18.4 C
San Pedro
jueves, mayo 13, 2021

Intentó violar a una menor dos veces en una noche

Un sujeto con antecedentes por abuso sexual, fue detenido por entrar con violencia en una casa y atacar a una chica de 17 años. El suceso ocurrió en el barrio Hermano Indio. La menor, que vivía sola en ese lugar con otros tres hermanos, se fue a la casa de una tía pero el agresor regresó horas más tarde. La policía lo encontró acostado en la cama de la joven. Se resistió a ser detenido y rompió una ventanilla del patrullero.

Publicidad

 

Una increíble sucesión de acontecimientos tuvo lugar el pasado viernes a la madrugada en el barrio Hermano Indio, cuando un joven de unos 25 años intentó abusar de una menor de edad.
La policía no informó la identidad del agresor pero sí confirmaron fuentes de la Comisaría, que se trata de una persona con antecedentes penales relacionados a abusos sexuales, por las que purgó su condena en la cárcel de Baradero.
En esta oportunidad, el sujeto se presentó en una vivienda ubicada en el barrio Hermano Indio donde viven cuatro hermanitos solos de entre 6 y 17 años, que están al cuidado de una tía habitante de una casa contigua. Alrededor de las tres de la madrugada, el joven comenzó a golpear la puerta pero como nadie le abrió, la forzó para entrar. Luego redujo a la mayor de los hermanos, una chica de 17 años, amenazándola con un revólver e intentó abusar de ella. Como la víctima se resistió, el atacante la golpeó.
Los vecinos, percatándose de lo que ocurría, llamaron a la policía y por eso el sujeto se dio a la fuga sin consumar el abuso e internándose en los pasillos de ese barrio. Las autoridades decidieron que los cuatro hermanitos permanecieran en la casa de la tía, pero la búsqueda del agresor fue en principio infructuosa.
Alrededor de las seis de la mañana, el sujeto regresó a la vivienda seguramente creyendo que la menor estaba allí y con las intenciones de repetir el ataque sexual. Pero ante la ausencia de la víctima, se recostó en la cama. Allí lo encontró la policía, cuando volvió al lugar de los hechos alertada nuevamente por los vecinos.
El joven se resistió a la detención por parte de los agentes y fue tal la violencia con la que se enfrentó a ellos, que rompió una de las ventanillas traseras de la patrulla en la que fue conducido a la Comisaría. Después, dentro de la dependencia policial, se cortó deliberadamente las manos y los antebrazos con la intención de autolesionarse y seguramente incriminar a los policías que lo custodiaban. Pero los agentes pudieron extraerle el elemento con el que se produjo los cortes antes de que se provocara heridas mayores.
La carátula de la causa que se inició contra este joven es tan extensa como la jornada que les hizo vivir a los vecinos del barrio y a las autoridades. Está acusado de violación de domicilio, daños, intento de abuso sexual, amenazas calificadas, resistencia a la autoridad y autolesiones. El titular de la Comisaría explicó que la investigación continuaba su curso porque incluso, existía la posibilidad de que el mismo sujeto haya cometido otros delitos antes de ser detenido.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias