7.9 C
San Pedro
domingo, junio 20, 2021
spot_img

Elevaron a juicio la causa por el asesinato de Reyna

Aunque no hay fecha establecida la Fiscal Gabriela Ates elevó a juicio la causa en la que juzgarán a los asesinos de Gabriel Reyna, el policía abatido durante un asalto a la Joyería Taibo, el 26 de noviembre de 2013. Son cuatro los imputados, entre ellos, un policía.

Publicidad

 

Concluida la rueda de testimonios e instrucción fue elevada a juicio la causa en la que se investiga el homicidio del policía de la Comisaría San Pedro Gabriel Reyna.

Publicidad

La medida fue adoptada por la Fiscal Gabriela Ates, que es quien instruyó la causa y lo solicitó luego de escuchar más de treinta testimonios de quienes aportaron datos por demás de importantes a la investigación.

El expediente cuenta con más de 1400 fojas y todos los trabajos de peritaje estuvieron a cargo de Gendarmería Nacional.

Los imputados son cuatro, de los cuales tres permanecen alojados en una unidad penal. Los arrecifeños Facundo Díaz, Mario Dominé y Lucas Balcaza, a quien le revocaron las salidas transitorias semanas atrás, y el policía sampedrino Manuel Frías, quien fue excarcelado días después de haber sido detenido.

TODOS PRESOSO
Díaz y Dominé ingresaron al comercio con fines de robo, pero fueron sorprendidos por los policías Reyna y Melgar cuando ya tenían dominados a quienes se hallaban en el interior de la joyería Taibo. Allí abrieron fuego contra los agentes cuando estaban a punto de ser reducidos.

Los dos malvivientes lograron escapar del comercio y huir en sentido a la calle Ruiz Moreno, tomaron por esa arteria y mientras se tiroteaban con los policías que habían arribado al lugar como refuerzos, uno de estos, Díaz, tomó por Pellegrini y se metió en una zapatería donde literalmente hizo estallar con su cuerpo el blindex de la puerta de ingreso; el otro, Dominé, siguió corriendo hasta la calle Salta y se introdujo en el edificio Mitre. Se dirigió hasta la terraza, intentó confundir arrojando el arma y un buzo que llevaba puesto pero igualmente fue capturado.

Así pudieron ser detenidos los dos sujetos, en medio del reclamo y la ira de la comunidad.
En las horas posteriores al hecho y gracias a las cámaras de seguridad que aportaron diversas imágenes, se pudo detener en Arrecifes a Lucas Balcaza, que era quien manejaba el VW Gol en el que se movilizaban los sujetos y quien permaneció dando vueltas en la misma cuadra mientras se perpetraba el hecho. Ante semejante desenlace decidió alejarse del lugar y regresar a la ciudad vecina.
También, al día siguiente al asesinato, se detuvo al policía Manuel Frías (actualmente apartado de la fuerza), quien además de ser compañero de Gabriel Reyna está sospechado de aportar datos logísticos a los arrecifeños para que estos pudieran cometer el robo.

El hecho se produjo el 26 de noviembre de 2013 a las 16:10 aproximadamente en la joyería Taibo, un tradicional comercio del centro sampedrino.

El patrullero en el cual se movilizaban los policías arribó al lugar rápidamente ya que algunos vecinos que ocasionalmente pasaban por allí advirtieron lo que estaba pasando. Al ingresar al comercio, ambos sujetos ya habían sido prácticamente reducidos, pero uno de ellos logró zafar y tras golpear a uno de los efectivos en su rostro disparó contra el otro agente.

El disparo que impactó en la cara de Reyna le ocasionó una grave herida que más tarde le produjo la muerte. En el mismo episodio también fueron heridos los policías Miguel Coronel y Patricia Melgar, quienes salvaron milagrosamente su vida pero jamás olvidarán el trance por el que les tocó atravesar.
Ahora será la justicia quien disponga sobre el caso, una vez superada la feria judicial se podrá conocer la fecha oficial de la jornada de juicio y allí se develará qué condena les cabrá a quienes protagonizaron uno de los hechos más conmovedores y tristes de la historia policial de la ciudad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias