11.7 C
San Pedro
martes, agosto 3, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

#EXCLUSIVO El audio que Rafael Ramos envió a la víctima tras ser denunciado por abuso: “Estoy arrepentido de lo que te hice”

El 23 de noviembre, una mujer de 47 años fue socorrida a las 7.00 de la mañana por una pareja que la encontró desnuda y llorando a los gritos en un baldío de 9 de Julio y Thorne. Ese día, denunció a Rafael Ramos, con quien tenía una relación desde hacía poco, de golpearla, abusar de ella y robarle el celular. A las 11.50, tras devolver el teléfono a una hija de la víctima, Ramos envió un audio por WhatsApp en el que dice que está "arrepentido" de lo que hizo. A poco más de un mes, este jueves fue liberado porque el juez entendió que no debe estar detenido mientras continúa el proceso en su contra, que lo llevará a juicio.

spot_img
Publicidad

 

Este jueves 26 de diciembre, alrededor de las 14.00, Rafael Ramos, acusado de golpear y abusar sexualmente de una mujer con la que tenía una relación reciente, regresó a su casa desde San Nicolás, donde estuvo detenido desde el 24 de noviembre pasado.

Publicidad

El juez de Garantías Ricardo Prati decidió no hacer lugar al pedido de la fiscala Viviana Ramos y rechazó la solicitud de prisión preventiva para el imputado. Su abogado defensor, Hugo Lima (h), se había opuesto al planteo de Fiscalía y el Juzgado le dio la razón.

Rafael Ramos recuperó la libertad pero sigue procesado por abuso sexual y lesiones agravadas por violencia de género. La denunciante sostuvo que el 23 de noviembre, en un baldío de 9 de Julio y Thorne, la golpeó, la sometió sexualmente y le robó el celular.

Mientras ella denunciaba, Rafael Ramos le llevó el celular a la casa y se lo dio a una de las hijas de la víctima. A las 11.50 de ese sábado, casi cinco horas después de que la encontraran en el baldío, él le mandó un mensaje de voz en el que decía estar "arrepentido" de lo que había hecho.

El audio está en manos de la Justicia, puesto que forma parte de la causa. Los peritos se encontraron con él cuando revisaron el teléfono de la víctima. En ese mensaje de voz, Rafael Ramos le habla a la mujer que era su novia y que en ese moment estaba  internada en el Hospital tras denunciarlo por la golpiza y por abuso sexual.

La Opinión tuvo acceso exclusivo al audio, que se reproduce a continuación sin edición alguna. En ciertos pasajes, el viento juega en contra de la audición. En su defensa, durante la declaración indagatoria, Rafael Ramos dijo que tuvieron "sexo consentido" pero reconoció la discusión y agresión a la víctima. En el audio, dice estar "arrepentido".

"Hola, Corazón. Hola, linda. Sabés, no puedo olvidar lo que te hice. Estoy recontra mal, soy un hijo de mil putas, no me voy a perdonar nunca a esto que te hice. Te quiero con toda el alma, me duele y me dolería mucho si no me perdonaras nunca. Tengo ganas de morirme, estoy re cansado de esta vida", dice Rafael Ramos en el mensaje de voz enviado vía WhatsApp.

"Estoy muy mal, te llevé el celular, No doy más del dolor en el pecho que tengo, por todo esto que te hice, te juro que me parte el alma lo que te hice", señala tras dejar el teléfono en la casa de la víctima, cuya hija entregó el aparato apagado a la Justicia tras enterarse de la denuncia.

"Tengo ganas de matarme, de morirme, no aguanto más este dolor. Eso no se le hace a una mujer, eso nunca se le hace a una mujer, por eso me duele en el alma lo que te hice", dice y finaliza: "Tengo ganas de ahorcarme, de matarme en la moto, morirme ahogado, tirarme en el río y nunca más salir, no aguanto más, te lo juro, te lo juro, Ceci".

Este jueves, Rafael Ramos fue liberado por decisión de la Justicia. La fiscala Viviana Ramos, que instruye la causa, sostiene la acusación de abuso sexual. El juez consideró que el acusado no entorpecerá la investigación o se fugará, por lo que decidió no imponerle prisión preventiva en esta etapa.

Eran las 7.00 de la mañana de ese sábado cuando una pareja de adultos mayores que sale a caminar habitualmente por esa zona escuchó los gritos que provenían del baldío y se encontró con esa mujer de 47 años desnuda y llorando.

Gritaba que su novio la había violado, le había pegado y le había robado el celular. Fue trasladada al Hospital para las pericias médicas y la contención psicológica. Radicó la denuncia e intervino de inmediato la Fiscalía 11 que conduce Viviana Ramos, a través de la instructora judicial Jimena Santini.

Tras las pericias en el sitio del hecho, los exámenes médicos y los testimonios recogidos, Fiscalía solicitó la detención de Rafael Ramos. El juez de Garantías accedió y el domingo, al otro día del episodio, fue apresado en su casa de Liniers al 1100, donde este jueves regresó tras ser liberado.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias