25.6 C
San Pedro
miércoles, enero 26, 2022
- Publicidad -
- Publicidad -

Grave incidente entre las empleadas de la clínica San Pedro

Un grupo compuesto por enfermeras y mucamas agredieron a sus compañeras de trabajo que permanecen en el establecimiento desde el día de su cierre y decidieron efectuar una pollada el pasado domingo. La situación fue muy violeta, una trabajadora resultó agredida y herida, y se radicó la denuncia penal por lo sucedido.

 

Los ánimos ya no son los mismos y la espera se hace infinita. La expectativa cada vez es menor y el desgaste lleva a superar todos los límites.

Publicidad

Desde el día en que cerró la clínica privada San Pedro, el 7 de julio pasado, hay 13 trabajadoras que permanecen dentro del edificio a modo de protesta y esperando que alguien se responsabilice de esta situación y les devuelva la fuente de trabajo.

Se van sumando situaciones de todo tipo y el desgaste ya hace mella en quienes se aferran a la ilusión de que el establecimiento algún día reabrirá sus puertas.

El fin de semana las trabajadoras que continúan con la lucha realizaron una pollada con el único objetivo de poder recaudar y tener un ingreso económico ya que desde el mes de agosto no cobraron más y los presuntos dueños no volvieron más.      

Pero algo insospechado sucedió y fue que un grupo de trabajadoras que ya no están desocupadas se presentaron el lunes a reclamar lo que ellas entendían les correspondían recibir como parte de la ganancia recaudada el domingo mediante la pollada pero con el contraste de que no habían colaborado absolutamente en nada entonces les explicaron que no les iban a dar el dinero. La situación fue ganando en tensión al punto de llegar a la agresión y acudir a la justicia para que intervenga y actúe ante lo sucedido.

“Para poder subsistir organizamos una pollada, éramos las treces personas que vamos todos los días a la clínica, se consultó a todos los trabajadores y estuvieron de acuerdo”, contó Cristina Corradini en El Reporte de La Tarde.

“La indignación de estas mujeres es que la pollada fue un éxito, la gente respondió, y se dieron cuenta que nos fue bien. Ahora se aparecieron a la clínica diciendo que debíamos darle su parte de la pollada, y les dijimos que no, porque eso era para las 13 personas que permanecemos en la clínica y no tenemos otro ingreso”.

“No lo entendieron, pero como ya es su costumbre, esas seis personas empezaron a agredirnos. Fueron toda la vida igual, de estas personas esperábamos esto pero nunca con el nivel de agresión que fueron”, manifestó la empleada.

“Entraron y nos pegaron; eran Carmen Castro, Vanesa Balladares, Mónica Huesa, Karina Cardozo Y Silvia Ramos. Fue todo muy violento, a mi me agarraron sola, me encerraron y me hicieron de todo, me pegaron con la pava eléctrica y me cortaron el cuero cabelludo, me tiraban con todo lo encontraban, no midieron lo que estaban haciendo”.

“Cuatro de ellas eran enfermeras y dos mucamas. Pero bueno, así atendían  la gente, ya sabemos quiénes son, estas son las personas de las que los pacientes se quejaban por la atención que prestaba la clínica”, reconoció Corradini.

“Nosotros estamos sin trabajo y sin cobrar desde agosto, el resto consiguió trabajo  y estas seis mujeres están reclamando algo que es injusto”.

“El resto de las personas nos acompañó y donó para la pollada, todos habían entendido lo que estábamos haciendo. estas seis personas nunca se acercaron, no colaboraron con la pollada y nada, nunca estuvieron, hacía dos meses que no aparecían”.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias