7.7 C
San Pedro
miércoles, septiembre 22, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Intento de femicidio: “Vivíamos con el corazón en la boca por temor a que le pasara algo”

Romina, hermana de Mónica Garnelo, aseguró en Radio Cuarentena que la víctima y la familia temían que un hecho de estas características ocurriera. Se quejó de la decisión del juez Parodi de no dejarlo detenido luego del episodio en el que, tras golpear a Mónica, se cortó el cuello ante la policía.

spot_img

 

Mónica Garnelo permanece internada en terapia intensiva en grave estado tras ser atacada con un arma blanca por su expareja, Juan Carlos “Chalaco” Albacete, quien fue detenido seis horas después del hecho, mientras intentaba escapar de la Justicia.

Publicidad

Romina Garnelo, hermana de Mónica, aseguró este lunes en Radio Cuarentena que en la familia estaban muy preocupados por la posibilidad de que un hecho de estas características ocurriera, teniendo en cuenta los antecedentes de violencia por parte de Albacete.

“Vivíamos con el corazón en la boca por temor a que le pasara algo, ella estaba constantemente con miedo a que él apareciera”, aseguró la hermana de la víctima.

“La verdad es que ya desde el primer momento en que él violó la perimetral debería haber quedado detenido y esto se podría haber evitado, falló el juez, que le dictaminó la libertad cuando él se quiso quitar la vida en la casa de ella después de haberla golpeado”, se quejó Romina Garnelo.

El día que Albacete se cortó el cuello ante la policía tras haber propinado una golpiza a Mónica, le había advertido que su plan era asesinarla y luego quitarse la vida. La amenaza existía y sin embargo el Juzgado de Garantías no accedió a mantenerlo detenido luego de ese episodio.

“Teníamos que estar todo el tiempo con el corazón en la boca, pensando lo peor. Ella casi ni estaba en la casa de noche por miedo a que él se apareciera”, reveló la hermana de Mónica Garnelo.

“Hace dos o tres día vino llorando porque él la paró en la calle, estaba temblando del miedo, nos quedamos helados porque estuvo una semana detenido, violando la perimetral, no sé dónde vamos a ir a parar, que nadie haga nada en la Justicia nos da mucha impotencia”, reflexionó.

El domingo por la madrugada Albacete fue a la casa de la víctima, ubicada en Uruguay al 2800. Ella accionó el botón antipánico y él se fue. Más tarde, pasadas las 7.30, entró por un pasillo que da al patio y abrió una ventana para ingresar en la vivienda.

Mónica dormía, al igual que dos de sus hijas y una amiguita. “Chalaco” Albacete se apoderó del botón antipánico y la atacó con un arma blanca. Le asestó puñaladas en el pecho, los brazos y la espalda. El puntazo en el tórax le afectó un pulmón. A la hija de 16 años la cortó en los brazos.

“Esperemos que quede detenido por varios años, con perdón de la expresión, que se pudra en la cárcel”, pidió la hermana de Mónica Garnelo.

“No les dio tiempo a nada”, aseguró Romina Garnelo, que se desempeña como integrante de la policía y trabaja fuera de la ciudad. “Todo esto me genera mucha impotencia, porque yo me metí en la fuerza para ayudar y no poder hacerlo con un familiar directo como mi hermana me genera mucha impotencia”, contó.

“Yo convivo constantemente con la violencia de género y estos temas, jamás pensé que me iba a tener que tocar vivir esto con mi hermana”, señaló Romina, que destacó el trabajo de la Policía, de la Comisaría de la Mujer y de la Subsecretaría de Género, que acompañaron a la familia.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias