15.6 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Hallan alacranes en el barrio El Amanecer, pero no venenosos: ¿cómo reconocerlos?

Un vecino de El Amanecer envió la foto del alacrán que encontró para consultar si era venenoso. Bromatología indicó que se trata de una especie no peligrosa. Qué características tener en cuenta para reconocerlos y cómo evitar su aparición.

Publicidad

 

Un vecino del barrio El Amanecer, en inmediaciones de Juan Ismael Giménez al 3000, encontró un ejemplar de alacrán del que tomó fotografías y envió a La Opinión.

Publicidad

Consultado por este medio, Saverio Gutierrez, director de Bromatología de la Municipalidad de San Pedro, descartó que se trate de un ejemplar venenoso y explicó qué características hay que tener en cuenta ante la aparición de estos arácnidos.

“Por el aguijón con un solo espolón, y las pinzas gordas y cortas es un Bothriurus bonariensis. Es de los no venenosos”, detalló.

Para reconocerlos hay que observar, fundamentalmente, las pinzas y la cola, que tienen diferencias importantes y fácilmente detectables. De todas maneras, ante la aparición de un ejemplar, lo mejor es comunicarse con Bromatología al 425450.

Bothriurus bonaerensis es el “no venenoso” y que suele aparecer en la ciudad. La población se alarma porque el riesgo ante la picadura de los que son considerados peligrosos es importante. Para diferenciarlos hay que tener en cuenta que el no peligroso es de color marrón oscuro a negro, tiene pinzas cortas y anchas, y cola telson sin apéndice, a diferencia del venenoso, que es amarillo, tiene cola telson con apéndice, cuerpo alargado y pinzas largas y angostas.

Los alacranes son nocturnos, viven en lugares oscuros y húmedos de las casas (baño, cocina, lavadero) y también en las cañerías. Se alimentan de otros escorpiones, arañas, insectos y sobre todo, de cucarachas, por lo que se recomienda fumigar contra esos insectos para evitar su aparición.

En la época de verano, estos arácnidos incrementan su actividad y buscan cobijo y alimento en las viviendas. Aunque la especie habitual en San Pedro es la no peligrosa, siempre es importante tomar los recaudos pertinentes para prevenir su aparición y, en caso de hallazgo, comunicarse con Bromatología.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias