17.3 C
San Pedro
lunes, septiembre 27, 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Floggers, Antifloggers y una batalla interrumpida

El viernes estaba prevista una pelea entre dos grupos de adolescentes de nuestra ciudad en la peatonal, presuntamente programada a través de Internet. La convocatoria resultó tan “exitosa”, que finalmente se “enteraron” las autoridades educativas, la policía y los medios de comunicación, por lo que la contienda pudo ser evitada.

 

Puede no conocerlos por su nombre, pero sin lugar a dudas, usted alguna vez ha visto un “flogger”: son adolescentes que visten pantalones chupines de colores estridentes, preferentemente se ponen remeras llamativas y su peinado tiene necesariamente un flequillo que cae sobre la cara tapando un ojo. Son nada más y nada menos que la tribu urbana en expansión del momento, y quienes la componen en San Pedro, fueron protagonistas de un incidente que por suerte, no llegó a mayores.
Es que durante la semana se habían escuchado rumores de que a través de afiches en las escuelas, y mensajes en Internet, se estaba organizando una “mega pelea” entre distintos grupos de adolescentes de nuestra ciudad, que se llevaría a cabo en las inmediaciones de la peatonal del centenario. Concretamente, el enfrentamiento contaría de un lado con los habituales transeúntes de la peatonal (los floggers), y sus retadores (los antifloggers), que unificaban a integrantes de distintas “barras” de nuestra ciudad.
A partir de una reunión realizada el mismo viernes por la tarde en la Escuela Normal, las autoridades educativas coordinaron con la policía distrital las acciones a seguir, lo que incluyó un importante operativo con varios patrulleros y personal policial, que se llevó adelante en el lugar indicado por los jóvenes como punto neurálgico para el conflicto.
A pesar de que fueron cientos los jóvenes que allí se congregaron, la pelea finalmente no se concretó, y no pasó de ser una señal de alarma para la comunidad.

Publicidad

¿Su hijo, es flogger?
Estrictamente, son consideradas “floggers” todas aquellas personas que utilizan con cierta regularidad un “fotolog”. Y este es, en esencia, un sitio web personal que se caracteriza por ser sumamente fácil de utilizar y en el que con un nivel muy básico y elemental de conocimiento, se pueden “subir” fotografías y agregarle a las mismas un texto. El servicio más popular, que concentra prácticamente la mayor parte de los usuarios del mundo, se radica en www.fotolog.com y cuenta con cientos de millones de usuarios a nivel global y 2.700.000 en la Argentina. Declarados -en San Pedro- hay no menos de 600 Blogs, pero a ese número hay que sumarle todos aquellos que mienten sobre su localización.
A través de este servicio, personas de todo el mundo, mayoritariamente adolescentes, muestran fotos personales y cuentan sus anécdotas en busca de hacer amigos. El “fotolog”, o “Flog” termina siendo una vidriera de exhibición de la vida misma de cada uno, o una especie de bitácora de la existencia, abierta a quienes deseen husmearla.
Pero el concepto de “flogger”, fue tomando un nuevo cariz con el tiempo, y su significación cambió sutilmente en los últimos tiempos hasta llegar a representar lo que hoy representa. Ser un “flogger” ya no implica exclusivamente ser usuario del fotolog, sino que es ser parte de una nueva “tribu urbana” en expansión, con un consumo cultural en común, que gira alrededor de la música, la apariencia y la interrelación social a través de Internet.
Quienes se asumen a sí mismos como “floggers”, tienen una tendencia casi compulsiva a registrarlo todo en su flog. En general, cultivan una imagen andrógina, en la que es difícil diferenciar a hombres de mujeres y los pantalones “chupines” y los flequillos peinados para el costado están a la orden del día. Tampoco suele faltar algún que otro piercing en el rostro. Además, son propensos a escuchar música electrónica y cultivan una nueva forma de lenguaje escrito que se hace verdaderamente complicado de entender para quien no esté familiarizado con sus códigos, abreviaturas y “faltas de ortografía”.

La Pelea
Sea cual fuere el motivo, el estilo “flogger” parece despertar la ira de otros grupos de adolescentes. No solamente aquí, sino por todas partes. Fue noticia hace un tiempo una reunión de floggers en “El Abasto”, el conocido barrio porteño, que terminó violentamente al ser agredidos por otros jóvenes. En Internet en general, y en el fotolog en particular, abundan los sitios dedicados a promover el odio por este subgénero cultural adolescente tan en expansión por estos tiempos. Tal es el caso de la “Asociación Nacional Antiflogger” (http://www.foro.ws/anaf), los flogs “Vestite Como Macho” (www.fotolog.com/vestitecomomacho), “No uses chupines”
(www.fotolog.com/nouseschupines) y “Antichupines” (www.fotolog.com/antichupines) que se burlan de la vestimenta, el peinado y el vocabulario de esta tribu urbana.
Seguramente imitando alguno de estos sitios, en San Pedro se crearon páginas como “Ahora todos son VIP” (www.fotolog.com/ahoratodossonvip) o “Kill Floggers” (www.fotolog.com/killfloggers), desde donde se promueve la burla, el desprecio o simplemente el odio por “los que usan la planchita”. La metodología consiste en “robar” las fotos que “cuelgan” los floggers en sus sitios, y ponerlas en los suyos pero para burlarse.
Por ejemplo, en uno de esos sitios “antifloggers”, se muestra una fotografía “robada” de otro fotolog de San Pedro, en la que aparecen dos varones floggers y una mujer. Allí los antifloggers escriben: “Las 3 amigas inseparables aparecen en está foto, se prestan los chupines, comparten la misma inclinación sexual, y les gusta la electro”. O en otra foto ponen: “Mirá este grupito, que peculiar. Se pusieron de acuerdo para no repetir el color de sus chupines, y entre todos formaron el arco iris. Qué simpáticos ¿no? Por Dios mirá lo q son”.
Con la homofobia y la intolerancia hacia lo diferente como ideología, los antifloggers se llaman así mismos los “normales”, colocando entonces a todos los que no estén con ellos, fuera de ese círculo de “normalidad”.
A partir de esta movida “antiflogger” en San Pedro, se generó la obvia reacción desde el otro lado, que provino, (como no podía ser de otra manera) también desde una herramienta que provee Internet: Alguien que se definió a sí mismo como “neutral” entre los dos bandos, y que dijo haber actuado porque los floggers no se defendían, colgó en Internet un video en donde ridiculiza con bastante originalidad y sentido del humor a los lideres de la movida antiflogger de San Pedro
El haber encontrado sus propias fotografías en este video humorístico, motivó a los “anti” a pasar de la virtualidad a la realidad, e intentar organizar una pelea en el lugar de encuentro habitual de los floggers: La peatonal. “El viernes la 17 va a apoderarse la peatoo” se puede leer en el flog de la 17 (www.fotolog.com/la17_sp), que es el nombre de un grupo de deportistas del Club Náutico y uno de los blogs adherentes de la movida antiflogger local.
Con mensajes en Internet, mails y carteles pegados en las escuelas, los jóvenes se convocaron para “limpiar” la peatonal de los “indeseables floggers”.
Finalmente fueron cientos los jóvenes que se congregaron a las 18 horas del viernes en la Peatonal del Centenario. La mayoría simplemente “para ver”, (como ellos mismos manifestaban) pero en su mayoría sintiéndose mas identificados con los floggers que con los “anti”.
Finalmente, pasadas las 19 horas y cuando quedó claro que quienes habían promovido la pelea ya no se harían presentes en el lugar, los jóvenes se fueron desconcentrando.
Algunos con aires de victoria, y otros jurando una pronta revancha, se dieron una tregua momentánea, que parece no estar destinada a durar.

Filosofía Anti Flogger
El creador de “Kill Floggers”, escribió en su flog una especie de declaración en la que intentó explicar los motivos de su odio hacia los floggers:
…“Hablando en serio, ya se que muchos de ustedes se ofenden. Puedo ser algo [email protected], es verdad y no me importa. Es divertido en realidad. Pero, ¿que pasa? Ustedes creen que mi odio [que no es odio] hacia ustedes es infundado, o creen que es envidia. Les paso a explicar lo que yo siento por ustedes, por la gente como ustedes: Primero que nada, es desprecio, me dan repulsión, me impresiona como gente de mi edad pueda ser tan vacía, y que una página de Internet les importe tanto y que 100 personas les digan “beso gor”, y eso forme parte de su filosofía de vida, me impresiona.
Segundo, se de lo que hablo. Me rodeo de ustedes, voy a una facultad privada [llámese UP, UADE, UB] a la mañana. Me rodeo de ustedes y los escucho hablar y vuelvo a lo mismo, me dan pena, repulsión, creo que no existe la palabra para lo que siento.
Por ultimo, pero no menos, me da MUCHISIMO miedo, pensar de lo que va a ser de este país en 20 años. Seguramente en 20 años ustedes ya no sean así, y se digan, “que pelotudo que fui”, pero me da miedo, o sea, son gente sin valores, sin objetivos en la vida, sin nada y no me entra en la cabeza, porque yo, teniendo su misma edad en este momento, tengo objetivos, ideales, sueños y ustedes se van a dormir con su cámara de fotos esperando que se les llene el fotolog.
Ojala algún día maduren y se den cuenta de como son las cosas realmente. Mientras tanto yo voy a seguir bardeándolos, porque para mí es una catarsis y me divierto. A los demás, mis fieles seguidores, ¡Los amo!”.

“Hacete un Fotolog”, el video que encendió la chispa
El viernes en la peatonal, todos hablaban del video que los floggers habrían hecho para irritar a los “anti”, y que habría sido el generador principal de todo el incidente.
Efectivamente, el famoso video existe y ya obtuvo en “You Tube” la friolera de casi 1500 visitas. El anónimo autor proclama en el mismo no ser “ni un partuza, ni un flogger, ni un quedado, ni un 17” sino simplemente alguien “neutral”.
Según esta persona, siente que hay quienes “están haciendo una guerra” y que “los floggers no se defienden”. Justificando así, su “justiciera” intervención. Además, aclara que su intención no es “empeorar las cosas, sino igualarlas”. “Si a alguien no le gusta como son las cosas, que se deje de joder, cada uno es como es”, dice con la voz de una locutora cibernética y oculto/a bajo una fotografía de Penélope Cruz, quien sería la protagonista del video.
Después de las declaraciones, se suceden una serie de imágenes tomadas de floggs “anti” de San Pedro, en una secuencia tipo videoclip, que sería lo que habría ofendido a tantos chicos.
A partir del primer y polémico video, y después de la trascendencia pública que adquirieron los eventos de la peatonal, el autor del video subió uno nuevo a la web, en donde dice textualmente:
“Bueno, sí, estoy de vuelta. No pasó largo plazo desde mi último video. Pero me estuve enterando de barbaridades que suceden. Me parece que hubo mucha gente que no prestó mucha atención al video. El video no era contra los antifloggers. Sino, era para igualar los tantos ya que medio mundo se estaba poniendo contra los floggers y estos no hacían nada y decidí ayudarlos. Traté de enviar un mensaje que no fue captado por nadie, ni siquiera por los floggers mismos ya que algunos de ellos no son ningunos santitos, se mandan sus partes también. Bueno, el caso es que pido perdón por haberme metido. Pero no lo hice para generar mas conflicto, sino para intentar solucionar las cosas. Me pareció una buena forma hacerlo asi. Y saben muy bien los tales “antifloggers” que ellos no les hicieron nada para que hagan todo esto. Ellos tienen actitudes que los provocan, pero no por eso tienen que ir a pegarles.

Espero comentarios inteligentes para ver que opinan. Piensen un poco. Somos todos grandes y nadie se chupa el dedo acá. Bueno, eso es todo. Espero cambios, y nada más”.


N. de la R.: Las direcciones de páginas web citadas, son las vigentes al día de esta edición y fueron publicadas con el sólo propósito de facilitar a adultos que cuentan con menos recursos informáticos, la visión de los contenidos para promover el debate público sobre la cuestión.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Lo Último

Lo Más Leído

- Publicidad -
- Publicidad -

Otras noticias