14 C
San Pedro
viernes, julio 23, 2021
spot_img

En Baradero evalúan responsabilidades

El Fiscal Martín Mariezcurrena investiga y evalúa la posibilidad de imputar al dueño de los animales. Los perros atacaron y mataron a la niña de 12 años.

Publicidad

 

La absurda muerte de la menor Karen Fernández, en Baradero, ha puesto de manifiesto otras situaciones que van de la mano con las consecuencias que tuvo semejante acontecimiento. Después de lo ocurrido en la noche del Domingo —pero que tuvo trascendencia recién en la mañana del Lunes—, son muchas las preguntas y cuestionamientos hacia la presencia de esta clase de animales como mascotas en cualquier casa de familia y también las responsabilidades que les cabe a los propietarios de los animales en cuestión.
Seguramente es un largo debate de difícil resolución, pero ninguna de estas cuestiones son descabelladas ni imposibles de implementar. Lo más importante, que tiene que ver con lo acontecido en la vecina localidad, es que el Fiscal Martín Mariezcurrena, representante de la UFI Nº 6 de San Nicolás, está estudiando la causa y, entre otras cosas, no se descartaría la posibilidad de imputar directamente al dueño de los animales. Más aún si se tiene en cuenta que en su declaración no lo aseguró, pero se habría constatado que él mismo habría liberado a los animales, uno raza Pitbull y el otro Mastín Napolitano. “Escuché ruidos afuera y pensé que me estaban robando la moto, por eso los largué”, habría dicho Miguel Lescano, quien además cuenta con antecedentes de distintos tipos.
Entre las consideraciones que evalúa la justicia no se descarta nada y sólo se permitirán algunas semanas nada más para tomar una determinación. No se descarta que una vez realizados los exámenes pertinentes a los perros, se produzca el sacrificio de los animales.
Consultado, un profesional de la materia aseguró que si es necesario y la Justicia da lugar los animales deberán ser sacrificados. Además de dejar en claro que con una buena educación, esta clase de animales tranquilamente pueden convivir con la sociedad.
Actualmente, los perros se encuentran alojados en dependencias de la división canina de Infantería en San Nicolás. Se les realizarán diferentes exámenes y hasta se les sacará un molde de su dentadura para continuar con las pericias y compararlas con las mordeduras de la víctima. Después serán alojados en algunas de las dependencias especializadas en el tema que la Justicia provincial posee, tanto en la localidad de Junín como en La Matanza. La causa fue caratulada como Homicidio Culposo, un fundamento excarcelable pero que podría terminar con el proceso del dueño de los animales.

Publicidad

Hallazgo macabro
Según se pudo establecer, Karen Fernández, de sólo 12 años, regresaba de la casa de su novio en compañía de otra menor de la misma edad. Eran las 12.15 horas de la noche y decidieron cruzar un sendero que corta camino por el medio de un terreno baldío ubicado en Obligado al 1100, en cercanías de las vías del ferrocarril.
Allí habrían aparecido en escena los dos perros, que fueron en busca de las menores y las atacaron. En su declaración, la menor que logró escapar del terrible momento relató que cuando advirtió que los animales se acercaban comenzó a gritar y decirle a Karen que corriera. La infortunada menor no hizo caso y fue alcanzada. La amiga dio aviso al padre de la víctima pero al parecer éste fue hasta el lugar y se retiró al no hallar nada. A todo esto, una vecina que habita en inmediaciones del lugar escuchó ruidos y gritos, dio aviso a la policía pero la patrulla tras recorrer el lugar tampoco advirtió lo sucedido.
Recién a las 7 de la mañana, una vecina divisó el cuerpo sin vida de la menor y dio aviso a la policía, quien tras unos minutos de estupor logró confirmar que la víctima era una menor que vivía en inmediaciones del lugar.
Karen Fernández presentaba heridas en todas partes del cuerpo, además de estar prácticamente desnuda. A partir de allí se tejieron un sinfín de versiones sobre lo sucedido y las causas de su muerte.

Autopsia y confirmación
Médicos de policía, personal de Fiscalía y peritos participaron de la autopsia del cuerpo de la pequeña Fernández. El propio Dr. Mariezcurrena confirmó a este medio que la menor presentaba una letal lesión vertebral, debido a una mordedura en la nuca, la que le provocó la muerte en el acto. Después presentaba mordeduras en las piernas, puntualmente en el muslo y glúteo derecho. También se determinó que la falta de ropas fue producto del arrastre que los animales provocaron con el cuerpo. Además, se comprobó que la ropa, al ser reubicada sobre el cuerpo, coincidía con las marcas de las heridas. Así se descartaron otras hipótesis que rodeaban a la causa y que hablaban de otras cuestiones que le habrían ocasionado la muerte previa al ataque canino. En la búsqueda de mayores datos que puedan ser aportados a la causa, la Justicia también encontró algunos testimonios que indicarían que los mismos animales habrían protagonizado un ataque contra algunos vecinos del lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias