18.6 C
San Pedro
viernes, septiembre 17, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Incesantes delitos en la zona céntrica

Varios hechos ocurridos en los últimos días vuelven a preocupar por la continuidad de ilícitos en el radio céntrico. Además de la rotura de una vidriera, y daños ocasionados en la camioneta de un conocido comisionista, el sábado al mediodía un menor que tenía pedido de captura por una importante cantidad de delitos, asaltó la tienda Gaby. La policía reconoce el problema pero sigue diciendo que tiene las manos atadas por la justicia.

spot_img

 

Más por cansancio que por miedo, siguen siendo muchos los comerciantes y ciudadanos que prefieren no denunciar en la Comisaría los ilícitos de los que son blanco, a sabiendas que el resultado es más de lo mismo: muchos trámites y poca justicia.
Esa es la conclusión a la que llegó esta semana por ejemplo, el comisionista Fabio Díaz, a quien le rompieron su camioneta mientras estaba estacionada en pleno centro.
El caso no es más que el ejemplo concreto de lo que pasa desde hace largo tiempo, son muchos más los robos que ocurren que los que se cuentan en los partes policiales, ni siquiera porque las autoridades los oculten sino porque ni siquiera los conocen.
Los ladrones, son cada vez más ordenados y meticulosos porque saben que tienen tiempo de sobra para cometer prolijamente los robos, y que si los llegan a detener no estarán más que unas horas dentro del edificio de Mitre y Moisés Novillo. Los notificarán, y vuelta a casa.
La zona céntrica, es la que más muestra esta realidad. Sólo en la última semana se cuenta la rotura de la vidriera de Los Girasoles, hecho que “está siendo investigado” y que fue cometido por “ignorados” que pasaban por ahí durante la madrugada y por diversión o pura maldad, arrojaron el pie de una sombrilla contra uno de los blindex del bar.
En la misma cuadra, en calle Obligado entre Mitre y Pellegrini, el sábado al mediodía otro comercio fue blanco de la impunidad. Un chico de 15 años –a continuación se repasa su prontuario- entró armado con un cuchillo y se llevó dinero y artículos, ante la impotencia de las dos empleadas que estaban trabajando allí. El chico fue atrapado por la policía a la noche, en Pellegrini y Colón. Llevaba puestas un par de zapatillas que había robado.

Publicidad

Peligroso y armado
El menor que robó la tienda Gaby, es un joven que está acusado entre otros delitos, por el homicidio de otro menor, ocurrido en Febrero de 2004. Fue detenido, además, por robar en otros comercios recientemente como por ejemplo en el supermercado Rancho Grande, en Almafuerte y Av. 3 de Febrero. En esa oportunidad lo hizo junto a otros dos jóvenes, uno de 17 años oriundo de Baradero, y otro de 25.
Desde la Comisaría, se confirmó que ahora fue derivado a la ciudad de La Plata, al Registro de Movimiento y Ubicación de Menores. Este organismo será el encargado de resolver dónde será internado el joven, y se supone que esta vez debería ser un instituto de puertas cerradas, si tienen en cuenta no sólo los delitos cometidos sino también las innumerables oportunidades en que se escapó de otros centros de internación.
Un detalle llamativo y alarmante: la policía reconoce que tenía pedido de captura pero supuestamente corresponden a los últimos delitos cometidos, es decir, robo a mano armada. No aparece en ese registro, el homicidio cometido por este chico hace sólo dos años.
“La causa 24.699 es la del homicidio, se considera la original, los otros son agregados… a nosotros no nos aparece un pedido de captura por homicidio, por lo que se supone que por esa causa estaría libre.
Pero es verdad que a la policía nunca se les notifica las resoluciones de la justicia, así que no podemos estar seguros”, explicó una fuente de la dependencia local.
Tampoco es factible obtener esta información por parte del Juzgado de Menores porque es harto conocida la respuesta: no se habla de casos particulares para proteger la privacidad del menor de edad.
Mientras tanto, el resto de la población se pregunta cuándo la justicia comenzará a proteger a quienes no tienen antecedentes penales, tanto menores como mayores.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias