13.3 C
San Pedro
martes, septiembre 28, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Gobernador Castro comienza a desvelarse

Un grave episodio registrado en la madrugada del Sábado desnudó una problemática que necesita rápida atención.

 

Los vecinos de Gobernador Castro aseguran que “ya no es lo mismo que antes”. La tranquilidad que tradicionalmente se apreciaba en el pueblo ha comenzado a ser parte del pasado.
“Antes la noche era para descansar”, dijo un lugareño. Es cierto, en las mejores épocas de la producción los lugareños pensaban en descansar y con los primeros rayos de sol partían hacia los montes, pues ese era la única mano de obra que tenían al alcance de sus manos.
Ahora la noche cambió e imitando a cualquier ciudad de la Argentina numerosos grupos de jóvenes se reúnen hasta altas horas de la madrugada. Además se producen hechos delictivos, graves accidentes de tránsito como por ejemplo el que hubo que lamentar hace un mes atrás, y hasta se comercializarían drogas a pesar de que se lo quiera esconder.
Parece mentira, pero es una realidad. Se trata de una problemática que a simple vista se puede contener o hasta evitar, pero las autoridades deben actuar ya.

Publicidad

Piedras y detenidos
El episodio que despertó los serios inconvenientes sociales por los que atraviesa la localidad se produjo en un bar ubicado en la esquina de Urquiza y Belgrano. Un lugar al que concurren los jóvenes, aunque también se acercan personas de la zona como Vuelta de Obligado o San Pedro.
No existiría un motivo en común pero la disputa por una mujer habría sido el desencadenante de lo que posteriormente sucedió. Pues una discusión se habría trasladado a la vereda y allí comenzó a tomar forma una reyerta que terminó con una terrible pedrada contra el frente del citado comercio.
Un grupo de personas que habrían llegado en defensa de una de las que se hallaba dentro del bar, comenzó a apedrear violentamente el lugar, utilizando proyectiles de todo tamaño destruyendo ventanales y aberturas. Mientras tanto, las personas que se encontraban en el interior debieron resguardarse para evitar ser lesionados. Uno de los propietarios pudo dar aviso a su padre quien intervino ante la Policía y el único móvil con que cuenta Castro no bastó para amedrentar a los revoltosos. Una unidad de la Comisaría San Pedro tuvo que acudir como refuerzo ya que la situación iba de mal en peor. Finalmente la policía logró dispersar al grupo agresor y detener a Dante Segovia, un joven de 22 años oriundo de esa localidad.
“Yo vivo a dos cuadras del bar”, dijo el padre de Marcos Díaz, propietario del comercio. “Fue terrible lo que les pasó a los chicos, me estaba preparando para ir a trabajar y tuve que ir a auxiliar a mi hijo”, contó el hombre. “Para colmo después el hermano del que llevaron detenido me fue a increpar porque yo había tenido la culpa de que metieran preso al hermano”, concluyó.
Al parecer el crudo enfrentamiento entre estos dos grupos de jóvenes viene de larga data y sólo sería por broncas que a veces nunca tienen un origen puntual. Lo cierto es que nadie puede asegurar que pasará de ahora en más, si lo ocurrido el Sábado es la conclusión o el principio de una situación a la que rápidamente habrá que ponerle un punto final para evitar males mayores.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias