21.9 C
San Pedro
lunes, marzo 1, 2021

Fuego en la isla: Las condiciones climáticas obligan a estar alertas

La cantidad de focos registrados durante las últimas semanas de agosto y la primera de septiembre dan cuentas de que la modalidad de quema de pastizales para la renovación de cultivos en la zona de islas sigue vigente. La perspectiva climática de poca lluvia, baja humedad, altas temperaturas y la tendencia del río a permanecer bajo son un combo peligroso.

Publicidad

 

La quema de pastizales ya parece un paisaje habitual en esta época del año la zona de islas. Las últimas semanas de agosto y la primera de septiembre dan cuenta de ello: los registros hablan de cientos de focos ígneos en todo el delta del Paraná.

Publicidad

El tema llamó la atención pública cuando duante el último fin de semana de agosto hubo que recurrir a Bomberos para intentar controlar las llamas, que alcanzaron hasta los seis metros, en la isla Los Lobos, situación que puso en riesgo el poblado.

Agosto es el mes de menor cantidad de lluvias del año y coincide con la aparición de la mayor cantidad de fogatas intencionales. La anteúltima semana de agosto, la Nasa registró 131 focos. Después del incendio de Los Lobos, entre el 26 de agosto y el 03 de septiembre, fueron 526 en todo el Delta.

Mapa_Nasa_03-09

"Sin lluvias, vegetación seca, róo bajo, baja humedad, posibilidad de altas temperaturas (seca) para los próximos meses, más irresponsabilidad = incendios quemas de pastizales, personas afectadas y bienes" advirtió el naturalista Enrique Sierra.

Mientras que el promedio anual de lluvias es de 1055 mm, en lo que va del año se registaron 583, poco más de la mitad. Además, advirtió Sierra, "las bajas temperaturas junio (3,9 C min promedio del mes) julio (5,9 C min promedio mes) han quemado la vegetación pastizales de bajos inundables, islas hasta embalsados".

Esto, señaló, genera "combustible necesario para que con la 'ayuda' del hombre se provoquen incendios quemas descontroladas que solo la lluvia podría apagar".

capt

A ello se suma la bajante extraordinaria del del Paraná. "En los bajos inundables e islas, el agua no está, solo hay lagunas aisladas, dejando más vegetación seca", señaló el naturalista. Los informes del Instituto Nacional del Agua (INA) indican que la situación puede extenderse hasta fnes de octubre.

Un combo que obliga a estar alertas, porque lo que sucedió a fines de agosto fue muy riesgoso. En ese sentido, Sierra puso el acento en la carencia de un sistema de alerta temprano por parte del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, a pesar de la experiencia de agosto de 2008, cuando hubo accidentes fatales en ruta 9 a raíz del humo.

El naturalista consideró que esas alerta deben ser "accesible, vía radios locales, nacionales", ya que en la isla no todos tienen internet, señal de celular, etc. 

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias