13.8 C
San Pedro
jueves, abril 15, 2021

Guacone vuelve en diez días a ver qué le ofrece De Vido tras su pedido de viviendas

El intendente participó de una reunión de trabajo con el Ministro de Planificación Federal y otros once jefes comunales. Pidió viviendas aunque las obras propuestas son de menor envergadura. Pasó un momento tenso cuando el funcionario cuestionó a Barbieri. Expuso su total alineamiento con el kirchnerismo, agradeció todo y a todos. Al salir, aseguró que se iba “feliz” y con expectativas por el próximo encuentro, que sería el viernes 3 de agosto.

Publicidad

 

El intendente municipal Pablo Guacone se puso un traje negro a rayas y partió rumbo a Capital Federal en el auto oficial. Con el chofer de vacaciones, él mismo condujo el Toyota Corolla, acompañado por cuatro periodistas a los que invitó de acuerdo a lo solicitado por el propio Ministerio de Planificación Federal que conduce Julio De Vido. Iba a una reunión de trabajo donde habría anuncios sobre obra pública.
El intendente llevaba una carpeta con proyectos que había elaborado junto a Pedro Restelli, quien se encontraba en Buenos Aires desde el día anterior, en un curso. “Voy a pedir viviendas y un centro cultural en el edificio de la planta depuradora” que llevaría el nombre Néstor Carlos Kirchner, fue el adelanto de Guacone antes de entrar al salón Manuel Belgrano del quinto piso del edificio que comparten los ministerios de Planificación y de Economía.
La convocatoria del Gobierno nacional llegó quince días después de la primera reunión que mantuvo De Vido con los intendentes de la segunda sección electoral, a la que Guacone no había podido ir “por cuestiones de agenda”, tema que resolvió con una visita a solas con el ministro.
Allí habían establecido que habría un programa de obras a implementar directamente en los municipios y que comenzarían con estas reuniones periódicas. Motorizar la economía y mantener el empleo son los objetivos del Gobierno, por ello los intendentes ya sabían que se trataba de obras de rápida concreción, pocos fondos e inmediato impacto social.
Sin embargo, el mandatario local llevó –aunque no sólo él– un ambicioso proyecto para cumplir con la vieja máxima que dice que para bajar hay tiempo. El problema es que no salió bien y terminó reculando, pidiendo perdón y devanándose en elogios que no le habían pedido y que hasta dijeron no querían escuchar, para no perder tiempo.

Publicidad

Caluroso momento
Apenas subió al atril, Guacone lanzó algo que De Vido y el resto de los presentes no esperaba escuchar. Fue un reclamo hecho y derecho, sin más: “Sinceramente, en obra pública en San Pedro tengo muy poco”, dijo y disparó “Desde que comencé en 2009 no pude hacer ninguna vivienda”.
De Vido interrumpió para enumerar logros del Gobierno nacional desde 2003 y le espetó al intendente que la gestión de la que él mismo proviene, la de Barbieri, había tenido más de 500 viviendas.
Desde allí, comenzó una explicación respecto de los alcances del programa que están planteando y retomó el hilo discursivo para que quedara claro lo que había señalado antes: “Vos tenés que marcar e indicar qué es lo que se hizo antes, cuál fue la respuesta a esas políticas del nivel nacional. Cortaron la Ruta 9”, dijo para luego elevar la voz: ”Hay 700 viviendas con la plata que recaudábamos de las retenciones de la soja. Como única respuesta hubo el corte de la Ruta 9, con intendente como el principal piquetero. Esa es la actitud que no debe haber”.
Allí hubo un aplauso cerrado de los presentes, a lo que el intendente local eligió responder con más elogios para De Vido y el Gobierno nacional.
“Elegí yo, a mí nadie me tuvo que venir a decir cómo tenía que hacer ni apuntarme con un dedo”, dijo Guacone y prosiguió: “En 2003 yo era un pintor de obra y lo voté a Néstor Kirchner te lo juro por mis dos hijas divinas que tengo; no era nada y cuando llegué en el 2007 con la famosa Concertación Plural, empecé mi vida como concejal; en el 2009 cuando me toca ser el intendente, el mismo 10 de diciembre cuando asumía yo estaba con María del Carmen Alarcón por el tema de la fruticultura en San Pedro”.
Para el Jefe Comunal sampedrino también habría aplausos cerrados. Llegaron luego de que con mucha vehemencia sostuviera: “Mi primer día de gestión yo estaba dando gestos de que este Gobierno me gustaba, yo elegí, acá estoy, no me pienso correr, acá estoy con este gobierno”.
Tras el aplauso del resto de los intendentes, Guacone rogó a De Vido: “Disculpame, Julio, te hablé con total sinceridad, porque como muchos compañeros que estamos acá y andamos por la calle, vamos a la panadería, a la carnicería y la gente me dice Guacone, traiga un plan de viviendas”, se excusó para volver a pedir “mil disculpas”.
De Vido le dijo “arranquemos con lo que tenemos” y explicó que podrían construirse viviendas con cooperativas, en tandas de pocas decenas, para luego “esperar un ciclo” mejor. “Yo te lo agradezco, bienvenido, cómo no”, respondió el intendente.

Los proyectos
Guacone señaló que el municipio posee tierras en Río Tala y Santa Lucía para construir esas viviendas que pidió. En una son 71 y en la otra 51. Para ambas destacó: “Podríamos empezar con 15 o 20 la primera etapa”.
Cordón cuneta, -“porque genera muchos puestos de trabajo”- y carpeta asfáltica, la necesidad de conexión en barrios transitados con centros de salud y escuelas cercanos fueron los temas sobre los que versó el intendente mientras Restelli pasaba a gran velocidad el power point que había preparado, uno de los más completos de los presentados.
Olvidó o acaso ya no quiso exponer el proyecto de Centro Cultural “Néstor Carlos Kirchner” que planificaron para concretar en la zona de la explanta depuradora y con cuya carpeta habían ido hasta el Ministerio.
No cerró la exposición y se dedicó a nombrar y agradecer a todos y cada uno de los funcionarios presentes.
“Realmente Julio hay muchas cosas por hacer, me encantaría ampliar al Hospital”, dijo Guacone y quiso dejar de apuntar “lo que se necesita” para hablar de las inversiones de Maxiconsumo, Cencosud, el hotel San Julián, la instalación de gas en Santa Lucía. Todo fue agradecido “profundamente” y con un “mirá vos si no tenemos palabras de agradecimiento”.
Destacó la recuperación de Actur, que comparó con la reestatización de YPF, y dijo sentirse “avergonzado” porque “muchos chicos no conocen el río”. Dijo que no quiere más barreras y que lo emociona escuchar a la Presidenta hablar de “inclusión”. El mismo intendente en cuyo gobierno no se realizaron las gestiones suficientes para que esos chicos de las localidades que le dijo a De Vido que no conocen el río lo pudieran conocer.
“Nos hace falta un poquito de todo”, le confesó sin dejar de agradecer la bienvenida y que lo hayan hecho sentir “un compañero” más. “Evidentemente no me confundí con este lugar que elegí, les agradezco a todos que me reciban con un fuerte abrazo, yo venía de un lugar del principal piquete de la 125 junto con Entre Ríos, hay que tener un poquito de memoria”, dijo sin sonrojarse.
“No se pudo explayar ampliamente”, señaló Restelli y habló de “afinar el lápiz” para la próxima reunión. Sobre el cruce con De Vido, dijo “no te digo la estrella pero uno de los que más se destacó. Fue muy sincero con el tema de las viviendas”.
Por su parte, el jefe comunal dijo estar “emocionado” y “feliz” porque “es bueno hablar con total sinceridad y ponerle el pecho a las balas”. Destacó la “buena sintonía con el Ministerio y el Gobierno” y aseguró: “Hablé con el corazón, como hago siempre, vengo a decir lo que hay que hacer, no con ánimo de crítica, como hacen muchos”.

De Vido contra Barbieri
El Ministro de Planificación Federal volvió a referirse al exintendente sampedrino durante la conferencia de prensa, en la que los medios locales de cada distrito pudieron preguntar.
“San Pedro no estuvo en penitencia, todo lo contrario. El otro intendente hizo 1.200 viviendas, pavimento, etc. y su actitud fue cortar la ruta, aliarse no con los opositores sino con los que querían destituir al gobierno. No hubo castigo político, en todo caso el castigo es que el intendente Guacone no coincide en nada con lo que él planteaba”, dijo De Vido sobre Barbieri.
Por el barbierismo, la encargada de responder fue Norma Atrip, asesora del diputado nacional: “No nos sorprendemos, es terrible, son declaraciones que me parece que son una forma de mostrarse tal cual son”, dijo y agregó: “Barbieri hizo más de 1.000 viviendas, con aportes del Gobierno nacional, que no es una dádiva sino lo que corresponde”.
Guacone prefirió no referirse al tema: “No me fijo en la historia, sino de acá para adelante, de qué sirve fijarse en los hechos consumados, yo le meto para adelante”, sostuvo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias