25.6 C
San Pedro
jueves, abril 22, 2021

Encrucijada por empleados para las cámaras de seguridad

El Gobierno va al Concejo Deliberante para plantear la posibilidad de acordar la contratación de doce personas para trabajar en el Centro de Monitoreo. Serían incluidos como temporarios a través de un programa del Ministerio de Trabajo de la Nación, que aportaría la mitad del salario. Aseguran que es una necesidad porque no hay personal capacitado para tan complicada tarea.

Publicidad

 

Lo había advertido este semanario y reconocido el Ejecutivo, con cabezas que asentían también en el Concejo Deliberante: uno de los grandes problemas del Centro de Monitoreo es la falta de personal calificado para tamaña tarea, que implica nada menos que pasar una gran cantidad de horas frente a las cámaras de seguridad que filman la vía pública y que tienen posibilidad de ver el movimiento de comercios y hogares.

Publicidad

El Director de Seguridad, Tránsito y Nocturnidad Raúl Manchone ya había manifestado las dificultades para hallar entre el personal municipal a los agentes necesarios para desarrollar esas tareas.

No sólo porque los empleados calificados no son tantos entre los alrededor de 1000 que hay en todo el Municipio, sino porque además los jefes de área que tienen a los eficientes no los quieren soltar.

Este miércoles, Manchone irá a la Comisión de Seguridad del Concejo Deliberante que preside Juan Almada para explicar la situación y pedir colaboración para que el convenio tenga consenso y las contrataciones se produzcan con el visto bueno de todas las fuerzas políticas.

Es difícil, pero el funcionario ya había mantenido las primeras conversaciones mientras montaba el Centro de Monitoreo y encontró eco en algunos ediles de la oposición, sobre todo en aquellos que formaron parte de otras gestiones y conocen los bueyes con los que debe ararse en la cotidianeidad municipal.

El Ejecutivo planteará la posibilidad de sumar 12 personas profesionales con carreas universitarias o terciarias que están inscriptas en la Oficina de Empleo. Propondrán hacerlo a través de un programa de inserción laboral del Ministerio de Trabajo de la Nación mediante el que el Estado nacional aporta la mitad del salario mientras que la otra parte la debe afrontar el municipio.

Ello implicaría, en términos generales, que el Estado local pase a pagar a seis empleados completos mientras tiene otros seis pagados por Nación. Serían, de cualquier manera, 12 empleados temporarios, contratados por seis meses con opción a seis meses más.

Al año, la condición de temporarios debería regularizarse. Es decir que el próximo gobierno cargaría con la responsabilidad de acrecentar la planta estable de trabajadores municipales en 12 empleados o bien cargar con el doble costo político de no renovarles el contrato: dejarlos sin conchabo y vaciar el Centro de Monitoreo después de un año.

La lista que tiene Manchone casi no presentaría objeciones, en principio, con excepción de algunos nombres que se “escaparon” y están vinculados a hombres de la política de buena relación con el Ejecutivo y su trunco proyecto político.

En el Concejo hay quienes creen que el tema “no es nada fácil” porque saben de la necesidad de que la comunidad cuente con la tranquilidad de que quienes están frente a las cámaras son de confianza. Pero por otro lado, no pueden evitar recordar que el municipio está en las peores condiciones económico financieras de la historia y que no puede darse el lujo de pagar seis empleados más y condenar al próximo intendente a tener que sumar a planta permanente a 12 el año que viene.

De cualquier manera, la decisión la tendrán los ediles, los mismos que exigen por un lado medidas de seguridad que lleven tranquilidad a la población pero que reclaman el congelamiento de vacantes para evitar la sangría de recursos. El tema promete un interesante debate.

Instalaron botones antipánico
Personal del Ministerio de Seguridad de la Nación llegó a la ciudad para instalar 10 botones antipánico en el centro, desde donde los transeúntes podrán dar aviso sobre la existencia de un delito, pedir una ambulancia o informar acerca de un incendio.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias