24.4 C
San Pedro
sábado, febrero 27, 2021

En dos meses, el gobierno ya usó casi 20 millones de fondos afectados para pagar sueldos

Mediante decretos del intendente y amparados en una ordenanza de "emergencia económica" que ya no tiene vigencia, el gobierno destina todos los meses sumas importantes de recursos afectados como el Fondo Eduactivo y el Fondo Sojero para hacer frente a gastos corrientes. "Los gastos siguen siendo mayores a los ingresos corrientes", dijo Salazar en su mensaje anual.

Publicidad

 

En su mensaje anual, un año después de anunciar superávit, el intendente Cecilio Salazar dijo que "los gastos siguen siendo mayores a los ingresos corrientes, lo que obliga a un muy meticuloso manejo de los recursos públicos para afrontar gastos tan elementales como el pago a los trabajadores”.

Publicidad

Evidencia de ello son los decretos de transferencias de recursos afectados a la cuenta de gastos corrientes, con el objetivo, cada principio de mes, de pagar los salarios de los trabajadores en tiempo y forma. Al igual que en 2016 y 2017, no podrían cumpir con ese compromiso si no utilizaran ese dinero.

En lo que va del año, y sólo para pagar los sueldos de febrero y marzo, el Ejecutivo echó mano de casi 20 millones de pesos de recursos que vienen con afectación especial, es decir estrictamente destinados a un fin específico.

El 5 de abril, para pagar los salarios de marzo en tiempo y forma, el gobierno echó manos de 5 millones y medio de pesos de fondos afectados. Fueron 3 millones del denominado Fondo Sojero y 2,5 millones del Fondo Educativo.

El 5 de marzo, para pagar los sueldos de febrero, lo mismo. El Tesoro municipal necesitó tomar 6 millones de pesos de las cuentas que no pueden usarse para gastos corrientes, porque no llegaban con los ingresos habituales. Salieron del Fondo Sojero.

Unos días antes, el 1 de marzo, el intendente autorizó por decreto a transferir 5.600.000 pesos del Fondo Sojero, también para priorizar "el pago de salarios y la prestación de servicios básicos.

El uso de fondos afectados para fastos corrientes está justificado en los decretos a través de la cita a una ordenanza que ya no está vigente: la que declaró la "emergencia económica" por seis meses en 2016 y que no tuvo prórroga.

Desde ese año, cada mes sucede lo mismo: toman recursos afectados para pagar sueldos, autorizan esa transferencia vía decreto del intendente y ponen en los considerandos que "por indicación expresa del intendente municipal se está realizando un estricto control de las erogaciones, privilegiando el pago de salarios y la prestación de servicios" y que la ordenanza de "emergencia económica" les "permite" hacerlo.

La "emergencia económica" perdió vigencia en julio de 2016, el mismo mes en el que el intendente autorizó un aumento y otorgamiento de bonificaciones para los funcionarios del gabinete, que les duplicó los sueldos. Ese decreto no lo publicaron sino hasta que La Opinión reveló su existencia.

Publicidad
Publicidad

Lo Último

Publicidad

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias