30 C
San Pedro
martes, diciembre 7, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Intimidad y convivencia en tiempos de cuarentena

Por Mariano Brañas - Arquitecto

 

No hace falta dar detalles sobre lo que estamos viviendo en estos dìas. La aparición del COVID-19 y las medidas tomadas por muchos gobiernos a lo largo y ancho del globo nos obligan al confinamiento y, como resultado de ello, muchos paradigmas que dábamos por sentado cambiaron. En la arquitectura, por ejemplo, la vivienda, nuestra casa, con innumerables dinámicas familiares y formatos espaciales (más chicas, más grandes… mucho más chicas o mucho más grandes), tienen la necesidad urgente de dar una respuesta a la intimidad y a la convivencia que expuso este aislamiento.

Publicidad

Les comparto algunas ideas que, para mí, podrían ser útiles para mejorar la calidad de vida del día a día, modificando algunos espacios, teniendo en cuenta iluminación, silencio, visuales y obstáculos, entre otras cosas, creando ámbitos para que tanto las relaciones humanas como la privacidad tengan un lugar propio, según lo necesiten. No voy a referirme a casos particulares sino a situaciones, de carácter arquitectónico, que pueden darse en una vivienda y al mismo tiempo identificar lugares donde la privacidad y la interacción familiar puedan ser posibles.

1 – ESTAR ABIERTO A NUEVAS IDEAS
Esta puede llegar a ser una de las tareas más difíciles, pero la realidad, mi querida gente, es que vamos a tener que reinventarnos en muchos aspectos. Empecemos por casa… entonces, al menos, hagamos lo divertido.

2 – INVENTARIO
Hacer un listado de lo que tenemos y lo que nos falta es muy útil. Hagan un dibujo básico de la planta de la casa e identifiquen de un modo muy simple los siguientes ítems.
– Cantidad de espacios y qué actividad se hace en ellos
– Muebles y artefactos que ocupan los ambientes
– Espacios con luz natural
– Artefactos de iluminación
– Espacios silenciosos
– Integrantes de la familia y sus necesidades
– Espacio de servicio, baño, lavadero, guardado, etc.
– Actividad física
– Espacios verdes

Cuantos más de estos ítems tengamos, mejores decisiones vamos a poder tomar al momento de proyectar nuestra "nueva" casa. Teniendo un esquema ya listo, podemos hacernos una idea de los espacios que tenemos, què pasa en ellos y qué características tienen. Los muebles, que pueden ser un obstáculo, pueden reconvertirse en divisores de un ambiente o cambiar la función `por otro que crean más conveniente. Lo mismo sucede con los espacios que cuentan con mayor ingreso de luz natural, vamos a poder vincularlos con las actividades de la casa que más lo necesitan. De igual modo con la ubicación de los artefactos de iluminación.

Tener un lugar silencioso es muy importante, donde actividades, individuales o no, puedan y sean respetadas para tener ese momento de paz que tanto anhelamos.

Es clave establecer las necesidades de cada integrante de la casa, tanto individual, como en la interacción familiar. Esto nos va a permitir tomar decisiones sobre qué actividades podrían realizarse en los distintos espacios.

Los espacios de servicio, baño, lavadero, guardado, etc. son un aspecto clave del día a día de una familia… pero que no necesariamente tiene que existir constantemente. El guardado de estos elementos, una vez cumplido su propósito, puede dar lugar a otras actividades como la actividad física, el estudio, el trabajo, etc.

Por último, la presencia de patios o jardines abre un mundo de posibilidades para reubicar actividades o incorporar nuevas.

3- REINVENTAR Y REINVENTARSE 
El hecho de generar un cambio en nuestro ámbito puede hacernos sentir entusiasmados. Ya sabemos qué espacios tenemos, qué hay en ellos, quiénes los usan y para qué. Si bien las siguientes acciones las presento de modo individual, es necesario entenderlas como parte de un todo, dado que una acción puede vincularse a otra aprovechando al máximo el espacio que tenemos. Ahora, es hora de jugar un rato.

Reubicar, sugiero que sean las actividades primero y después todo lo que sean objetos, muebles y artefactos, viendo qué espacio tiene las mejores condiciones para determinada/s función/nes.

Reconvertir, no tener miedo a crear un nuevo espacio en la casa. Lo que puede ser un dormitorio podría convertirse en un espacio de silencio.

Conectar y vincular espacios que tengan actividades relacionadas.

Destacar aquellos rincones y ambientes que sean importantes para la dinámica familiar. Con el mismo criterio, separar espacios que puedan perjudicar por tener funciones que no pueden complementarse (Ej. intentar que un espacio de juego, donde hay una televisión o un comedor, esté alejado de una habitación que necesite privacidad o que no pueda ser perturbado). 

Obstáculos. Cuantas veces pensamos “Esto acá estorba”… Ubicar una nueva función para ese obstáculo o una ubicación más acorde a su uso e incluso un separador.

Circulación, muy importante: siempre mantener un flujo práctico para moverse dentro de la casa.

Pintar. El color impacta en el estado de ánimo y en la percepción del espacio. Los colores fríos tienden a ser más relajantes; los cálidos suelen tener mucha más energía visual.

Plantar y/o cultivar. La presencia del verde en el interior ha demostrado mejorar el estado de ánimo en las personas. Para aquellos que tengan un espacio al aire libre y se atrevan, los jardines o huertas verticales son un modo muy entretenido de pasar la cuarentena, además de ser muy fáciles de construirlos de modo casero. Dato: los mejores cultivos para el otoño pueden ser brócoli, apio, cebolla, coliflor, puerro, repollo, alcachofa, habas, hinojo, acelga. Mientras que en invierno se aconseja la espinaca, puerro, hinojo, rabanitos, cebollín, pimentones, tomates o coliflor.

Limpieza y orden. Acá nada de borrarse, todos manos a la obra. Despejar cada espacio para reconvertirlo; es un buen momento para limpiar y lavar. Al igual que el cambio del espacio, esta tarea puede llegar a ser muy gratificante, despejando sensaciones de encierro, ansiedad y estrés.

Estas son algunas de las sugerencias que pueden no sólo mantenernos entretenidos y hacer participar a la familia, sino tambien apaciguar los efectos negativos que produce la cuarentena. Las redes son un gran aliado, pero la comunicación en casa es vital. Espero que puedan divertirse un rato

 

Mariano Brañas – Arquitecto
Cel./WhatsApp – +54 9 11 3243 3634‬

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias