque según explicó el Capitán Peralta algunos datos ofrecidos por la víctima “no cerraban”.
El damnificado es una persona oriunda de Escobar que pertenece a una firma distribuidora de cintas de embalar, y que desde hace tiempo viene a San Pedro para entregar y levantar pedidos en comercios. Por ese motivo, es conocido por varios comerciantes sampedrinos.
El viernes durante la mañana, después de arribar a la Terminal de Omnibus subió a un remis para realizar un recorrido y entregar mercadería, pero –según dijo- el chofer lo llevó hasta un descampado y lo asaltó, sustrayéndole entre otras pertenencias, las cajas con cintas, una computadora y un bolso con prendas y objetos personales.
Cuando se dirigió a la Comisaría a radicar la denuncia, un oficial que lo atendió le solicitó $ 35, pero al no disponer de efectivo porque había sido asaltado, finalmente consiguió ayuda en un comercio que es cliente suyo y así pudo regresar a su casa.
Sin embargo, el titular de la Comisaría, el Capitán Peralta, dijo que todavía se tenían dudas de cómo habían ocurrido los hechos porque algunos datos brindados por el damnificado no coinciden por ejemplo, con los testimonios brindados por el personal de la Terminal. “Dice que vino a las 9 de la mañana, pero según el boleto llegó a San Pedro a las 11,30 horas y hemos hablado con el personal de la Terminal de Omnibus y él ha bajado con menos bultos de los que dijo”, explicó el Capitán Peralta. También desestimó que le hayan pedido dinero para radicar la denuncia, porque “me parece raro que haya preguntado en la vereda, en general la gente entra a la guardia y pregunta ahí”, dijo el funcionario que consideró como “fantasiosa” la versión del damnificado.

Publicidad

La denuncia
El Sr. Carlos Vidoret de 47 años, oriundo de Maquinista Savio, partido de Escobar fue quien radicó la denuncia. Dijo que el viernes pasado llegó a San Pedro desde su localidad a bordo de un micro de la empresa Chevallier. Arribó alrededor de las 9 de la mañana, y se bajó con 11 cajas de cartón conteniendo cinta de embalar con inscripciones que debía distribuir en locales sampedrinos.
En un primer momento, buscó en la parada a un taxista al que siempre suele contratar para realizar su recorrido por los comercios, pero no lo vio y por ello decidió esperar. Mientras tanto, fue a los sanitarios pero al regresar, un sujeto se le acercó y le preguntó si necesitaba un coche. Esta persona, de contextura delgada y cabellos cortos, lo ayudó entonces a subir las 11 cajas a un Renault 19 color blanco y sus objetos personales, consistentes en un bolso y una computadora portátil. Al iniciar la marcha, le indica al chofer que se dirija a un comercio ubicado en 3 de Febrero, para hacer su primer entrega, pero cuando estaban cerca de ese local el conductor apuró la marcha por la avenida hasta internarse por una calle de tierra y llegar a un descampado.
Allí le dijo textualmente, “Dame la plata y bajáte que no te va a pasar nada”. El hombre, asustado, hizo lo que el ladrón le pedía y además de sus pertenencias, le entregó el dinero que tenía en sus bolsillos y ascendía a unos 40 ó 50 pesos.
Caminando, Vidoret regresó a la Terminal de Omnibus y desde allí fue a solicitar ayuda a un comerciante que tiene su local en las inmediaciones.
Pero la recomendación fue que realizara la denuncia en la Comisaría.
Lo mismo le indicó otro comerciante y por eso terminó en la dependencia policial, pero como le solicitaron 35 pesos para asentar la denuncia, siguió su camino. Visitó a otros varios comerciantes para informarles lo ocurrido y sobre todo explicarles por qué no les entregaba la mercadería. Recién al llegar a la pinturería San Pedro, pudo obtener un préstamo de 30 pesos y posteriormente tomar contacto con una patrulla policial que lo derivó a la Comisaría para que pudiera radicar la denuncia sin costo alguno.
La empleada de este comercio confirmó a este medio que efectivamente, Vidoret era un distribuidor habitual y que ese día, se había presentado durante la mañana para alertar sobre el robo sufrido y solicitar a los clientes que “no adquieran la mercadería si alguien se la ofrecía más barata”.
Recién después de tantas idas y vueltas, y cuando al fin pudo radicar la denuncia, se marchó hacia su casa en micro, pero cuando ya habían pasado las siete de la tarde.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias