{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1381
Publicado el: Miércoles, Septiembre 19, 2018 - 10:53

Enfermera acusada de robar comida volvió a trabajar al Hospital

Romina Gómez había sido suspendida por 30 días, mientras el gobierno sustancia el sumario administrativo para imponerle una sanción por el hecho del que está acusada, que podría ser el despido. Este lunes volvió a su puesto de trabajo, ya que la medida preventiva venció. La otra enfermera involucrada, Carina Puig, se quedó sin trabajo de inmediato, ya que era empleada temporaria.

Este lunes, en el Hospital notaron que una de las dos enfermeras que a principios de agosto fueron acusadas por robar comida de la cocina volvió a su puesto de trabajo y se sorprendieron, puesto que pensaron que el gobierno había sancionado a ambas.

En efecto, las dos trabajadoras recibieron sanciones inmediatas, pero acorde a la situación de revista de cada una como empleada del Estado local: Carina Puig, trabajadora temporaria, fue despedida automáticamente; Romina Gómez, que pertenece a la planta permanente de trabajadores, fue sumariada.

Apenas llegaron las actuaciones a la Dirección de Asesoría Letrada, Gómez fue suspendida preventivamente mientras se sustanciaba la investigación en su contra, que podría derivar en una sanción similar a la de su cómplice en el hecho, el despido.

La suspensión preventiva era por 30 días y ya se cumplieron. Por ello, Romina Gómez se presentó este lunes a su puesto de trabajo, ya que deberá seguir cumpliendo tareas hasta tanto le llegue la notificación de la sanción definitiva que por el caso le impondrán las autoridades.

“Se presentó a su puesto de trabajo. Evaluamos si continúa ahí o se la asigna a otro lugar. Igualmente, el inconveniente que tuvo no fue en su servicio de enfermería”, explicaron autoridades del Hospital ante la consulta de La Opinión.

Al momento de ser sumariada, Romina Gómez ya era empleada de planta permanente, es decir que goza de estabilidad laboral. Por eso afronta un sumario administrativo que, según sostienen desde el gobierno, podría derivar en su despido.

Romina Gómez y Carina Puig fueron registradas por las cámaras de seguridad cuando, de noche y alumbrándose con sus celulares, entraban a un depósito de la cocina y se llevaban mercadería de ese lugar. Quedaron filmadas al menos dos veces.

El personal de cocina se percató porque llamó la atención que faltaran hormas de queso completas que habían comprado la semana anterior y que todavía no habían utilizado. Entendían que algo había pasado, por lo que dieron aviso a sus superiores, que decidieron revisar las cámaras.

La primera de las noches registradas, Gómez y Puig fueron con una caja tipo Tupper de grandes dimensiones. Cargaron los elementos a robar, lo taparon con una especie de manta y salieron. La segunda, fueron con una bandeja. En la grabación se ve cómo evitan salir al pasillo porque pasa alguien caminando. Esperan y luego se alejan con su botín.
 

EDICION IMPRESA #1428
Viernes 16 Agosto 2019

Comentarios