3.4 C
San Pedro
lunes, junio 21, 2021
spot_img

Hay cuestionamientos al reempadronamiento de contribuyentes

Mientras la moratoria sigue su curso para los deudores de tasas y contribuciones los ciudadanos que deben reempadronarse empiezan a manifestar la resistencia a un trámite complicado y las dificultades que se prestan para los que “cumplen y pagan”. Desde el Gobierno sostienen que lo importante es entregar los datos para armar un padrón prolijo y actualizado.

Publicidad

 

Al informe publicado por La Opinión que daba cuentas de la obligatoriedad del decreto que dispone un reempadronamiento general de todos los contribuyentes comienzan a agregarse quejas relacionadas a lo engorroso que puede resultar el trámite tal como se exige. “Mientras los morosos pagan su moratoria y se inscriben, nosotros tenemos que sacar turno y esperar”,  dijo un jubilado con buena dosis de humor negro: “Cuando terminen voy a estar muerto, ya tengo 90 años y no debo un peso”, remató ante este semanario.
El buen objetivo que pretende alcanzar la Dirección de Rentas con un reempadronamiento total de contribuyentes para una buena base de datos se da de bruces con muchos de los requisitos que hay que cumplir.
“Se han planteado algunas cuestiones por parte de los contribuyentes en relación al reempadronamiento de todas las cuentas impositivas. No estamos hablando de un plazo, lo vamos a extender. La decisión está basada en poder tener una base actualizada de todos los contribuyentes, hace mucho tiempo que el municipio no trabaja en este sentido, y el municipio necesita tener la actualización dentro del proceso de modernización del área de Rentas”, señaló el Secretario de Hacienda Roberto Borgo.

Publicidad

“Atropello a la privacidad”
Karina Kissling ya ha compartido su reclamo con la Sociedad Rural y la entidad ha hecho saber a las autoridades que, tal como está planteado, el trámite es de imposible cumplimiento. Cuando habló con este semanario, la contribuyente y titular de un vivero junto a su familia no ahorró calificativos: “Yo en lo personal no pienso asistir. Es instrumentalmente imposible”, aseguró mientras se preguntaba dónde está publicado el decreto que hace obligatoria la medida.
Anunció que intentará reunirse con el Director de Rentas Christian Rial pero que de todos modos entiende que “todos los sampedrinos tenemos que oponernos” y sostuvo: “Esto es un atropello, por eso ahora no me callo más. Me voy a hacer respetar”.
Cuando este medio consultó por qué considera la medida un “atropello a la privacidad”, sin contar con un sustento jurídico, la mujer explicó que ella apunta a la inseguridad: “Tengo que fotocopiar escrituras, moto, autos, de todo lo que esté a mi nombre o de mi familia, el vivero y todos esos datos los tiene la AFIP y Rentas. ¿No pueden cruzar los datos? ¿Voy a ir a la fotocopiadora para que vean lo que tengo y después a la Municipalidad dónde ni sé quién es el que la recibe y a quién se lo va a contar?”.
Aunque parezca que referimos la casuística, el planteo es válido si se lo toma desde la perspectiva de la exigencia de fotocopias de cada documento y de la factibilidad de que semejante cantidad de papeles deban almacenarse en plena era digital.
Un exempleado del sector citó un caso de un contribuyente que tiene ni más ni menos que 120 propiedades para empadronar: por más que lo haga con un gestor, la cantidad de documentación necesita de varias cajas para ser contenida. Aunque no hace falta semejante ejemplo para entender que cualquier contribuyente que sólo tenga un terreno, una casa, una moto y un vehículo,  debe concurrir con una importante cantidad de documentación probatoria y las copias de sus documentos e inscripciones en los organismos de contralor como el Registro Automotor o Arba.
Hasta allí parte de lo que será la oposición de los que toman la actitud de no concurrir y esperar a que los llamen, especulando con que la tarea será de imposible cumplimiento.

¿Qué hay detrás?
Muchos suponen que detrás de este llamado del Municipio puede haber segundas intenciones. Una lástima, porque lo único que hay es un atraso incalculable en un padrón desactualizado por la negligencia y la falta de decisiones políticas en materia de planes de recaudación eficientes, como exhiben tantas otras comunas bonaerenses.
Es obvio que está el peligro de entregar los datos a personal inescrupuloso, pero eso no está en el mapa de las preocupaciones, a punto tal que el propio Borgo reconoce: “Se piden cuentas de mail, teléfonos, para llegar a la última etapa, que sea que no haya necesidad de que vengan al municipio y se pueda hacer todo por internet. Le decimos a los contribuyentes que es un trámite que se debe hacer. A partir de marzo vamos a ampliar la capacidad de Rentas con más personal. En la próxima factura van a recibir una leyenda si necesitan reempadronarse y habrá preferencia en la atención para quienes estén al día”.
Claramente no están en condiciones de un cruce digital con un sistema vetusto para los tiempos que corren aunque han logrado convenios que facilitan el pago.

Facilitar los trámites
“Llevamos alrededor de 1.100 reempadronamientos. La Municipalidad está en una situación muy difícil, necesitamos los ingresos, recuperar. Esta es una buena opción para ponerse al día y para que el municipio pueda salir de esta situación con los recursos necesarios. Sabemos que ha habido consultas a los medios, no es necesario que vengan con la documentación original, con fotocopia basta, si es por un tema de seguridad. Hay tiempo para hacerlo, lo tenemos que hacer por una cuestión de política tributaria”, sostuvo el Secretario de Hacienda y agregó: “El municipio durante el año pasado ha venido trabajando en la generación de pago por medios electrónicos, se ha trabajado en generar medios alternativos. Se puede pagar en el Centro de Comercio, en Bapro Pagos, vía home banking con Visa, firmamos convenios con Rapipago y Pago Fácil para que puedan pagar en cualquier lugar”, finalizó Borgo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias