13 C
San Pedro
domingo, junio 13, 2021
spot_img

Hay tres policías con coronavirus que participaron de un operativo en una vivienda cuya familia estaba contagiada

El personal policial sigue sin ser incluido en un plan de inoculación y el riesgo es cada vez mayor. Entre los efectivos que transitan la enfermedad están los que participaron en el allanamiento a la familia Llul donde sus ocupantes tenían Covid-19.

Publicidad

 

La situación sanitaria del personal policial continúa siendo motivo de preocupación porque no fue vacunado y no hay a la vista ninguna expectativa de que puedan ser incluidos en algún programa que les permite trabajar sin correr riesgos más allá de ser considerados personal esencial.

Publicidad

Actualmente, son doce los efectivos de la Comisaría San Pedro aislados de los cuales siete fueron diagnosticados con Covid-19, pero hasta el miércoles eran 15 los que estaban en confinamiento y doce los casos activos dentro de la fuerza, cifra que varía de acuerdo a la evolución del cuadro de salud de cada funcionario.

Entre los policías que se encuentran transitando el virus hay tres que el 12 de mayo pasado participaron de un operativo en donde los ocupantes de la propiedad allanada habían contraído coronavirus días atrás.

En la actualidad son 12 los policías de la Comisaría San Pedro que permanecen con licencia por encontrarse aislados

En aquel momento, el personal que llegó a la vivienda de la calle Aulí al 700 tomó contacto con un hombre de 42 años y su madre de 81 quienes estaban contagiados y mantuvieron un incidente con la Policía. Si bien no hay certezas de que los efectivos policiales hayan contraído el virus al transformarse en contacto estrecho de la familia Llul, quedó en evidencia el riesgo que corren cada vez que deben intervenir. Desde que comenzó la pandemia trabajan en la primera línea de los controles.

El día del operativo, en la casa del barrio Banfield, tanto el hombre como su madre fueron trasladados a la Comisaría y permanecieron alojados unas horas en la dependencia hasta que regresaron a la casa para que continúen con el aislamiento. Esa tarde, hubo que hacer un movimiento de detenidos en los calabozos para poder alojar al hombre y la mujer apartados del resto.

Posteriormente, el personal de Bromatología desinfectó la Comisaría para evitar un contagio masivo tanto del personal policial como los alojados en la dependencia. Uno de los policías afectados con coronavirus contó cómo la pasó y lo difícil que es no tener un respaldo que les garantice trabajar con tranquilidad.

“No sé bien en donde me contagié pero corremos riesgo constantemente”, dijo a La Opinión. “En mi caso la pasé bastante mal porque tuve neumonía bilateral y me tuvieron que internar. Gracias a Dios no llegué al respirador pero sí pasé varios días con oxígeno. Creo que yo terminé contagiando a dos compañeros míos”.

“La pasé bastante mal porque tuve neumonía bilateral”

Según trascendió, las pocas “señales” que llegaron desde el Ministerio de Seguridad bonaerense que conduce Sergio Berni es que por los policías se inscribieran en el programa Vacunate y esperen la convocatoria como cualquier vecino.

A la vez, La Opinión reveló hace pocas semanas que no todos los policías de la ciudad se habían registrado para ser inmunizados. El promedio de edad de los funcionarios que se desempeñan en la Comisaría no supera los 35 años, es decir que por la franja etaria van a tener que seguir esperando para poder recibir la primera dosis.        

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias