9.7 C
San Pedro
martes, septiembre 21, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Gastaron 2 millones de pesos que Nación y Provincia enviaron para obras

Forman parte de los fondos para Vuelta de Obligado, un plan de luminarias y el programa que lanzó el Ministro De Vido en julio del año pasado. De los 14 millones para San Pedro, la Municipalidad ya presentó los proyectos por la mitad del dinero. Las primeras carpetas asfálticas eran para las calles Casella y Caseros. El Gobierno nacional mandó la mitad de la plata para esas obras pero Guacone la usó para otra cosa.

spot_img

 

El nuevo Secretario de Obras Públicas Hugo Días llegó al cargo la semana pasada y dijo a La Opinión que “el área está en condiciones”, aunque reconoció que, como en cada sector de la Municipalidad, “hay un problema económico que es del conocimiento de todos”.
La situación deficitaria del Estado local afecta por partida doble al área que dejó Pedro Restelli: por un lado, una deuda de 900 mil pesos con proveedores; por otro, unos $ 2.000.000 que corresponden a fondos afectados para obras que deberían haberse ejecutado o comenzado a ejecutar y que el Gobierno de Pablo Guacone utilizó para otra cosa.
El déficit millonario que afronta la gestión municipal desde el primer año del intendente en ese cargo es cada vez mayor. Las herramientas para enfrentarlo no han sido efectivas. Jorge Gil es el tercer Secretario de Economía y Hacienda, y ni el anunciado plan de ajuste con el que asumió pudo evitar el síndrome de la sábana corta que tapa el pecho y descubre los pies.

Publicidad

Deuda in crescendo
Cuando Restelli ingresó a Obras Públicas a mediados de 2010, el área cargaba con la mochila de una deuda de 500 mil pesos. Dinero que estaba “en la calle”, y que significaba parte del funcionamiento relativamente normal de una dependencia donde los montos que se manejan son siempre elevados.
El arquitecto sostuvo la semana pasada que su gestión había logrado equilibrar las cuentas hasta mediados del año pasado, cuando el desfasaje financiero fue excesivo y todo cambió. “Quedamos en situación complicada porque no podíamos cargar ni un tercio de lo que teníamos presupuestado”, dijo el exfuncionario y reveló: “Llegamos a marzo con una deuda que no estaba aún reconocida, de aproximadamente 900 mil pesos”.
La problemática financiera complicó mucho al área y en diversos frentes, al punto de que las demoras del puente peatonal de la escuela 27 estuvieron relacionadas con la dificultad para la compra de los materiales necesarios para su construcción, a pesar de que había fondos afectados en una cuenta específica para esa obra. Ese “desvío” de dinero, como se verá a continuación, parece ser moneda corriente dentro del Municipio.

No tan afectados
Los llamados “fondos afectados” implican partidas de dinero que tienen un destino específico que debe cumplirse sí o sí con ese monto, de acuerdo a lo proyectado. En general, en los municipios, ese tipo de cuentas están conformadas por envíos de los gobiernos nacional y provincial, especialmente los que tienen que ver con Obras Públicas, por la relevancia que suelen tener, también en términos de cantidad.
El año electoral 2011 en que Guacone fue electo para continuar por cuatro años al frente de la comuna tras heredar el gobierno de Barbieri hubo mucha obra pública. En 2012 ya no. Sin embargo, había muchos proyectos e incluso obras planificadas con fondos afectados que no se llevaron a cabo porque el Ejecutivo metió mano en la caja para cubrir gastos corrientes, producto de la crisis financiera.
Del dinero destinado al monumento en Vuelta de Obligado que inauguró la Presidenta de la Nación Cristina Fernández, hay 800 mil pesos que no están en la cuenta. Por lo tanto, hay obras sin ejecutar. Se trata de la famosa bajada para los pescadores; el relleno de terreno entre el camino de la costa y esa bajada; un pasamanos de madera que atravesaría el parque histórico; miradores hacia el río; y la delimitación de senderos en el interior del bosque.
Nada de ello fue ejecutado y la plata no está. No es que se la hayan robado, lo que hicieron fue usarla para otra cosa, algo que es legal pero que genera un problema difícil de solucionar. “Son pases de fondo correctamente legales y justificables, pero hay que reponer la plata”, explicó Restelli, que puso en el Intendente y los sucesivos secretarios de Economía la decisión de utilizar ese dinero para un destino distinto al original.
Además, hay 493 mil pesos de un convenio con el Ministerio de Infraestructura provincial para luminarias que nunca fueron colocadas. Se trata de un acuerdo que el Concejo Deliberante demoró un año en aprobar y que no tuvo ejecución inmediata porque la Coopser se negó a firmar un contrato con el Municipio, su principal deudor.
“Hay posibilidad de hacer un traspaso de fondos, pero está la obligación de devolverlo al objeto para el que fue afectado”, repitió Restelli. Nadie sabe con exactitud para qué fue utilizado ese dinero, pero teniendo en cuenta las condiciones del Estado local es imaginable que no tuvo otro destino que el pago de sueldos o proveedores.

Con De Vido
ya estamos en deuda
Una de las últimas tareas que tuvo a su cargo Pedro Restelli antes de ser expulsado de la Secretaría de Obras Públicas fue la presentación de las carpetas con los proyectos para el programa “Más Cerca” del Ministerio de Planificación Federal de la Nación, cuyo lanzamiento encabezó el Ministro Julio De Vido en Capital Federal, con la presencia de una veintena de intendentes, entre ellos Guacone, y la prensa del interior el pasado 20 de julio.
A San Pedro le tocan poco más de 14 millones de pesos para esos proyectos. La mitad están relacionados con viviendas y son los que todavía están en análisis. La otra mitad es la que el Gobierno nacional giró.
Son casi 7,5 millones de pesos con el siguiente detalle: $ 700 mil para cordón Cuneta y Desagüe Pluvial, calle Casella hasta Mateo Sbert; $ 700 mil para el mismo fin en el cruce de vías de Río Tala, en las calles Güemes y Camelino, más la bajada de La Tosquera, con escalera incluida; $ 960 mil para cordón cuneta en la avenida O’Farrell, en Santa Lucía, más carpeta asfáltica desde el acceso a esa localidad hasta el Hospital, y la calle San Lorenzo hasta Eduardo Doyle.
También incluye red colectora cloacal para el barrio El Progreso, de Gobernador Castro, por $ 380 mil; tres playones deportivos y un skate park en la ciudad, por $ 835 mil; un centro de salud nuevo en Pueblo Doyle por $ 385 mil; la refacción total de la terminal de ómnibus de Santa Lucía por $ 250 mil; y el bacheo integral y tomado de junta asfáltica en San Pedro, Gobernador Castro y Santa Lucia, por un monto de 1.850.000 pesos.
La suma de 7,5 millones se completa con dos proyectos que en realidad corresponden a un programa llamado “Promihb”, firmado hacia junio del año pasado, antes del “Más Cerca”. Cada uno era por aproximadamente 700 mil pesos, de los cuales el Gobierno nacional depositó para esa fecha la mitad.
Se trata de los proyectos de “construcción de carpeta asfáltica y mejoramiento de alumbrado público en San Pedro, calles Casella y Caseros”, por 689.200 pesos; y “construcción de carpeta asfáltica y mejoramiento de alumbrado público en Río Tala y bajada La Tosquera”, por $ 698.900.
El Ministerio de Planificación Federal depositó hacia junio del año pasado el monto correspondiente a cada una de esas obras, lo que suma unos 700 mil pesos, aproximadamente. Sin embargo, no están ni las obras ni la plata; la usaron para otros fines.
“Pareciera que uno es responsable de todo pero hay cosas que no se ejecutaron por la falta de fondos y hay fondos afectados que hay que tratar de recuperar, porque esa plata está acá”, dijo Restelli, quien confirmó el depósito de ese dinero en las arcas municipales.

Las prioridades de Hugo Días
El nuevo Secretario de Obras Públicas dijo a La Opinión que “la reparación de calles dentro de la ciudad y de las localidades, más la red vial son los puntos a los que nos tenemos que abocar inmediatamente”.Desde el miércoles comenzó a reunirse con las distintas áreas de su cartera, como el corralón, servicios sanitarios y el cementerio. Decidió la suspensión de las reparaciones de bacheo y adelantó que buscará una alternativa para que el trabajo sea “más prolijo y duradero”.

Sofía Rotundo renunció y su reemplazo es Valeria Leboso
La abogada, hija de Carlos Rotundo y militante política del peronismo desde pequeña ya no está al frente de la Oficina de Escrituraciones, cargo al que llegó de la mano de Pedro Restelli cuando Javier Silva recaló en la Secretaría de Gobierno.
La semana pasada participó de la entrega de actas de regularización dominial junto a la Directora Provincial de Tierras. Fue su última actividad oficial como Jefa de la Oficina de Escrituraciones, ya que el día anterior había presentado la renuncia.
“Sí, presenté la renuncia el lunes 18 de marzo al intendente”, dijo la semana pasada a La Opinión y agregó: “Me quedo hasta el próximo miércoles (por hoy) para terminar con mis obligaciones”.
El arquitecto Pedro Restelli señaló que Sofía Rotundo “estaba haciendo un trabajo muy bueno” y explicó: “Yo había pedido una persona de suma confianza y la elegí a ella, que ha hecho una gran labor y quedó demostrado con la entrega de regularización dominial”. Sobre la renuncia, opinó: “Habrá visto que no estaban dadas las condiciones y decidió retirarse”.
Su reemplazo es Valeria Leboso, también abogada y amiga personal de Javier Silva, quien estaba a cargo de Escrituraciones antes de que llegara Rotundo.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias