12.9 C
San Pedro
domingo, julio 25, 2021
spot_img

Graves consecuencias para menor herido en tiroteo

Un nuevo ataque armado dejó a un menor de 14 años gravemente herido. Otro de 13 también fue baleado. Los agresores tienen 14 y 16 años.

Publicidad

 

Día a día aumentan los episodios delictivos protagonizados por menores de edad. En las últimas semanas la afición futbolera se vio conmovida a raíz del ataque sufrido por el ex futbolista Fernando Cáceres, donde al menos dos menores lo interceptaron y a los balazos intentaron robarle el auto.
En San Pedro, lamentablemente, la situación no es diferente y quizás sea mucho más grave, ya que hace varios años que los menores aparecen como los principales involucrados en distintos episodios, y cuando surgen esta clase de noticias ya no causan sorpresa. Existe un obligado acostumbramiento social, sin que quienes deben intervenir o prevenir tengan la participación adecuada ante un flagelo que, con una tarea adecuada y responsable, podría haberse evitado.

Publicidad

Chicos y heridos
Lo acontecido en la noche del jueves pasado supera cualquier parámetro normal. Pone en evidencia que, sea la edad que sea, a esta altura de las circunstancias a las personas no les tiembla el pulso a la hora de manipular y disparar un arma de fuego.
Cómo las adquieren y quién o quiénes se las alquilan es una cuestión que quizás necesite un análisis mucho más profundo, pero resulta increíble que a esta altura de las circunstancias nunca se haya dado con el “inquilino”.
El hecho acontecido cerca de las 21.30 del jueves dejó como saldo a un menor de 14 años y otro de 13 con heridas de diversa gravedad. Quien sufrió peores consecuencias fue el mayor de los dos chicos. Según relataron algunos vecinos del lugar, ambos transitaban a bordo de una bicicleta por Boulevard Moreno al 1200. En inmediaciones del lugar se hallaba un grupo de jóvenes que mantendrían algún altercado previo con los menores. Al atravesar el mencionado lugar, dos personas persiguieron a los menores y dispararon contra ellos hiriéndolos en distintas partes del cuerpo. Algunos vecinos aseguraron que al más pequeño lo tomaron a golpes cuando cayó al piso, aunque logró zafar y escapar hacia su casa.
Los agresores huyeron mientras que el menor de 14 años quedó malherido en el piso, acusando una herida de arma de fuego en la espalda.
Una ambulancia del servicio 107 arribó al lugar y trasladó al herido hacia la guardia del Hospital. Minutos después debió concurrir a una vivienda del barrio Hermano Indio, pues allí se hallaba el otro menor con una herida de arma de fuego en uno de sus glúteos.
Las peores consecuencias las sufrió el adolescente de 14 años, ya que el disparo dio en su columna vertebral, provocándole una grave herida que le quitó la movilidad en sus miembros inferiores. Esta situación obligó a los profesionales que lo atendieron tomar la decisión de trasladarlo a un nosocomio de la ciudad de La Plata, donde seguirá con el tratamiento. En cuanto al futuro del herido habrá que aguardar la evolución de la herida para saber si las consecuencias de la balacera serán de por vida o momentáneas.

Chicos y a los tiros
Esa misma noche, con datos puntuales, el personal policial efectuó un rápido operativo cerrojo que dio resultados inmediatos. En inmediaciones del lugar en donde fueron heridas las víctimas se logró apresar a dos menores de 14 y 16 años, sindicados como los autores de los disparos. Ambos tienen antecedentes y la Justicia tomó también una rápida decisión para con ellos. A uno lo entregó a sus progenitores y al otro lo derivó al Hogar El Amanecer de San Nicolás. Como sucede en la mayoría de los casos, nadie pudo asegurar a qué se debió el ataque. Se sospecha que podría tratarse de un ajuste de cuentas o alguna otra situación que jamás podrá justificar semejante acontecimiento.
Al día siguiente una vivienda de la calle Gral. Pueyrredón, ubicada en el mismo barrio, resultó baleada por personas desconocidas, aunque no se descarta que haya sido un hecho en represalia a lo acontecido en la noche del jueves.

A los tiros por nada
Vecinos de distintos sectores denuncian ataques armados.Crece la preocupación en algunos barrios por los constantes hechos de violencia y ataques armados. Milagrosamente no terminan en tragedia, pero son la muestra cabal del por qué de los continuos enfrentamientos por cuestiones a las que muchas veces no se les encuentran explicaciones. Durante el fin de semana se produjeron distintos episodios que fueron denunciados ante la policía local. En uno de ellos una mujer habitante del barrio Villa Igoillo y domiciliada en calle Basavilbaso s/n denunció que un joven se aproximó a su vivienda y desde afuera, vías del ferrocarril mediante, efectuó varios disparos de arma de fuego al aire, intimidándola y asegurando que iba a regresar. Fue así como más tarde cumplió con lo prometido y regresó disparando contra la vivienda y poniendo en riesgo a quienes allí habitan. El otro hecho se produjo en inmediaciones de la Bajada de Chávez. En ese lugar, un hombre de 24 años fue interceptado en la vía pública. Un joven con antecedentes lo amenazó con un arma de fuego y efectuó un disparo intimidatorio, amenazándolo para que “no vuelva a aparecer por el barrio”, según relató el damnificado. Más tarde, cuando el denunciante salía de un comercio cercano, fue otra vez interceptado por el agresor, acompañado por otra persona, nuevamente lo amenazó para que abandone la zona y efectuó disparos al aire.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias