16.3 C
San Pedro
jueves, junio 24, 2021
spot_img

Guacone tiene una deuda millonaria por su mala gestión en 2013

El Tribunal de Cuentas se expidió respecto del ejercicio de ese año y multó por más de 3 millones de pesos al exintendente y sus funcionarios. El fallo es histórico en la provincia y repite observaciones hechas en otros años, advertidas por la oposición. Los exfuncionarios Jorge Gil, Javier Silva y Pedro Restelli aparecen con cargos. El Contador municipal Oscar Corleto es de los que más debe pagar. También está el Tesorero Mario Corvalán.

Publicidad

 

De acuerdo al fallo que la semana pasada el Tribunal de Cuentas remitió a los responsables de la conducción política de San Pedro durante el año 2013, parece que “el que las hace, las paga”, ya que el exintendente Guacone y sus funcionarios deberán abonar una multa de más de 3 millones de pesos por la pésima administración del dinero público y una multiplicidad de incumplimientos de las disposiciones legales y reglamentarias que establece la Ley Orgánica.

Publicidad

La falta de justificación de gastos, extralimitaciones presupuestarias y, especialmente, los festivales de bonificaciones y horas extras que desde hace años publica La Opinión ante el análisis de cada ejercicio económico forman parte del fallo del organismo que controla las cuentas de los municipios bonaerenses, que es lapidario para con la gestión 2013.

En ese sentido, el fallo es claro: el exintendente Guacone, sus exsecretarios de Economía Jorge Gil, de Gobierno Javier Silva, de Obras Públicas Pedro Restelli, el Contador Oscar Corleto, el Tesorero Mario Corvalán deberán pagar de su bolsillo el perjuicio que causaron al erario.

Las deudas del guaconismo
En total, los cargos suman $ 3.312.115,34. Una fortuna para repartir entre pocos responsables, que son los que firman la documentación y luego deben responder con su patrimonio ante el análisis del Tribunal de Cuentas.

Los cargos son de $ 10.000 y $ 26.932,19 por extralimitaciones presupuestarias; de $ 3.232,94, único para el exsecretario de Obras Públicas Hugo Días; $ 56.971,72 para Guacone, Gil y Corleto por los decretos de ayudas sociales a personas sin justificar. Hay un cargo de $ 459.340,67 para Guacone, Gil, Corleto y Silva por el descubierto bancario superado en casi el doble.

Entre los de carrera hay malestar con Silva y Cuello, responsables de Personal durante el período, porque el festival de bonificaciones se lleva las  mayores multas: $ 153.567,98 para los nombrados más Restelli y la contadora Elsa Finardi por las bonificaciones por funciones.

Son $ 2.382.575,65 para los mismos más el Tesorero Mario Corvalán por los regalados premios por conducción; $ 97.945,79 por las bonificaciones por guardia que seguían pagando a pesar de haber derogado el decreto. $ 121.548,40 por la bonificación por fallo de caja. Los responsabilizados tienen 90 días para depositar lo que según el Tribunal deben pagar por su mala gestión. Tienen 15 días para recurrir y pueden ir a la Justicia.

La oposición, satisfecha
“Esto es la convalidación de toda la labor realizada por el Frente de Todos y en particular por mí en el análisis de la situación económica financiera”, señaló el concejal Mario Sánchez Negrete, uno de los más críticos del oficialismo.

“Marcamos errores e irregularidades. No nos quisieron escuchar y acá están las consecuencias. No eran palos en la rueda, era la cruel realidad”, dijo el concejal que más y mejor analizó las cuentas municipales.

Aseguró estar “satisfecho porque esto termina dando, lamentablemente, la pauta de que era cierto lo que advertíamos. Lo importante, para mí, es que el trabajo que hice no fue en vano”.

La mayoría de los temas que objetó el Tribunal de Cuentas en su primer dictamen fueron revalidados en este fallo. Además, muchos de ellos formaron parte de la Comisión Investigadora contra Guacone, que quedó trunca con su denuncia.

El Concejo Deliberante analiza la presentación de esa investigación administrativa en la Justicia para que determine si acaso hay algún delito.

En el fallo, el organismo revisor provincial advierte que hay temas que todavía debe analizar.

En algunos puntos, incluso, señala que ya había “retado” al Ejecutivo y que si persistiera respondería de otra manera.

Cuando llegue el análisis 2014 se verá si acaso no incurrieron en las mismas cuestiones, lo que podría provocar otras consecuencias para los funcionarios a cargo.

SIN DERECHO A COBRAR VACACIONES

Así se desprende de la jurisprudencia que obra en la Asesoría General de Gobierno. Además, no hay antecedentes en la historia administrativa local de intendentes que hayan reclamado esas sumas cuando no se hayan tomado los períodos de receso anuales. El exjefe comunal no hizo una presentación formal pero sí consultó varias veces para saber si le iban a pagar esas sumas tal como hicieron con el aguinaldo.

Pablo Guillermo Guacone gobernó San Pedro entre el 10 de diciembre de 2009 y el 15 de diciembre de 2014. Durante esos cinco años, no hay registro de que haya pedido licencia por vacaciones, aunque se sabe que tuvo varias escapadas a la costa atlántica, donde le gustaba mostrarse como intendente municipal y decirle a quien quisiera escucharlo que esa era su condición en el mundo, fuera a una acomodadora del Luna Park o a un operador político de malla y ojotas en Pinamar.

Semanas atrás, el concejal opositor Mario Sánchez Negrete reveló que el Ejecutivo liquidó y pagó más de 94 mil pesos a Guacone en concepto de aguinaldo del año pasado.

En la edición 1205, La Opinión agregó que en el marco del reclamo de lo que le adeudaban el exintendente, lejos de plantear la posibilidad de dejar en el erario un dinero simbólico como reparación de los daños cometidos, Guacone hizo consultas previas al reclamo administrativo para que le liquidaran las vacaciones que siempre se tomó pero nunca formalizó como tales y, por lo visto, tampoco podría hacer.

No le corresponden
Como el cargo que ocupó obedece al proceso de elección popular, no le corresponden vacaciones no gozadas: ni al intendente ni a los concejales. Además, no existen precedentes en la administración pública local, al menos asentados de manera contable en los registros existentes, que el Estado de San Pedro le haya pagado a un Jefe Comunal vacaciones no tomadas.

Por otra parte, los antecedentes que obran en la Asesoría General de Gobierno tampoco dan cuenta de esa posibilidad. Así se lo hicieron conocer a funcionarios actuales del Ejecutivo empleados de esa dependencia provincial, donde hubo consultas informales.
La formalidad llegará a modo de dictamen no vinculante cuando Guacone haga, si es que así lo decide, una solicitud administrativa para hacer efectivo a través de un escrito el reclamo oficial por las vacaciones no gozadas que considera le deben ser pagadas.

Una cifra considerable
Si se tiene en cuenta el sueldo nominal actual para el cargo de intendente, cuyo resultado surge de multiplicar por 14 el sueldo básico de un empleado municipal con 40 horas, el número por el que habría que calcular el proporcional de vacaciones es de 98.509,79.

Son 3.283,66 por día, que multiplicado por 14, el número de jornadas de vacaciones que le corresponderían al exintendente, suma $ 45.971,24 por año. Multiplicado por cinco, que es la cantidad de períodos que Guacone estuvo al frente del Municipio, da la friolera de $ 229.856,20.

Si el exmandatario comunal no pudo tomarse vacaciones porque estaba “desangrándose en la conducción”, se le puede apuntar algunas posibilidades para que disfrute mientras define su futuro laboral.

Posibilidades turísticas
De acuerdo a los precios vigentes en el mercado turístico, con ese dinero él y un acompañante podrían disfrutar cinco veces de un paquete 10 noches all inclusive en Punta Cana, en un hotel frente a la playa El Cortecito, considerada una de las más bellas del mundo, cuyo costo ronda los 46 mil pesos.

Si se le diera por un tour europeo, podría hacer entre cuatro y cinco viajes, de acuerdo al paquete que eligiera. Por ejemplo, un exclusivo grupal que recorre en 19 días las principales capitales en buenos hoteles ronda los 60 mil pesos; por otro lado, con 22 mil pesos puede hacer un recorrido del mismo tiempo pero más ligado a la experiencia viajera del joven mochilero, aunque sin pasar necesidades.

Si acaso el aniversario de los 70 años de la victoria soviética sobre la Alemania nazi le despertara el interés por Rusia y las capitales bálticas, podría hacer casi cinco viajes de ese destino, con hoteles de media categoría.

Si su kirchnerismo lo inclinara por recorrer la Patria Grande latinoamericana, un reconocido operador turístico nacional que vende paquetes ligados a las experiencias políticas del continente de San Martín y Bolívar brinda posibilidades atractivas.

Los “tours revolucionarios” por Cuba cuestan unos 50 mil pesos para dos personas y son los más caros. La Venezuela de Chávez tiene mejores precios y ni hablar de la Ecuador de la Revolución Ciudadana de Rafael Correa. Mención especial para la Bolivia de Evo Morales, cuyo costo es mínimo para una “indemnización” como la que reclama el exintendente.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias