21.5 C
San Pedro
lunes, noviembre 29, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Hay dificultades para derivar pacientes no COVID-19 a hospitales de mayor complejidad

Los centros a los que habitualmente se trasladas personas desde San Pedro están saturados por la segunda ola de coronavirus y las autoridades locales deben doblegar esfuerzos para conseguir cama. "Está complejo", resumió el Jefe de Guardia del Hospital, José Herbas.

 

Semana a semana desde el Hospital Emilio Ruffa se solicita derivar pacientes a centros de mayor complejidad para ser tratados por patologías graves, con riesgo de vida, que requieren de aparatología u especialidad de la que no se cuenta en San Pedro, donde con la incorporación de un arco en C aminoró el número de traslados.

Publicidad

Por la segunda ola de coronavirus, muchos de los sanatorios a los que habitualmente se llevan sampedrinos están saturados y tienen prioridad de atención a pacientes COVID-19. En ese marco, el Jefe de Guardia del Hospital, José Herbas, admitió que “está complejo” conseguir cama: “No hay camas, se le está dando prioridad a COVID y me parece que es dónde uno tiene que apuntar. Cuando tenemos que derivar a un paciente y no tenemos cama o no lo reciben por falta de cama, ya escapa a lo que nosotros podamos hacer”.

Una de las lesiones más habitual es el “traumatismo de cráneo” por parte de vecinos que se accidentan en moto y no utilizan casco, situación que para el emergentólogo son “incidentes” y no “accidentes”: “No hay el cuidado ni la responsabilidad de cuidarse. Estas cuestiones nos estallan en la Guardia y nos retrasamos de una derivación porque no conseguimos. Ya antes no conseguíamos cama, imagínense ahora con la ocupación de camas que tiene la provincia y el AMBA, lugares donde nosotros habitualmente derivamos”.

“No hay camas, se le está dando prioridad a COVID”

José Herbas

Herbas reiteró que los accidentes de tránsito “se pueden prevenir” y aseguró que ellos, como médicos, son “víctima de situaciones incomprensible de cierta parte de los jóvenes que no tienen el sumo cuidado de conducir una moto”. Y reclamó: “Cuando uno usa una moto tiene que utilizar casco y andar a una velocidad que sea acorde a una ciudad de San Pedro en la cual no se puede desarrollar alta velocidad”.

Además, precisó que a pesar de las campañas de prevención en la Guardia del Emilio Ruffa siguen “recibiendo traumatismos de cráneos severos” y algunos de ellos por choques entre motos, situaciones para el médico “incomprensibles”: “Yo estoy hace mucho tiempo en accidentología y no me entra en la cabeza todavía que se puedan chocar dos motos, no entiendo”.

Por último, más allá de la realidad, dejó en claro que “son temas” que al recibirlos en Guardia deben “resolverlos dentro de las circunstancias” y con “todos los elementos” que tienen.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias