{fecha y hora actual} | laguiaclub | Lanoticia1 | Singalera
Edición 1450
Publicado el: Jueves, Enero 23, 2020 - 16:36

En La Plata ya tienen el listado de obras urgentes, mientras se discute el uso del Fondo Educativo para pagar sueldos

El gobierno fue duramente cuestionado por la oposición y por el propio oficialismo en el Consejo Escolar por el uso de 57 millones de pesos del Fondo Educativo para pagar sueldos durante 2019, de los cuales 26 millones se transfirieron antes de fin de año. El intendente interino Ramón Salazar convocó a una reunión por el tema a los consejeros y hubo silencio en el bloque Juntos por el Cambio del Concejo Deliberante. Hay muchas escuelas con necesidades edilicias y algunas que podrían tener problemas para iniciar el ciclo lectivo. Hay varias obras paradas por falta de recursos.

Aunque la gestión de Cecilio Salazar puede decir que fue la que mejor invirtió el Fondo Educativo –de hecho, sus obras en escuelas fueron eje de la campaña– no dejó de utilizar esos recursos para gastos corrientes, sobre todo para pagar sueldos, y 2019 fue el año en el que mayor cantidad de dinero de esa cuenta fue transferida para otro fin: fueron, en total, 57 millones de pesos, de los más de 110 millones disponibles.

El gobierno comenzó el año con 62 millones en la cuenta y según la información publicada por el Ministerio de Economía, recibió hasta noviembre 51,5 millones. 

Los decretos son tres: uno de 26 millones a principio de año; otro de 5 millones en noviembre para “hacer frente al incremento de la impostergable demanda alimentaria”; y los 26 millones de la polémica, a fin de año, para pagar sueldos y aguinaldos.

A lo largo de 2019 fueron varias las obras a las que se destinaron recursos del Fondo Educativo, pero también son varias las necesidades edilicias de la comunidad educativa que no fueron atendidas.

Hay urgencias camino al comienzo de clases

El 2 de enero, los consejeros escolares llevaron al subsecretario de Infraestructura Escolar provincial, Ariel Lambezat, un listado de prioridades para que se tomen medidas urgentes. En ese listado, al que La Opinión no pudo acceder para esta nota porque el presidente del Consejo Escolar, Marcelo Paganucci, demoró su entrega, hay al menos un caso grave: el de la escuela 1, cuya obra está parada y si no se reactiva tendrá serios problemas para comenzar el ciclo lectivo el próximo 2 de marzo.

A ello hay que sumar que la obra del jardín de Santa Lucía todavía no comenzó, que la del Centro de Educación Complementaria 802 está incompleta, que la escuela 10 pide cámaras e iluminación para evitar hechos de vandalismo, que la secundaria 11 reclama una reja para que dejen de romperle los vidrios para robarles y un sinfín de refacciones que, menores frente a otras, no dejan de ser necesidades que bien podrían ser satisfechas con el Fondo Educativo, en cuya cuenta se desconoce cuánto dinero hay en la actualidad.

La semana pasada, Lambezat envió el listado de prioridades al gobierno local, para hacerlo partícipe de las decisiones que se tomarán respecto de la inversión en infraestructura escolar y comprometerlo en la utilización del Fondo Educativo para ello.

El jardín de Banfield, es otro de los que espera. Con recursos nacionales, esa obra tuvo un presupuesto inicial de 17 millones a los que se sumaron otros 28 millones cuando la empresa original se retiró y hubo que convocar a una nueva licitación. Tras el anticipo y la reactivación, la obra se detuvo. El de 2020 será el tercer ciclo lectivo que comienza sin esos 300 bancos prometidos para nivel inicial.

Salazar convocó a los consejeros

Tras la polémica, el intendente interino Ramón Salazar citó a los consejeros escolares para una reunión que tendrá lugar esta semana, con el objetivo de explicarles, todo indica que junto al secretario de Economía, Fabián Rodríguez, el uso del Fondo Educativo para pagar sueldos y aguinaldos en diciembre y los plazos para su devolución.

En el Consejo Escolar estaban en “asamblea permanente” por el tema desde antes de fin de año, aunque recién se expidieron públicamente el lunes, a través de un comunicado publicado en Facebook que lejos está de la virulencia con la que Liloff y Cajide se expresaban sobre lo mismo cuando eran oposición o de la que el ahora presidente Marcelo Paganuchi manifestó en privado, donde tuvo cuestionamientos para toda la clase política.
El debate que mantuvieron vía WhatsApp el fin de semana para decidir si convocaban a una conferencia de prensa se terminó el lunes con el escueto comunicado posteado en redes sociales.

Lejos de los “se pasaron, esto no puede quedar así”, de los “se les fue la mano”, o de los “esto mancha a toda la clase política, porque los concejales no van a devolver el sueldo que les pagaron con el Fondo Educativo” –que por cierto, los consejeros también cobraron–, en el texto manifestaron su “gran malestar” por la decisión de utilizar esos 26 millones para gastos corrientes, y hablaron de una “falta de inversión en obras de infraestructura escolar” en el distrito, que al cierre de esta nota no tenía datos certeros, porque no los entregaron.

“Requerimos de manera urgente atender a las necesidades escolares y recordamos que aún se encuentra vigente la emergencia edilicia declarada por este cuerpo”, recordaron.

“Actuaremos con todos los organismos oficiales para revertir la situación planteada de manera de destinar el 40 % de los fondos en cuestión (establecido por ley), en obras escolares necesarias para el distrito”, advirtieron desde el Consejo Escolar, donde estaban más preocupados por saber quién había filtrado la información que publicó el domingo La Opinión, al punto de que algunos se fueron del grupo de WhatsApp que compartían.

“No hay que ocultarse en el silencio”, consideraron en ese intercambio. Sin embargo, con excepción de la opositora Cecilia Macchia –que habló con varios medios, incluido este, y que elevó una nota para pedir audiencia con Ramón Salazar–, la única expresión pública que tuvieron fue el comunicado por Facebook.

La oposición, encendida

El bloque de concejales del Frente de Todos puso el grito en el cielo por el uso del  Fondo Educativo para pagar sueldos y aguinaldos, en diciembre, algo que el Ejecutivo dio a conocer a través de un decreto que publicó en su página web y luego bajó, algo que advirtió la concejala Florencia Sánchez el viernes. Para el martes, el documento ya estaba otra vez online.

La modalidad de utilizar dinero del Fondo Educativo para gastos corrientes, como una especie de “préstamo” interno, no cesa desde que, en tiempos de Guacone, el gobierno provincial descentralizó esos recursos a los municipios. En San Pedro hubo hasta una causa penal por el tema.

Una mala costumbre de todos los gobiernos, siempre defendida por el oficialismo y cuestionada por la oposición, según quién ocupe cada rol, avalada por las leyes presupuestarias, que permiten ese “desvío” de recursos, siempre y cuando se devuelvan a tiempo.

El lunes elevaron un pedido de informes, tras hacer consultas informales en Contaduría y en Legal y Técnica, donde les informaron que debían presentarlas por escrito.

En el pedido de informes solicitan “copia de los movimientos” de la cuenta correspondiente al Fondo Educativo para los años 2018, 2019 y 2020. También piden saber el estado de ejecución de las obras financiadas con dinero del Fondo Educativo correspondientes a 2019; por qué se eliminó de la página web el decreto publicado y los “motivos por los cuales se decidió la transferencia de fondos” del Fondo Educativo a gastos corrients.

En el bloque Frente de Todos saben que hay otros mecanismos institucionales para llegar a la información, pero decidieron elevar un pedido de informes para acelerar esos plazos porque consideran que es “urgente” que esos datos estén disponibles.

La polémica sobre el Fondo Educativo y su utilización para gastos ordinarios es política. El gobierno tiene la potestad legal de hacerlo, siempre y cuando lo devuelva en tiempo y forma. El problema, como durante la gestión Guacone y el interregno de Giovanettoni, es que las necesidades escolares son muchas y las demandas no están satisfechas, a pesar de contar con esos recursos, que son destinados a un fin distinto.

EDICION IMPRESA #1460
Sábado 4 Abril 2020

Comentarios