12.9 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Habló Nelson Suárez, uno de los nuevos dueños de la Clínica San Pedro: “La idea es abrir el 1 de agosto”

Miembro mayoritario del grupo inversor que adquirió el paquete accionario, dialogó en exclusiva con La Opinión luego de presentarse ante trabajadores y trabajadoras e impartir directivas. "Le quiero dar un buen servicio a la comunidad de San Pedro", sostuvo.

Publicidad

 

Este martes se hicieron presentes en la clínica San Pedro los nuevos accionistas, que adquierieron el paquete accionario al directorio saliente para reactivar el sanatorio, cerrado desde el miércoles 7 de julio pasado.

Publicidad

Tras mantener un diálogo con trabajadores y trabajadoras, el responsable máximo del grupo inversor que se hizo cargo de la clínica, Nelson Suárez Irala, dialogó en exclusiva con La Opinión y aseguró que “la idea es inaugurar al 1 de agosto”.

El nuevo dueño de la clínica San Pedro impartió directivas al personal para limpiar, relevar insumos, reparar equipamiento, organizar el listado de trabajadores y profesionales. “”No andan las líneas de teléfono, no anda internet, va a llevar unos días”, señaló.

“Necesitamos urgente abrir la clínica por el tema de los pacientes que están deambulando, sin lugar, pero las cosas hay que hacerlas bien, no es que abrimos un supermercado, salud es un tema muy delicado, y le quiero dar un buen servicio a la comunidad de San Pedro”, sostuvo Suárez.

“Yo compré el fondo accionario, se va a llamar Nueva Clínica San Pedro, pero es un nombre ficticio, la razón social sigue siendo la misma”, informó Nelson Suárez.

El nuevo responsable del sanatorio dijo que los compradores son un grupo inversor dedicado desde hace años al rubro salud y que tienen presencia “en todo el país”. Sobre la actividad habitual, explicó: “Nos dedicamos a ir a centros médicos que no estén en condiciones, les damos la idea empresarial de cómo encarar el proyecto y levantamos la clínica”.

En ese sentido, informó que tenían en mente comprar un sanatorio y que se interesaron en la clínica San Pedro y en otros efectores, hasta que cerraron acuerdo con los locales. “Nos estamos ampliando en varias partes del país y por la cobertura médica que tenemos queríamos darle a nuestros afiliados su propio lugar de atención”, dijo.

“Se dio lo de la clínica San Pedro, estábamos negociando con otra clínica. La idea es quedarnos, esta es la primera clínica que se compra y será la clínica madre, las demás tendrán el mismo nombre y serán sucursales”, anticipó.

Suárez aclaró que desde enero de 2018 ya no tiene relación con la empresa Sadeyk SRL, cuyo referente zonal, al menos así se presentó él, es Fabián Bell, residente en Baradero, quien el sábado había confirmado que era esa empresa la que estaba detrás de las negociaciones para la compra de la clínia.

“Fabián Bell es un conocido mío, va a trabajar en la empresa. Yo tuve una empresa de internación domiciliaria que se vendió en 2018, si la persona que la compró no lo declaró en la IGJ y yo figuro como gerente no significa que sea el dueño”, explicó Suárez.

Sobre el grupo inversor, Nelson Suárez Irala, detalló: “El 80 por ciento de las acciones está a mi nombre, somos varios socios, los ejes y la cabeza somos yo y el director médico, yo manejo la parte comercial”.

“A partir de ahora la clínica va a tener complejidad, nefrología, vamos a dializar, va a haber una terapia competente, va a haber un equipo de tomografía, va a haber neurocirugía, vamos a hacer hemodiálisis, varios proyectos para aumentar el nivel de la clínica”, enumeró.

Dijo que tienen un plan de negocios “a 20 años”.

Suárez informó que mantuvo diálogo con PAMI y espera una reunión con las autoridades porque deben reactivar la cápita tras la carta documento que envió el directorio anterior para renunciar cuando decidieron cerrar la clínica.

Además, dijo que no está de acuerdo con el alquiler de habitaciones al Hospital pero que de todas maneras va a dialogar con el intendente y las autoridades locales al respecto. “Yo no comparto el tema de alquilar camas de internación a la Municipalidad, pero tenemos que hablar, si la Municipalidad no tiene dónde albergar a la gente internada y la clínica tiene lugar no habría problemas, veremos”, dijo.

A los empleados les dijo que respetarán la antigüedad de cada uno y el convenio vigente con el sindicato de Sanidad. Suárez quiere cambiar la fachada de la clínica y ya impartió órdenes para mejorar la cartelería en el frente.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias