15.2 C
San Pedro
domingo, abril 11, 2021

Guacone amplía poder en el Concejo y peroniza el gabinete

El Frente para la Victoria de Monfasani y Unión Peronista de Casini se sientan en la mesa de decisiones del intendente. Definen qué espacios ocupará cada uno en el gabinete, con la intención de cubrir los puestos vacantes. El Gobierno reconoció las negociaciones y lo calificó de “acuerdo ideológico”.

Publicidad

 

Si las mejores salidas a todo conflicto son hacia adelante, el intendente municipal Pablo Guacone ha tomado esa máxima como propia y tras el intento de conformar una comisión investigadora en su contra, que puso en riesgo su continuidad en el cargo, busca blindar ese “éxito” y acrecentar la capacidad de movimiento aislando en minoría a la oposición en el Concejo.
Eso sólo es posible merced a acuerdos políticos con el resto de los partidos que conforman el cuerpo, habida cuenta de la minoría que padece el oficialismo, con apenas dos ediles. Los cinco del Frente para la Victoria y los dos de Unión Peronista sumarían los nueve para empatar las votaciones. Como el desempate lo tiene el Presidente, hasta ahora todavía Martín Pando, su remoción y reemplazo por un propio que responda también es parte del sueño de Palacio que el peronismo alimenta.
El Ejecutivo tiene por presupuesto aprobado unas seis secretarías que nunca alcanzó a ocupar. Hoy sólo tiene ocupadas la de Desarrollo Humano con Dalmy Butti, la de Economía con Jorge Gil y las de Obras Públicas y Gobierno con Pedro Restelli.
Este último ya se despidió del personal de la de Gobierno y está abocado casi con exclusividad de las tareas de Obras Públicas, donde volverá luego de ocho meses de ocuparse de ambas, lo que no sólo desgastó su físico sino también su capacidad de vinculación política, que supo brillar antes de diciembre, especialmente con el apoyo de los denominados “gordos”, que lo apuntalaron.
Carlos Casini vuelve a estar cerca de ingresar al Ejecutivo, algo que había sido anunciado por él y por Guacone en diciembre pasado, antes de la renovación del mandato y finalmente nunca ocurrió. El concejal de Unión Peronista impulsa la creación de una Secretaría de Seguridad y bien podría ser ese el lugar que ocupe.
La otra pata peronista será la del PJ oficial, que hoy conduce Daniel Monfasani, presidente del bloque del Frente para la Victoria, excandidato a intendente, vínculo local con Sergio Massa y aspirante a ocupar un lugar en las listas de diputados provinciales el año que viene.
Su hijo, exconcejal y principal cerebro político de su grupo, Matías Monfasani, es el que se sumará. Ya lo había adelantado La Opinión: el cargo es el de Secretario de Coordinación y Planificación de Gestión, el que ocupaba Vellón en la era Barbieri. Estaba todo listo hace un tiempo, pero las idas y vueltas dentro del Ejecutivo retrasaron el desembarco.
Lo que Atrip supo llamar en sesión “el ala gorila del gabinete” se resistía a los Monfasani, especialmente luego de que el “Turco grande” apuntara duramente contra Dalmy Butti. Sin embargo, una reunión en privado la semana pasada limó las asperezas y todo volvió al ruedo.
Es que antes, para evitar disputas mayores, el Gobierno le habría ofrecido a Matías Monfasani asumir solo, y el Frente para la Victoria quiere ir en equipo, por lo que se habrían negado y congelado las negociaciones. Con la Comisión Investigadora en marcha, todos aceleraron la relación. “Volvió el ofrecimiento original y pronto habrá novedades”, dijeron a La Opinión hombres cercanos al reducido círculo monfasanista, donde ninguna decisión se toma sin que padre e hijo la hayan analizado antes.
Como la del concejal Martín Baraybar, que el viernes a última hora presentó su renuncia al cargo de Vicepresidente del Concejo para debilitar a Martín Pando (ver aparte) y aseguró haberlo hecho “tras conversarlo con todo el bloque”.
Guacone había adelantado la semana pasada a este semanario que los cambios estaban en su cabeza y que más temprano que tarde sobrevendrían. El viernes, el Subsecretario de Legal y Técnica Daniel Porta reconoció las reuniones y las calificó como parte de “un acuerdo dentro de un marco ideológico”.
“Hemos hablado en más de una oportunidad”, dijo y detalló: “Participamos de reuniones con integrantes del Frente para la Victoria, todo indica que tenemos que avanzar en ese sentido”.
Porta es uno de los que más protagonismo ha cobrado dentro de la estructura de think tank político que Guacone pretende para que lo acompañe en las decisiones estratégicas más importantes. En ese sentido, su explicación dice mucho: “La política es un medio y no un fin en sí mismo, y los acuerdos son necesarios. La gente votó a Guacone porque creyó que estaba capacitado para cumplir los compromisos, proyectar, gestionar, y si en función de eso es necesario realizar acuerdos en un marco ideológico y transparente, no lo veo mal”, dijo.
Para que el Frente para la Victoria disponga su gente en el gabinete tienen que “darse una serie de acontecimientos”. El fundamental es que Guacone –“él toma las decisiones”, dicen todos– disponga y anuncie.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias