8 C
San Pedro
sábado, mayo 8, 2021

Inmobiliaria Tony, a juicio por estafa

El conocido referente barrial será elevado a juicio por una causa en la que se lo acusa de estafar a vecinos de la ciudad que le entregaron sumas de dinero como seña para la compra de un terreno donde se construirían viviendas a través de una cooperativa. Los otros dos coimputados serían sobreseídos a pedido del Fiscal. El juicio podría ser en San Pedro. Tony pidió disculpas y ofreció 100 pesos por mes.

Publicidad

 

Antonio Fermín Correa, “El Tony”. Histórico puntero político; referente barrial; ahora líder de la filial local del movimiento que comanda Luis D’Elia; organizador de actos en apoyo a la candidatura de Sergio Rosa; referente de un importante grupo de familias que viven en situación de toma en el barrio San Francisco, donde él mismo supo ocupar más de una vivienda; changarín, según sus propias declaraciones; ex candidato a Intendente y a Concejal…
“El Tony” tiene también en su curriculum algunas cuestiones ligadas a la Justicia. La principal es la que lo llevará a juicio a pedido del Fiscal Darío Giagnorio: la causa por estafa que le iniciaron luego de que recibiera dinero en una cuenta bancaria a su nombre por parte de familias sampedrinas que creyeron que Correa estaba formando una cooperativa para la adquisición de un terreno donde construiría viviendas.
La situación que muchos sampedrinos viven por la imposibilidad de acceder a la vivienda familiar llevó a los estafados por Correa a confiar en su palabra. Mantuvieron diversas reuniones en el local partidario que el Tony alquilaba en Balcarce y Bottaro, y también se reunieron con Flavio Peiró y el fallecido Gustavo Hansen, como representantes de la Municipalidad.

Publicidad

Historia de un engaño
Tony Correa, Ricardo Villaverde y Camilo Espíndola firmaron veinticuatro boletos de compra venta por lotes en un terreno ubicado en las calles Manuel Iglesias y Sargento Selada, entre Dávila y Aulí. Correa y los suyos pedían entre 1.300 y 9.000 pesos para formar parte de esta cooperativa que prometía hacer realidad el sueño de muchos: la vivienda propia.
El dinero fue depositado en una cuenta del banco Francés a nombre de Tony Correa, N° 078-40-703798/7, la mayoría en el mes de febrero de 2007. La cuenta era, según Correa, para guardar el dinero con el que la falsa cooperativa “San Jorge” compraría ese u otro terreno para la construcción de casas que se levantarían a través del Instituto Provincial para la Vivienda, con el presunto aval del Director de viviendas y escuelas de la Municipalidad, Flavio Peyró, el fallecido Director de Comisiones de Fomento Gustavo Hansen y un inspector de Obras Públicas de apellido González, presuntamente vinculado a Correa y que recibió de manos del Ingeniero Juan Carlos Plana el anteproyecto del plan de unidades habitacionales de la cooperativa.
Cuando mensajes de texto hicieron pública la situación, Tony Correa se defendió diciendo que ese terreno, perteneciente a la familia Corvino, no sería finalmente donde emplazarían las viviendas, porque “no tenían papeles” –cosa que la familia Corvino contradijo– y que harían un cambio de los boletos de compra venta entregados para modificar la ubicación del terreno a adquirir, que sería uno ubicado en Calle 35 y Nieto de Torre, propiedad de un tal Daniel Núñez, que terminó siendo Daniel Miño, a quien le comprarían el terreno si los “miembros” de la cooperativa aceptaban el traspaso.
“Lo que tenemos que llevar ahora, son todos los boletos para toda la gente que se queda, y los que se van, se irá a buscar una nueva persona que quiera ingresar. Después, los llevamos a la Municipalidad para que nos hagan las viviendas”, dijo Correa en abril de 2007, cuando tomó estado público que había cobrado por un terreno que no le pertenecía, no compró ni podía vender.

A juicio
La causa del Tony Correa –cuya rareza y  noticia se iniciara mediante un mensaje en el contestador de La Radio mediante el que Villaverde anunciaba la venta de terrenos a precios irrisorios– se inició judicialmente por la denuncia que receptara la Doctora Gabriela Ates cuando era Fiscal de instrucción, y luego de pocas pruebas más que las recolectadas por ella misma fue elevada por el Fiscal Darío Giagnorio con sendos pedidos de sobreseimiento para los coimputados.
Los informes de los bancos, las grabaciones, los testimonios y, en general, el uso de una posible cooperativa para la venta de terrenos cuyo dueño –ficticio– no lo era, son la base para que estos reiterados movimientos de patrimonio de ciudadanos de San Pedro que depositaron en la cuenta bancaria a nombre del Tony cifras de las que él no puede dar cuenta sean elevados a juicio en una causa por estafa.
Las familias damnificadas le enviaron sendas cartas documentos reclamándole la devolución del dinero depositado. Pero la cuenta estaba vacía. Tony había retirado el dinero para “comprar el terreno de calle 35 y Nieto de Torre”, aunque eso nunca sucedió. Los estafados nunca recibieron el dinero que reclamaban.
Entre febrero y abril de 2007, Tony Correa aparentó la venta de terrenos que él mismo confesó no haber comprado nunca. Recibió dinero de los que creyeron en su engaño y ahora será elevado a juicio por estafa a Osvaldo Alejandro Ansaloni, que depositó 1.500 pesos; Sergio Facundo Gómez, 1.600 pesos; Rosa Isabel Luchessi, 9.000 pesos; y Gabriel Oscar Jaime, que depositó 1.800 pesos. Además de ellos, otras veinte personas hicieron lo propio en la cuenta 078-40-703798/7 del Banco Francés sucursal San Pedro, a nombre de Antonio Fermín “Tony” Correa.
La instrucción continuó en manos del Fiscal Darío Giagnorio, quien pidió el sobreseimiento de Villaverde y Espíndola por considerar que es sólo Correa el que configura el delito de estafa, ya que es el titular de la cuenta bancaria donde fue depositado el dinero, es quien lo retira, lo gasta y no puede restituirlo, además de que no consta en ninguna parte que Tony haya sido designado administrador de esos montos.
La etapa probatoria considera acreditada la disposición patrimonial mediante el engaño con que el referente barrial habría defraudado con abuso de confianza, aparentando empresa o negociación y que esta maniobra hizo caer en error a las víctimas, que confiaron en él.

Disculpas y 100 pesos
El 2 de octubre comenzaron las audiencias en las que se ofrecerán las pruebas. Requerirán los testimonios de los tres coimputados a los que se pidió sobreseimiento, los denunciantes, Juan Carlos Plana, Flavio Peiró, Mario Barbieri, el inspector municipal (al menos en 2007) de apellido González y otras veinte personas que habrían sido igualmente estafadas por Tony Correa.
A su vez, se requerirá información sobre una operación que se habría practicado la madre de Tony Correa, cuya prótesis podría haber sido pagada con el dinero que los damnificados depositaron en la cuenta del banco Francés.
El ex candidato a Intendente se presentó ante la Justicia sin ser requerido, para “pedir disculpas” ante la inminente elevación a juicio. Le comunicaron que tendrá tiempo de disculparse cuando haga su defensa ante el Tribunal. Asistió con la Secretaria de la Defensoría Sofía Robinson y, ante el Juez y la Fiscal Ates, ofreció el pago de cien pesos por mes a una de las víctimas presentes, quien no aceptó la propuesta.
Extraña el sobreseimiento solicitado por el Fiscal Giagnorio respecto de los coimputados por el delito de estafa, a quienes la Fiscal interpelará como testigos y deberán explicar qué tipo de relación los unía con Tony Correa en la manipulación de terrenos.
El Juicio podría realizarse en San Pedro, ya que el hoy Juez Correccional N° 2 Sebastián Zubiri –ex Defensor Oficial que formara parte de la manifestación ante el Intendente de los vecinos en situación de toma del barrio San Francisco, que lideraba el propio Tony Correa–, pretende que no haya viajes a San Nicolás, por lo que pedirá autorización a la Corte Suprema para que autorice su moción y los debates tengan lugar en la ciudad.

Peiró, siempre Peiró
El Director de viviendas y escuelas de la Municipalidad de San Pedro, arquitecto Flavio Peiró aparece como uno de los eslabones de la historia de la estafa perpetrada por Tony Correa. Las reuniones que habría tenido con los vecinos que soñaban con la compra de ese terreno lo acreditan. De la misma manera, su visto bueno estaría dado en la promesa de que las viviendas serían construidas con aportes del Plan Federal de Viviendas, que el funcionario tiene a su cargo en la ciudad, aunque en aquel momento afirmó que “sólo había sido invitado a una reunión en la que brindó asesoramiento”.
No fue la primera ni la última vez que Peiró estuvo vinculado a Tony Correa. El acto que el referente barrial organizó en el club Banfield y contó con la presencia de los candidatos oficialistas y miembros del gabinete municipal habría sido una devolución de favores.
Lo mismo habría sucedido en la polémica inclusión de la nuera de Tony en un plan de viviendas a construirse bajo el nombre “Profesor Mario”, en el que se incluyeron a una importante cantidad de beneficiarios que no estaban en las listas de espera que figuran en la Municipalidad. Se habla de una “devolución de gentilezas” por parte de las autoridades municipales hacia el referente barrial, aunque consultados en su oportunidad sobre la presencia de la nuera de Correa entre las beneficiarias de ese plan de viviendas dijeron: “No sabíamos”.

Tony, el changarín
Antonio Fermín Correa, apodado “Tony”, nació el 3 de julio de 1965 en San Pedro; sus padres: Nilda Ester Bustos e Ismael Correa. Su domicilio actual es Benefactora Sampedrina y Casella, en una casa tomada del barrio San Francisco de Asís.
Se trata de una persona que posee un Plan Trabajar, y tenía en esos momentos una cuenta bancaria que no podría justificar bajo ningún punto de vista, ya que las changas y el plan no pueden explicar los montos. Se esperará al debate para determinar cómo tenía ese dinero y con qué motivo la gente, confiada en su palabra, le depositó las sumas denunciadas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias