5.5 C
San Pedro
jueves, julio 29, 2021
spot_img

González pidió carearse con Córdoba

El Jefe de la oficina del Correo de Santa Lucía declaró el viernes ante el Juez Carlos Villafuerte Ruzo, en el marco de la causa que investiga asaltos a camiones del Correo Argentino. Durante casi tres horas justificó la tenencia de las tarjetas telefónicas, presentó una coartada que lo desvincularía del momento en que ocurrieron los asaltos y pidió carearse con Carlos Córdoba, el otro procesado en la causa por encubrimiento y quien dijo haber recibido $ 300 de parte de González para guardar los elementos que luego fueron secuestrados por la policía.

Publicidad

 

Un relato muy confuso es el que hasta ahora hizo la defensa de Javier González, el santalucense detenido por los asaltos a varios camiones del Correo Argentino ocurridos en la zona en los últimos meses, sobre cómo ocurrieron los hechos que terminaron en su detención.
El viernes pasado, el Dr. Hugo Lima Hijo, letrado que representa a González, confirmó que su defendido había prestado declaración durante el término de unas tres horas ante el Juez Federal Carlos Villafuerte Ruzo. Es importante recordar que la causa cambió de fuero porque se trata de una empresa cuyos bienes son custodiados por el estado, razón por la cual ahora es la Justicia Federal quien decidirá el futuro de González. Según su abogado, el santalucense justificó ante el juez la tenencia de las casi 3.400 tarjetas telefónicas que fueron halladas en su casa porque dijo que las había recibido de manos de un particular que se las entregó para que las vendiera, “porque él conocía mucha gente”. Lo que resulta llamativo, es que el Dr. Lima desmintió que González haya pagado una suma cercana a los $ 15.000 por estas tarjetas, a pesar que él mismo había ofrecido esta versión en declaraciones anteriores. Dijo en cambio que las tarjetas “no tenían ningún valor comercial” porque los números de registro habían sido anulados por la empresa telefónica, y que para verificar esta cuestión se solicitará una pericia.
En otro tramo de su declaración, el imputado ofreció una coartada que lo desvincularía de los asaltos perpetrados a los camiones del Correo Argentino, y por eso al cierre de esta edición, el abogado presentaba un pedido de excarcelación para su defendido. “El delito que le imputan es robo calificado con uso de arma y privación ilegítima de la libertad, pero no fue reconocido por las víctimas de los asaltos y tiene testigos de dónde estaba cuando ocurrieron los hechos. Yo voy a pedir la excarcelación para que se considere un delito menor”, explicó Lima. El Juez Federal tiene 10 días hábiles para dictar la prisión preventiva, pero si el pedido de excarcelación no prospera la defensa tiene otras cartas en la manga.

Publicidad

“Quiere un careo”
La declaración de Carlos Córdoba, la segunda y única persona involucrada hasta el momento en el caso del Correo Argentino, fue determinante para que la policía allanara la casa de Javier González en Santa Lucía y lo detuviera al encontrar elementos sospechosos.
Córdoba, que fue liberado y ahora está procesado por encubrimiento, es cuidador de un campo en el que la policía halló varias pertenencias robadas a los camiones del Correo. Al declarar, dijo que había recibido de manos de González $ 300 para guardar estos elementos. Sin embargo, el Dr. Lima dijo que la versión de Córdoba no es creíble, y que resulta al menos llamativo por qué éste intentó esconder en un arroyo cercano a su casa algunos de los mencionados elementos, al ver llegar a la policía. “González cuestionó a Córdoba y pidió un careo con él”, dijo Lima sobre la declaración realizada por su defendido el viernes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias