13.2 C
San Pedro
sábado, abril 17, 2021

Escrituran en Parque San Martín y aguardan por los 28 dudosos del listado

El Concejo Deliberante aprobó la escrituración de 45 parcelas del barrio creado con el Plan Familia Propietaria. Se trata de la mitad de los 95 lotes que fueron adjudicados en 1999. De los que quedan, un grupo estará pronto en condiciones de autorización y el otro deberá esperar un análisis profundo, en la medida en que son los que reemplazaron a los originales y todavía son considerados “irregulares”.

Publicidad

 

En 1996 y bajo el lema “cada bonaerense con su terreno”, el Plan Familia Propietaria fue puesto en marcha en San Pedro en lo que hoy se denomina barrio Parque San Martín, cuyo inicio es en la estratégica intersección de la calle de ese nombre con Rómulo Naon, hoy ya no es la salida de camiones areneros sino uno de los accesos más transitados hacia la costa de la ciudad.
Unos 220.000 pesos costó en 1996 la compra de ese terreno, que fue dividido en 95 lotes cuyos adjudicatarios figuran en un decreto de 1999, firmado por el entonces intendente Rodolfo Trelles. La semana pasada, trece años después, el Concejo Deliberante aprobó la posibilidad de escriturar 45 de esas parcelas.
Se trata de dos expedientes, uno con 59 beneficiarios y otro con tres, que ingresaron este año a las comisiones de Desarrollo Humano y Peticiones del HCD, cuyos nombres figuran en al menos tres listados dispuestos para aprobar.
Pasaron varios años desde que la gestión Barbieri firmó un decreto en 2006 con un listado que renovó beneficiarios y en 2008 ingresó para que el Concejo autorizara la escrituración. También pasaron muchos concejales, que analizaron en varias comisiones esos expedientes y se encontraron con sorpresas difíciles de sortear.

Publicidad

Una cuestión
de justicia
La autorización para que 45 adjudicatarios originales puedan escriturar trece años después de la firma del boleto de compra venta es un verdadero acto de justicia y seguridad. La tranquilidad del beneficio de la tierra propia llegará ahora con toda la certeza del papelito que permite disponer de ella.
El expediente original tenía unos 59 lotes del total de 95, pero de ellos avanzaron 42. Además, fue conformada otra ordenanza para aprobar otros tres. De los 50 que quedan en duda, hay unos 22 que “están en condiciones y van a ser aprobados pronto”, según explicó a La Opinión la concejal del Frente para la Victoria Cecilia Vázquez, que preside la comisión de Desarrollo Humano y fue una de las impulsoras de la aprobación del proyecto.
Ahí sí restarán otros 28, que son nada menos que los “dudosos de Barbieri”. Es decir, parte de aquellos 31 que para el decreto de 2006 fueron beneficiados con la baja de adjudicatarios originales y sobre los que este semanario publicó una exhaustiva investigación hace ya cinco años.

Extrañas
casualidades
Para llegar a la aprobación de estos 45 hubo que cruzar los datos obrantes y establecer quiénes estaban en condiciones y quiénes no. Para Vázquez, la cuestión está íntimamente ligada a que “tuvimos un gobierno que durante doce años donde todas estas cuestiones no se regularizaron, con denuncias penales como las de la mala construcción del San Francisco”.
En el decreto de Barbieri aparecen esos 31 que llegaron luego de que un número igual de adjudicatarios originales fuera dado de baja. En ese marco hubo de todo: desde abuelas que vendieron por 1.500 pesos parcelas que hoy valen lo mismo que el total del terreno en el 96’, hasta los engañados por Vargas y Wolcan, dos impunes que llegaron a publicar la venta de lotes en los clasificados de este semanario.
“Hay carteles de señoras inmobiliarias”, se quejó la concejal Vázquez sobre lo que sucede en la actualidad, y recordó el caso de una mujer que vendió tres veces el terreno donde vive y una beneficiaria original que sufrió una de las trapisondas del momento en que hubo cambios: tenía un terreno sobre San Martín, dieron de baja a uno con otra ubicación y a ella la pasaron allí; en su lugar, “acomodaron” a otra.
“Hemos trabajado muchísimo en estos dos años y este resultado es producto de ello. Notamos las irregularidades que había y fue unánime el espíritu de no avalar nada que no correspondiera”, dijo en el recinto la concejal y martillera pública Noemí Bordoy, quien destacó además la tarea de Víctor Secchi en el tema.
Con 45 aprobadas y 22 en “buen estado”, quedan los famosos 28 nombres sobre los que hay que echar luz. “Este Concejo Deliberante debe velar porque esas 28 bajas estén bien hechas y espera la información del Ejecutivo para corroborar y seguir con las escrituraciones”, advirtió Vázquez.
La historia “oficial” dice que esas “reasignaciones” fueron producto de la “falta de pago”. Las dudas en torno a ello es que muchos de los nuevos “beneficiados” –nunca mejor utilizado el concepto– no estaban en el listado de suplentes ni hubo mayores datos sobre su condición socioeconómica.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias