13.6 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

Histórico e inigualable

La selección Sub 15 cumplió una de las mejores actuaciones de un equipo sampedrino en la historia. Llegó a la final de la Copa Argentina que organizó el Consejo Federal y cayó en el último segundo.

Publicidad

 

No son muchos los logros que el fútbol sampedrino ha conseguido con el paso de la historia. Sólo perduran en la memoria y en los registros estadísticos el subcampeonato conseguido por la selección “Roja y Negra” en el Provincial de 1941, o las Copas Hermanos Brown de los años ’55 y ’73. La extraordinaria victoria de Paraná ante Olimpo de Bahía Blanca en el año ’84, y la epopeya de Pescadores en 1992 cuando llegó a la final del antes llamado Torneo Provincial.
Desde ahora habrá que sumarle otro acontecimiento. La extraordinaria actuación de la selección Sub 15 que llegó en silencio a Villa Angela, Chaco, y con el correr de los partidos se fue ganando el respeto de todos.
Durante una semana se disputó dividida en cuatro sedes, la Copa Argentina de Ligas, organizada por el Consejo Federal y observada por varios interesados en capturar valores para sumarlos al fútbol grande del país.
Allí estuvo el combinado de San Pedro, que ganó la ronda regional de la Federación Norte y en el Chaco plasmó sobre el campo de juego todo lo que había que tener para hacer un buen papel. Y vaya si lo hizo; de entrada este grupo de promesas sampedrinas comandadas por “Coco” Espíndola y su cuerpo técnico, entendió en donde estaba y que no serían muchas las oportunidades que se les presentarían para repetir la experiencia. Ya no importaban los 48 grados de temperatura, la frecuencia de partidos ni estar lejos de sus seres queridos. El grupo se hizo fuerte, le puso el pecho a las balas y demostró que por algo estaba allí.
Con el correr de los días fueron atrapando a toda la ciudad, que a la distancia se fue “enamorando” de estos chicos, creyeron en sus cualidades y no despegaron ni un minuto sus oídos de la radio para saber como les iba.
Todo era posible y así fue, llegó la ansiada final y casi, casi, la gran alegría. En el minuto final, Bareyro con su gol amargó a todos pero no les quitó el orgullo de ser protagonistas de semejante experiencia.
Esta selección sumó una tremenda satisfacción para el fútbol sampedrino. Y en la historia deportiva de la ciudad quedará sellado el Viernes 12 de Diciembre de 2008, como el día en que un plantel de jóvenes que no superaban los 15 años se codeó con el fútbol grande del país.

Publicidad

La campaña
La selección de San Pedro arrancó la Copa integrando el Grupo 4 con sede en Villa Angela. Debutó derrotando a la selección de Córdoba por 2 a 1 con dos goles de Matías Nouet. Luego le ganó a las Las Breñas por 2 a 1 con otros dos tantos de Nouet. En el tercer partido selló su paso a las semifinales con el gol anotado por Gabriel Luna.
En la semifinal (sin Nouet por expulsión) enfrentó al dueño de casa a quien le ganó con total justicia por 3 a 1 con dos goles de Gabriel Luna y el restante de Kevin Neyra. En la final estuvo a un paso de la hazaña. Perdía y Posadas lo superaba pero se recuperó y con dos goles de Nouet lo dio vuelta. El rival empató y en el minuto final consiguió el gol que le dio el campeonato.
El plantel estuvo integrado por: Tiago Teves (Paraná), Emanuel Charras (Liga de Salto), Gustavo Birador (Paraná), Isaías Cáceres (Tablense), Braian Cáceres (La Esperanza), Emmanuel Martínez (La Esperanza), Franco Naso (Mitre), Franco Santachita (Mitre), Juan Albano (La Esperanza), Matías Pisani (Tablense), Franco Fontanet (Paraná), Gastón Piccinini (La Esperanza), Gonzalo Vallejos (Mitre), Cristian Astorga (Nikkei), Franco Boaglio (Tablense), Gabriel Luna (Paraná), Kevin Neyra (La Esperanza), Matías Nouet (Paraná), Paulo Paz (Tablense), Alexis Cuels (Mitre). Director Técnico: Gerardo Espíndola. Ayudantes de campo: Javier Pistán y Néstor Pérez. Coordinador: Hugo Cejas. Arbitro: Diego Mastaglio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias