{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1406
Publicado el: Miércoles, Marzo 13, 2019 - 12:51

Fernando Espíndola no puede acercarse a su sobrina, que lo denunció por abuso sexual

El concejal suplente y sindicalista de Camioneros fue denunciado en la Justicia por una sobrina que hoy tiene 40 años y aseguró que Espíndola abusó de ella y de sus hermanos cuando eran niños. El Juzgado de Paz dictó una medida de restricción perimetral y el fiscal Manso citó a la denunciante para que amplíe su relato.

La denuncia por abuso sexual contra el concejal suplente y sindicalista de Camioneros Fernando Espíndola, presentada la semana pasada por su sobrina, quien aseguró que el dirigente abusó de ella entre sus 7 y 13 años cuando ambos convivían en la casa de los abuelos de la víctima, tuvo dos movimientos importantes luego del escándalo que significó social y políticamente su difusión.

El fiscal Marcelo Manso, que tiene a su cargo la investigación, decidió citar para el viernes a la denunciante, Cintia Espíndola, para escuchar su relato en una audiencia que será considerada como declaración testimonial para ampliar la acusación y avanzar en la instrucción de la causa.

Por otra parte, la mujer informó a La Opinión que el Juzgado de Paz ya dictó la medida de restricción perimetral que solicitó para evitar que el acusado se acerque a ella, puesto que teme represalias tras interponer la denuncia y hacer pública la situación.

La denuncia contra Fernando Espíndola

“Está en vivo, qué papelón. Tenía sólo 8 años cuando ese HDP abusaba de mí, era sola una niña”, fue uno de los mensajes que Cintia Espíndola dejó en la transmisión en vivo de La Opinión & Sin Galera de la apertura de sesiones del Concejo Deliberante. Hablaba de su tío, el concejal y sindicalista de Camioneros Fernando Espíndola, a quien el miércoles denunció penalmente.

Ese día, Espíndola asumió en la banca de José Luis Tirelli, quien pidió licencia hasta el 3 de marzo. Electo por el Frente Renovador en la lista que encabezó en 2015 como candidato a intendente Ariel Ramanzini, el sindicalista estuvo varias veces en los últimos tres años en el recinto del Concejo Deliberante.

Cintia Espíndola tiene 40 años. El miércoles, en la Comisaría de la Mujer, se animó a dejar asentado ante la Justicia la acusación que había hecho por redes sociales tras más de 30 años de silencio: denunció a Fernando Espíndola por abusar de ella entre los 7 y los 13 años.

Cuando tenía 4 años, Cintia se fue a vivir con sus abuelos paternos. Con ellos vivía su tío Fernando, 9 años mayor que ella. En su denuncia, a la que tuvo acceso La Opinión, dejó expresado que a los siete u ocho, el tío “comenzó a tocarle sus partes íntimas debajo de sus prendas”.

Relató que lo hacía cuando sus abuelos no estaban o de noche, cuando todos dormían. Las situaciones de abuso se profundizaron: en la denuncia consta que “la obligaba a practicarle sexo oral” y que en al menos dos veces hubo penetración. En cada ocasión, la amenazaba para que no cuente lo sucedido. Los hechos se repitieron hasta sus 13 años, aseguró.

En ese momento, Cintia decidió irse a vivir con su padre, que había regresado a San Pedro tras residir en Buenos Aires. En 2008, cando su hermano se quitó la vida a los 29 años, se animó a contar lo que ahora denunció penalmente. En la denuncia señala que él también podría haber sido víctima de su tío.

La denuncia de Cintia Espíndola tiene otras aristas que la Fiscalía deberá investigar en profundidad. En la Comisaría de la Mujer solicitó una restricción perimetral para evitar que el concejal se acerque se acerque puesto que entiende que el poder que ostenta tanto en el gremio como en el ambiente político lo hacen más peligroso.

El relato de Cintia Espíndola

“Indignada, estoy muy indignada, esa es la palabra correcta”, así comenzaba el relato de Cintia Espíndola este sábado cuando, en Sin Galera, se expresó por primera vez luego de haber radicado la denuncia penal.

Con dolor e incertidumbre por el poder que atribuye a su victimario, Cintia relató: “Como todos me dicen es muy difícil comprobar un abuso a esta edad porque ya soy adulta, pero la verdad se tiene que saber, uno cuando es niño calla por ciertos temores que tenemos, le implementan el miedo, entonces pasan los años y uno sigue callando, pero ya no me callo más, ni por mi, ni por mis hermanos, ni por la memoria de mi hermano que ya no está”.

La pérdida de su hermano también significó para ella y su familia un antes y un después, Cintia, adjudica la decisión de quitarse la vida  de su hermano a todo lo que debió vivir cuando eran apenas unos niños “él abusaba de él también, y yo hablo por él porque él ya no puede, y yo esas imágenes no las borro nunca de mi cabeza, porque no recuerdo haber jugado con muñecas, pero sí los abusos de él a mí y a mis hermanos”.

Según el relato de la mujer, escaparse de ese lugar significó para ella “salir del horror” y con la voz tensa y a punto de quebrarse detalló “un día me cansé y me fui, me fui con mi papá, me cansé de esa situación en la casa de mis abuelos, salí del horror, porque para mi eso era un horror, él nos arruinó la vida, las posibilidades de estudio, de un montón de cosas, es irremediable lo que ha hecho”.

Entre los motivos que tiene para denunciar a quien habría abusado sexualmente de ella y de sus hermanos cuando eran apenas unos niños reitera una y otra vez “quiero que deje la soberbia, que deje de humillar a la gente, él no es dios, no es el dueño del mundo”.

En cuanto al ámbito en el cual se maneja el sindicalista Fernando Espíndola, la mujer declaró “en el sindicato de camioneros, ahí está toda la manzana podrida, eso es la corrupción que mueven, de cualquier manera a mi es lo que menos me interesa, a mi me interesa mi causa y luchar por lo mío, por mis hermanos, porque éramos cuatro y hoy ya somos tres”.

La víctima también coincidió con otras que, como en su caso, necesitan contención y apoyo. “Yo llevé todo a la fiscalía, pedí un abogado, pero no me han dado porque dicen que la misma fiscalía me va a defender, y bueno vamos a ver qué es lo que pasa, y hasta ahora no me han ofrecido psicóloga”.

Qué dicen en el Concejo y en Camioneros

El Sindicato de Choferes de Camiones y Afines, conocido popularmente como de “Camioneros”, no tuvo expresión pública acerca de la acusación en la Justicia que tiene a su referente local como imputado.

Maximiliano Cabaleyro, responsable regional y que además preside la CGT Baradero – San Pedro, no respondió los insistentes llamados de La Opinión. A la sede central, donde Hugo y Pablo Moyano manejan los hilos, llegó una copia de la denuncia.

Consultada acerca de si habrá alguna expresión formal por parte del Concejo Deliberante sobre el asunto, la presidenta Mónica Otero señaló: “Hoy no es miembro del HCD”, lo que es cierto: Espíndola es suplente y sólo asume cuando José Luis Tirelli solicita licencias. Una situación cómoda para evitar expresarse.

El concejal del Frente Renovado que compartió lista con el camionero cuando ambos acompañaron la candidatura a intendente de Ariel Ramanzini prefirió no hacer declaraciones sobre el tema. “Es una cosa muy personal”, dijo, llamativamente, el edil, que suele tener posiciones firmes en temas delicados. Ramanzini no respondió la consulta de este medio.

Desde el Frente para la Victoria–Unidad Ciudadana, Florencia Sánchez dijo que el viernes por la mañana dialogaron sobre el tema en una reunión que hubo por el Día de la Mujer.  “Creo que es un horror, hay una denuncia penal y hay que investigar. Si bien es suplente, creo que debe separárselo hasta que se esclarezca qué sucedió”, consideró.

EDICION IMPRESA #1416
Jueves 23 Mayo 2019

Comentarios