11.7 C
San Pedro
martes, agosto 3, 2021
Publicidadspot_imgspot_img

El sampedrino que vivió en el estadio en Sídney el histórico triunfo de Los Pumas a los All Blacks

Alejandro Gerling vive en la ciudad de Australia donde el sábado la Selección Argentina logró la hazaña sobre Nueva Zelanda con él como testigo en la tribuna del Bankwest Stadium. "Iba pasando el tiempo y nos íbamos dando cuenta que era un partido histórico", admitió a La Opinión el contador quien en 2018 estuvo en el River-Boca en Madrid.

spot_img
Publicidad

 

La madrugada del sábado en Argentina el deporte nacional dio otro gran golpe en un año más que atípico por la pandemia de coronavirus: Los Pumas le ganaron por primera vez en la historia a los All Blacks, el mejor seleccionado del planeta.

Publicidad

Fue en Sídney, Australia, por la tercera semana del Personal Tri Nations que significó el debut para el elenco de Mario Ledesma. El 25 a 15 a Nueva Zelanda con todos los puntos de Nicolás Sánchez recorrió las portadas de los medios de comunicación de todo el mundo y en el sur de América muchos, los que no son del palo, se anoticiaron varias horas después cuando se despertaron.

Quien vivió en carne propia la hazaña es Alejandro Gerling que desde noviembre de 2019 vive en Australia, tal contó a La Opinión: “Llegué con la idea original de quedarme por un año, pero por el Covid me tuve que quedar. Tuvimos la suerte de que justo jugamos acá en Sídney y la idea también era aprovechar el espectáculo de ver una selección como la de Nueva Zelanda. Coordinamos con un amigo y fuimos nomás”.

El sampedrino, con su camiseta de River Plate, fue uno de los tantos argentinos que estuvo en una de las tribunas del Bankwest Stadium desde la que sufrió, festejó los penales, conversiones y el try de Sánchez; se asustó con la embestida neozelandesa y se desahogó cuando el árbitro marcó el final. Todo eso, como parte de ese grupo de “locos” vestidos de celeste y blanco que deslumbró al mundo casi igual que Los Pumas en el rectángulo de juego.

“No podíamos creer lo que iba pasando. Iba pasando el tiempo y nos íbamos dando cuenta que era un partido histórico”, admitió Gerling.

Alejandro Gerling es contador y en 2018, con su vida asentada en Capital Federal a la que llegó a los 18 años desde San Pedro para estudiar, obtuvo una visa de un año para trabajar en Dinamarca, renunció al suyo en Argentina y partió hacia Europa.

A Copenhague, la capital del país escandinavo, llegó con la idea de, además de conseguir una labor, recorrer y conocer nuevas tierras. Ese año, fue el de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca en Madrid, España, luego de los incidentes en el Estadio Monumental y el sampedrino junto a otros argentinos voló hasta el Estadio Santiago Bernabéu donde presenció la histórica definición en la que el club del que es fanático dio la vuelta olímpica.

“Fue una experiencia genial. La previa, el partido y el post partido con los festejos, todo.  La gente española nos paraban para hablarnos del partido y hasta para pedirnos alguna foto porque teníamos las remeras de River. Muy divertido”, contó en aquel momento a La Opinión.

Con la misma camiseta, la de River, pero el objetivo de alentar a la Selección Argentina en el inicio del Rugby Championship, Alejandro Gerling vivió y festejó en Sídney, desde adentro, una epopeya del rugby nacional que se anexó a tantas otras de deportistas con los colores celeste y blanco. Ese partido, se repetirá y recordará por siempre y él estuvo ahí.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo Último

Lo Más Leído

Publicidad
Publicidad

Otras noticias