12.7 C
San Pedro
lunes, mayo 10, 2021

Es la voluntad que no alcanza

Hay una ecuación que no puede resolverse en tanto exista esta notable inequidad entre la ardua tarea que llevan adelante los Bomberos Voluntarios y los escasos recursos con los que cuentan. El panorama que se vive interiormente en el cuartel de Bomberos Voluntarios, económicamente hablando, es para considerar. Faltan voluntarios, no bomberos, que resuelvan las finanzas y lleven las riendas en el consejo de administración.

Publicidad

 

Como indica el nombre que caracteriza a este grupo de personas con objetivos comunes, son voluntarios y las tareas que realizan son ad honorem, es decir, absolutamente gratis. Esta loable tarea no puede ser desempeñada por cualquier ser humano, el afán y el servicio prevalecen como denominador común en personalidades como estas. Así como se requiere voluntad, ser Bombero no se sintetiza únicamente en estas cualidades. Deberán contar con una preparación física y psíquica en pos de enfrentar adversidades y fatalidades, curtidos por la profesión que llevan adelante cotidianamente. Comienzan como aspirantes antes de calzarse el casco, el equipo y las botas para salir a evacuar un incendio.

Publicidad

Mientras la sirena no suena
El cuartel de bomberos cuenta con un cuerpo activo de 50 personas más un auxiliar, el 20 por ciento es femenino. Se dividen en grados y ellos mismos realizan todas las tareas técnico operativas de acuerdo a las aptitudes, se dividen los roles de trabajo interno estipulado dentro del establecimiento.
Cada integrante deberá asistir regularmente al cuartel para cumplir con sus obligaciones, mecánicas, de limpieza, administrativas, etc. Hay mucho para hacer adentro del Cuartel, permanentemente son citados por la Justicia, hay mucha documentación, controles estadísticos que se envía a una cabecera regional que luego eleva a defensa civil. Todo queda canalizado y documentado con número de expedientes o partes avalando las salidas.
Cuentan con un consejo administrativo, renovable que decide y administra sobre los fondos que ingresan, comúnmente no son bomberos, son civiles o bomberos retirados que hace años que cumplen este rol por no haber exponentes o listas que se formen para votar; si tuviese quórum funcionaría como un club por ejemplo, pero jamás se presentan listas para votar. El único requisito indispensable para formar listas y presentarse para renovar a quienes son miembros del consejo desde años atrás, es ser socio con una antigüedad no menor a dos años.
Permanentemente hay una guardia de 24 horas. Para afrontarla hay cuatro cuarteleros “rentados”, son los únicos que cobran un sueldo con las cargas sociales correspondientes y se dividen en turnos de ocho horas cada uno. Es el que está de turno quien recibe el llamado de auxilio y así, genera la cadena y la convocatoria.

Oficios que sobran
y fondos que no alcanzan
Puertas adentro del cuartel existen unas cuantas obligaciones que cada miembro debe cumplir en forma rutinaria. Quienes no cumplan con sus compromisos cotidianos, podrán recibir sanciones que los inculpen por no comprometerse íntegramente, apercibimientos, incluso expulsiones por falta de responsabilidad.
Los recursos humanos son suficientes para solidarizarse con cualquier ciudadano, pero los fondos que se recaudan no son óptimos como para que todo marche como quisieran.
Para lograr el equilibrio justo será necesario reunir ambos componentes cada uno en su dosis justa, y si hubiese que nivelar, lo ideal sería que los fondos sobren y así aliviar las responsabilidades dentro del cuartel.
Pese a las dificultades económicas, siempre cuentan con reservas, principalmente destinadas a inconvenientes mecánicos o de indumentaria, que no podrá ser afrontado fácilmente, por ejemplo un pantalón de bombero cuesta $2.000, ni pensar en una reparación mecánica.

Algunas donaciones, pocas colaboraciones
y muchos gastos
Desde hace algunos años, la concesión de Vial 3 se responsabiliza por un convenio como contraprestación de un pago mensual de $1.100 que concierne a las tareas realizadas por los Bomberos Voluntarios de San Pedro desde los kilómetros 147 al 183 de la Ruta 9. También cuentan con un Subsidio Nacional que se otorga a todos los cuerpos de Bomberos por el Ministerio del Interior de la Nación, normalmente se recibe a mitad de año, aunque en 2008 llegó en el mes de Diciembre y fue de $50.000. Como cláusula obligatoria, este dinero deberá utilizarse exclusivamente en temas bomberiles, se exige documentación adjuntando comprobantes de gastos, por ejemplo en indumentaria, arreglo de algún vehículo, no para pagar ninguna cuenta o servicio.
Además se suma a la lista de donaciones constantes 0,50 centavos de aproximadamente 9.000 socios de Coopser adheridos, que suma unos $4.500. Esta donación quedó estática por casi diez años y se proyecta elevar el monto hasta un peso. Coopser también les dona 500 Kw. mensuales. En todo el cuartel, mensualmente el gasto es estimativo a los 2.000 Kw.
Otro ingreso permanente es a través de la cuota societaria: son 1200 aproximadamente las familias de San Pedro que aportan su cuota de $3, sumando unos $3.600 mensuales. El salón “Quincho” es alquilado para eventos, y de acuerdo al tipo de fiesta el precio varía entre $260 a $1.000. Por otra parte, entra dinero con un tres por ciento anual de la tasa municipal, ya que trabajan haciendo relevamientos de Seguridad e Higiene en comercios menores. Deben sumarse algunos ingresos esporádicos como rifas anuales o las ventas de los “Chancho móviles”, canastas navideñas, que dejan sumas totalmente variables. “Es necesario la continuidad de entradas, porque si bien contamos con donaciones fijas de dinero, siempre surgen imprevistos, muchos de ellos sumamente costosos”, comentó a La Opinión el Primer Comandante Fabio Giovanettone.
Hay grandes empresas locales que mes a mes donan litros de combustibles, en meses normales de servicios, es suficiente y no se debe gastar dinero extra.
También realizan servicios especiales pagos (que figuran como donaciones) generando un ingreso también variable, se trata de viajes de agua, cobertura de picadas automovilísticas, asesoramientos, etc.

Ayuda por ayuda
El próximo 9 de Agosto, los Bomberos Voluntarios cumplen 50 años de labor admirable. Nada mejor que un aniversario tan significativo para estimular a la gente, a todos para colaborar con los Bomberos y reunir estupendos fondos.
Días pasados, llegó a nuestros medios una carta de Raquel, una vecina de San Pedro, planteando la fecha aniversario y sugiriendo que como medios de comunicación difundamos las necesidades que atraviesa la institución.
Desde ahora son muchos los que trabajan para que ese día tanto las grandes empresas como los comerciantes y todos los particulares se hagan presentes en esta cruzada solidaria y aporten su donación. Es un gran anhelo llegar con los fondos a la compra de una nueva unidad móvil, pero además de esto, hacen falta trajes especiales que en algunos párrafos anteriores mencionamos sus costos.
Todavía faltan unos meses, pero es tiempo de descuento y reflexión para tomar conciencia de que los Bomberos Voluntarios velan por preservar y cuidar a todos los ciudadanos sin distinción de sexo, edad, ni grupo social. Viven alertas a cualquier accidente y se exponen diariamente a cambio de su propia voluntad. Tarea del hogar señores y señoras: Reflexionar y ¡AYUDAR!

Preparando el cincuentenario
El Cuerpo de Bomberos Voluntarios anunció en conferencia de prensa la posibilidad de adquirir una nueva unidad y la necesidad del recambio de los equipos estructurales del personal. También se anunció lo que ocurrirá el 9 de Agosto, fecha en que los bomberos celebrarán sus 50 años. Habrá un acto protocolar en la esquina de 3 de Febrero y Mitre, con desfile y visita de más de 25 cuarteles y un almuerzo que se desarrollará en Paraná F. C. Mientras tanto, este Sábado se pondrán en circulación cinco chanchos móviles que recorrerán los barrios para recaudar fondos.

Una ley que garantiza una jubilación “digna”
Con respecto al régimen especial del subsidio con relación a la nueva ley de jubilaciones para los Bomberos Voluntarios que cuenten con 25 años de servicio corridos o interrumpidos o con 60 años de edad, viene con demoras como era previsible. Esta reglamentación corresponde a la ley Nº 13802 que efectuaría un reconocimiento de $890 por parte del estado bonaerense. Aunque ya pasó más de un año de su sanción, aún no ha sido reglamentada por el Poder Ejecutivo, que parece que la aplicará en forma inminente.
Hoy un Bombero jubilado de la provincia de Buenos Aires con 25 años de servicio cobra $390 de jubilación, como el monto es mínimo, se pelea para obtener $890 con retroactivo al 1º de Enero.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias