16.6 C
San Pedro
viernes, abril 23, 2021

Fuerte denuncia por la atención de la deportista que sufrió un ACV

La familia contó cómo fueron las primeras horas en las que Daiana Casas se descompuso. La primera consulta fue en el Hospital donde un médico le diagnosticó “vértigo”, ante la desesperación la trasladaron a la Clínica San Pedro donde se negaron a atenderla. “La atención acá es desastrosa, no actuaron como corresponde, nos dijeron que no tenía nada y cuando llegamos a Capital nos dijeron que podría haber quedado en estado vegetativo”, dijo la hermana de Daiana quien se recupera en un sanatorio privado de Belgrano. Llevarán el caso a la justicia.

Publicidad

 

COMUNICADO COMPLETO
Ahora que sé que Dai está mejor, quiero contar la malísima experiencia que pasamos. Se descompuso el domingo a las 12.30, cuando llegaron a San Pedro. Tenía vómitos y dolor intenso de cabeza, sus compañeras de handball la llevaron enseguida a la guardia del hospital, ahí la trataron y como no había mejoría la internaron.
 

Publicidad

El lunes a la mañana la vio el Dr. Piquioni que dio la orden de hacerle una tomografía y análisis, él no vio nada y tampoco tenía idea qué podía ser. Lo claro y obvio fue que no era nada bueno, pero pidió un traslado para hacerle una resonancia de alta definición, porque acá no contamos con tal resonador.
 

Mi mamá, en la desesperación, la saca del hospital y la lleva a la clínica San Pedro ya que mi hermana tiene obra social (Acord Salud). Ahí no la quisieron atender porque no hay neurólogo, de ahí vuelven al hospital donde tampoco la querían volver a ingresar.
 

Logramos convencerlos y la dejan 6 horas, SÍ 6 HORAS INTERNADA EN LA GUARDIA PORQUE SEGÚN ELLOS NO HABÍA CAMA DISPONIBLE (cosa que nos enteramos después era mentira).
 

Ese día Dai ya no hablaba, ni caminaba, ni coordinaba el cuerpo, NINGUN CLÍNICO LA QUISO VER nos dicen que, hasta el otro día, o sea martes a la mañana, el neurólogo no la podía ver; otro día perdido.
 

El martes el Dr. Piquioni la ve y vuelve a pedir el traslado (sin urgencia) para hacerle la famosa resonancia y además le dijo a mi mamá, con toda seguridad, QUE NO TENÍA NADA NEUROLÓGICO, QUE LO QUE TENÍA ERA UN VIRUS.
 

La ambulancia la vino a buscar a las 19.30 cuando el pedido de traslado estaba hecho de las 8.00. Llega al fin y la llevan a Belgrano, a la clínica de Los Virreyes, donde desde un primer momento la atienden de maravilla y descubren por primera instancia que Dai tenía NEUMONÍA, le realizan miles de estudios y el miércoles la pasan a terapia intensiva y nos dicen que lo que tuvo EL DOMIMGO fue un ACV que le afectó todo el lado derecho de su cuerpo.
 

Mi hermana no hablaba, no caminaba, no abría los ojos porque se le daban vuelta. No tragaba, escupía continuamente y no coordinaba el cuerpo, entonces los médicos nos dijeron que muchos de las secuelas que tenia se podrían haber evitado de haber detectado el ACV a tiempo y de haber demorado más el traslado lo mínimo que podía pasarle era quedar de por vida en estado vegetativo.
 

Conclusión: ESTAMOS EN MANOS DE NADIE, SI EN SAN PEDRO UN NEURÓLOGO NO SABE DIAGNOSTICAR UN ACV CON CLAROS SÍNTOMAS COMO LOS DE MI HERMANA DE QUE TE SIRVE, HOY PODEMOS DECIR QUE GRACIAS A DIOS DAI NO TIENE SECUELAS PERMANENTES PERO LE PODRIAN HABER ARRUINADO LA VIDA, NO TIENEN PROFECIONALISMO, NI MUCHOS MENOS HUMANIDAD Y NO ME REFIERO SÓLO AL NEURÓLOGO, SI NO A TODOS LOS  QUE LA ATENDIERON, A LA CLINICA, LA OBRA SOLCIAL QUE EN VEZ DE DARNOS RESPUESTAS NOS DABAN PROBLEMAS, ES UNA VERGÜENZA! ESCRIBO ESTO PORQUE CUANDO SEA EL MOMENTO HAREMOS LAS DENUNCIAS CORRESPONDIENTES, ESTO NO VA  QUEDAR ASÍ!

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias