5.6 C
San Pedro
viernes, junio 18, 2021
spot_img

Enzo Bulleri, el campeón con River que jugó con Maradona y pasó por Paraná: “Era un equipazo de excelentes personas”

Fue parte del plantel que disputó el Regional en 1985 y venció a Olimpo de Bahía Blanca. En diálogo con Martín Pérez recordó su breve paso por San Pedro y contó anécdotas con el mejor jugador de todos los tiempos quien lo invitó a su casamiento y lo encontró, de casualidad, en La Pampa.

Publicidad

 

Enzo Bulleri es de Coronel Arnold, una localidad del departamento de San Lorenzo en Santa Fe. En 1985 fue uno de los refuerzos de lujo del plantel de Paraná que disputó el Regional con Juan Fernando Sarrachini de entrenador y compañeros como Edgardo Meubry, Omar Ansaloni, De Baere, Eduardo Toplikar, Osvaldo El Alí y Dante Baca, entre otros.

Publicidad

En aquel campeonato, el Albirrojo terminó tercero en la subzona C con cinco victorias, tres pardas y cuatro derrotas y no pudo avanzar de ronda. Uno de los triunfos fue frente a Olimpo de Bahía Blanca como visitante en una de las jornadas más gloriosas de la institución.

Antes de llegar a San Pedro, Bulleri construyó una consagratoria carrera: debutó en Newell’s en 1978, lo compró River Plate y emigró a España. Por su desempeño como volante por derecha en el Millonario, fue convocado a la Selección Argentina en el ciclo rumbo al Mundial de 1982 y compartió concentración con Diego Armando Maradona, entre otras figuras. De todo ello habló en la entrevista que concedió al periodista Martín Pérez.

Enzo Bulleri se retiró en 1996 con la camiseta de General Belgrano de La Pampa

Entrevista realizada por el periodista deportivo Martín Pérez

¿Cómo llegaste a Paraná para jugar el Regional 1985?

-Bien no recuerdo como llegué a San Pedro. Sé que me llevó ‘Paquito’ Sarrachini. Había un equipazo, estaba Estrella, (Osvaldo) El Alí y (Omar) Ansaloni, entre otros. Era un equipazo de excelentes personas y jugadores. Por eso se llegó como se llegó, teníamos un gran equipo, fuimos a Olimpo de Bahía Blanca y fuimos de igual a igual, un equipo de hombres. Mi paso por Paraná fue corto pero a uno le han quedado en la mente muchas cosas positivas. Fueron cuatro o cinco meses que uno ha estado en el club.

– ¿Por qué te fuiste?

-De Paraná me fui lesionado, jugué en otras ligas del interior, me dirigió (Jorge) Sampaoli en Alumni de Casilda, en 1994 en la Liga Candilense. Yo tanía 37 años, un equipo joven y necesitaba dos o tres jugadores con experiencia. Sampaoli revolucionó la liga, metió un día más de entrenamiento, salió campeón varias veces, en la liga había una capacidad muy buena de él, practicábamos en Rosario una o dos veces, después íbamos a Casilda, llevó a Hugo Menotti, un gran equipo.

-Cuando murió Maradona circuló en San Pedro una foto tuya con él en la Selección Argentina, ¿Cuándo fue?

-La foto con Diego es de la pretemporada de 1982. Fuimos 15 días a Mar del Plata y andaban de gira Polonia y Checoslovaquia y tuvimos amistosos en el estadio de Mar del Plata. Es un recuerdo imborrable. Uno ha tenido muchas anécdotas lindas, de compartir planteles que ganaron todo como en River con (Daniel) Pasarella, (Ubaldo) ‘Pato’ Fillol, Olarticochea, (Mario) Kempes, Ramón Díaz, (Reinaldo) ‘Mostaza’ Merlo y ‘JJ’ López. Son grandes jugadores y la parte humana también. Le ganamos el Metropolitano al Ferro de Alfredo Di Stéfano.

– ¿Qué te generó la muerte de Maradona?

-Estuve cuatro meses con Diego (Maradona) concentrado para el Mundial de España 1982. Era una persona de corazón enorme, me lamento por lo ocurrido, escuché la noticia y dije ‘hizo otra gambeta más’, de las tantas que hizo él. Pero cuando escuché los noticieros, a uno que ha convivido con ese ser humano grandioso, le duele y al día de hoy estoy cabizbajo. Era un pibe que enfrentó a (Julio) Grondona y (João) Havelange (N. de. R.: expresidente de la FIFA). Eso era Diego, en su interior era un chico de puro corazón, iba al frente.

– ¿Cómo era Maradona en el día a día?

-Tuve la suerte de vivir con él un año. Soy compadre del ‘Vasco’ (N. de R.: Julio Olarticoechea, campeón del mundo con Argentina en México 1986) y conviví con Ricardo (Giusti; también integrante de ese plantel de la Selección Argentina) cunado estaba en Argentinos Juniors y pasó a Independiente. Es emocionante escuchar sus relatos porque también uno lo ha vivido, Maradona se levantaba mal, pero cuando se encontraba en la cancha era otro, era Maradona, al grupo lo defendía a muerte. En el Mundial 1982 el capitán era Passarella, pero él estaba ahí y era escuchado.

Bulleri con las camisetas de Newell’s y River.

– ¿Qué compartiste fuera de la cancha?

-A mí me invito a su casamiento en el Luna Park, fue una fiesta espectacular. Voy a contar una anécdota. A mí me gusta la pesca y la caza, cazábamos en Santa Rosa de La Pampa. Era temprano, fuimos a tomar un café a la terminal de colectivos y dice ‘Maradona preparándose en el Mundial en 1994 en una estancia en La Pampa’. Lo llamo al mozo, me explica donde esta la estancia que era de Antonio Alegre (N. de R.: por entonces presidente de Boca Juniors). Estaba con toda la comitiva y viene un muchacho de la zona, me dice que viene a inaugurar una canchita Diego. Fuimos a la escuelita, me dicen ‘viene Diego, va a ver una merienda’. Esperamos como dos o tres horas. Los muchachos me cansaron preguntando porqué no venía y nos fuimos, pero nos encontramos con un auto de frente en el que venía Fernando Signorini (N. de R.: preparador físico de Maradona), el papá de Diego y otro más. El auto que venía atrás era Diego. Lo paro, me arrimo al auto, me dice ‘Flaco que estás haciendo en el medio de La Pampa’. Iba con Claudia (Villafañe), le conté que estaba cazando vizcachas y me dice que está en la estancia de Alegre. Lo encontré en el medio de La Pampa.

– ¿Cuándo fuiste a la Selección Argentina en 1982, donde jugabas?

-En ese momento estaba en River. Yo podía haber ido a alcanzar pelotas con los monstruos que había. Fui por Juan José López que tenía una hernia de disco, había tenido un buen momento en Newell’s y me compraron. Después me fui al Celta de Vigo en España, estuve en un gran club de la segunda. Se me había aparecido un problema en la rodilla, me volví para operarme. Si la recuperación era buena estaba hablando con la gente de Vélez. De esa operación no pude salir más y me dediqué a jugar regionales y tuve la experiencia linda con grandes personas en Paraná.

– ¿Haces algo con el fútbol actualmente?

-Ahora no. Estuve en un proceso con (Jorge) Griffa en inferiores de Newell’s, después estuve con el tres años en Boca hasta que un día se me pelaron los cables y terminé volviendo para mis pagos. La enseñanza que me dejó Jorge, que a uno lo descubrió futbolísticamente, estoy eternamente agradecido.

– ¿Estás abierto a alguna oportunidad?

-Hay que tener un gran grupo de trabajo. Antes con el técnico y el profesor ya estaba, pero ahora uno o dos profesores. No es fácil dirigir, hay muchas internas, hay que cuidarse mucho las espaldas, hay que armarse un gran grupo de trabajo. Ya con 64 años estamos en el último escalón, uno piensa en disfrutar, en aportar experiencia, darle una mano a algún pibe de la zona, pero no porque quiera ser representante ni nada. Voy a Rosario a ver Newell’s, el mundillo del futbol lo sigo respirando.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias